Una redada policial cierra el único festival de cine LGBT de Uganda

Bandera LGBT.
REUTERS / BRENDAN MCDERMID
Publicado 11/12/2017 21:14:24CET

LONDRES, 11 Dic. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

La Policía de Uganda ha cerrado de manera forzosa el único festival de cine LGBT del país este fin de semana, después de que varios agentes asaltaran el lugar en el que transcurría y de que los espectadores huyeran, temiendo un posible arresto.

Los hechos produjeron en la tarde del pasado sábado, durante el segundo día de festival, cuando tres policías, uno de ellos armados con un fusil AK-47, irrumpieron en el lugar donde se celebraba este festival en Kampala, la capital del Uganda.

"Estamos muy impresionados. En Uganda existe una narrativa de que no hay personas gays, que esto es una importanción de Occidente. Por esto necesitamos este tipo de festivales", ha mencionado el director del Festival Internacional de Cine Queer de Kampala, Kamoga Hassan.

El jefe del grupo pro Derechos Humanos 'Chapter Four Uganda', Nicholas Opiyo, ha asegurado que informó a los organizadores de que la Policía les seguía el rastro tras recibir un soplo.

Los ayudantes y asistentes al festival rapidamente lo abandonaron, ya que un agente había estado tomando fotos de aquellos que entraban y salían del festival, según Opiyo.

Por su parte, desde el Gobierno se ha asegurado que no estaban al tanto de este incidente.

Pese a estos hechos, los activistas LGBT ugandeses han indicado que tratarán de celebrar de nuevo el festival más tarde a lo largo de este mes. "Porque si no lo hacemos, eso significa que los homófobos están realmente ganando", ha indicado Hassan. "No vamos a doblegarnos porque no estamos rompiendo ninguna ley y estamos en el lado correcto de la Historia", ha añadido.

ANTECEDENTES DE ATAQUES

La homosexualidad es considerada ilegal en Uganda, un país socialmente conservador donde la violencia contra la población lesbiana, gay, bisexual y transgénero es común.

De hecho, no es la primera vez que la Policía de Uganda lleva a cabo acciones contra eventos similares, acusando a sus organizadores de reuniones ilegales y de promover un "estilo de vida gay". Ya el pasado año los agentes entraron a un club nocturno, en el que se estaba celebrando un evento gay, y arrestaron a al menos 15 personas.

Por su parte, Human Rights Watch (HRW) ha afirmado que en Uganda incluso se llevan a cabo exámenes anales forzosos para "comprobar" la homosexualidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies