El Parlamento de Maldivas aprueba extender durante 30 días el estado de emergencia en el país

Publicado 21/02/2018 4:13:14CET

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento de Maldivas ha aprobado este martes extender durante 30 días el estado de emergencia en el país, a petición del presidente, Abdulá Yamin, según ha informado el portal local de noticias Maldives Independent.

En la votación han participado únicamente 38 parlamentarios --todos ellos del partido gubernamental--, a pesar de que era necesario que estuvieran presentes 43 para que la votación fuera válida.

El expresidente Mohamed Nashid ha condenado la decisión del Parlamento, recalcando que tanto el estado de emergencia como su extensión son ilegales. La medida estará ahora en vigor hasta el 22 de marzo.

El Gobierno estadounidense había reclamado durante la jornada a Yamin que pusiera fin al estado de emergencia y que permitiera "un funcionamiento total y adecuado del Parlamento y el sistema de justicia".

El presidente de Maldivas declaró el estado de emergencia a raíz de la crisis política que se desató por la decisión del Tribunal Supremo de excarcelar a nueve opositores, medida que fue retirada después de la detención del presidente del organismo, Abdulá Said.

En su primer fallo, el Supremo ordenó la liberación inmediata de Nashid --quien se encuentra en el exilio-- y otros ocho líderes opositores, entre ellos el exvicepresidente Ahmed Adib, recalcando que se deben repetir los juicios contra ellos.

La decisión afectaba además al parlamentario Ahmed Faris; el líder del Partido Jumhuri, Gasim Ibrahim; el exfiscal general Muhuzaz Muhsin; el exmagistrado Ahmed Nihan; el líder del Partido Adhaalaz, Imran Abdulá; el exministro de Defensa Mohamed Nazim; y Hamid Ismail.

El tribunal ordenó además que los doce parlamentarios cesados de sus cargos que vuelvan a sus escaños, lo que da la mayoría a la oposición, que podría aprobar un 'impeachment' contra el presidente.

La inestabilidad es persistente en el archipiélago desde el derrocamiento de Nashid en febrero de 2012, tras lo que fue arrestado y sentenciado en marzo por ordenar el secuestro de un juez, tras un proceso criticado por la comunidad internacional.