La Policía india encuentra 19 fetos mientras investigaba una red de abortos de niñas

Madre india y su hijo bebé en India
BABU BABU / REUTERS
Actualizado 06/03/2017 22:45:47 CET

BOMBAY, 6 Mar. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

La Policía india ha encontrado este lunes 19 fetos abortados dentro de varias bolsas de plástico en un desagüe en el estado de Maharashtra mientras investigaban la repentina muerte de una mujer tras ser sometida a un aborto, un caso que las autoridades sospechan que puede forma parte de una red de feticidio femenino.

Las autoridades policiales han explicado este lunes que están colaborando con el personal sanitario para poder poner en marcha una investigación a gran escala sobre la muerte de la mujer y su posible relación con los 19 fetos encontrados. La joven perdió la vida en un pueblo del distrito de Sangli, cerca de la frontera con el estado de Karnataka, en el este de India.

Uno de los sospechosos es un homeópata, al que se le acusa de haber realizado abortos ilegales --con el objetivo de seleccionar el sexo de los nonatos-- en el sótano de su dispensario en el pueblo. El supuesto miembro de la red ha huido de la región.

La legislación india prohíbe terminantemente al personal médico del país que comunique el sexo de los bebés a sus padres antes de que nazcan. También prohíbe que se lleven a cabo pruebas para averiguar el género de los nonatos.

No obstante, el feticidio femenino es una práctica que aún tiene lugar en muchas partes de India, donde la mayor parte de las familias prefieren tener hijos varones. Por lo general, los abortos se realizan en estados extremadamente avanzados de la gestación, cuando los padres ya saben el género del bebé.

Las bodas tradicionales indias implican que tener una hija supone un coste económico muy grande, ya que la familia de la novia tiene que pagar gran parte de la ceremonia, que dura días y además debe entregar una dote a la familia del futuro marido. Los hombres, en cambio, pueden heredar tierras, continuar con el legado familiar y participar en la vida religiosa hindú. En India la entrega de una dote sigue siendo muy común, a pesar de ser ilegal.

La Policía fue alertada por los vecinos de la aldea después de que la fallecida, de 26 años, perdiera la vida mientras se sometía a un aborto voluntario en la clínica-sotáno del homeópata, que carece de licencia para llevar a cabo interrupciones de embarazo.

Después de acudir a la clínica para investigar la muerte de la joven, las autoridades encontraron los restos de 19 fetos en un desagüe cercano. "Creemos que se trata de fetos de género femenino. Nuestra investigación continúa en esa línea", ha explicado Satish Pawar, director de Sanidad en el estado de Maharashtra.

Los fetos encontrados serán sometidos a varias pruebas de ADN para determinar su género.

En India, hay de media 919 mujeres por cada 1.000 hombres, de acuerdo con estadísticas gubernamentales. Cada día hay menos mujeres debido a la cantidad de abortos ilegales que se practica en el país. Naciones Unidas ha llegado ha llegado a calificar la proporción de "emergencia nacional".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies