Sessions promete averiguar la "verdad" tras el informe de congresistas republicanos

Jeff Sessions
REUTERS / JOSHUA ROBERTS
Publicado 02/02/2018 20:50:31CET

WASHINGTON, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, ha prometido trabajar para "determinar la verdad" tras el informe que cuestiona las investigaciones por la supuesta injerencia electoral de Rusia, pero ha reiterado su "confianza" en los miembros del Departamento de Justicia, alegando que "ningún departamento es perfecto".

"El Congreso ha realizado investigaciones relativas a un asunto de gran importancia para el país y se han suscitado dudas sobre la labor del Departamento", ha admitido Sessions, en un comunicado publicado poco después de que se desclasificara un controvertido informe elaborado por legisladores republicanos.

En él, se expone que el FBI y el Departamento de Justicia utilizaron como "parte esencial" para justificar la vigilancia de un asesor de campaña de Trump un dossier elaborado por un antiguo espía británico supuestamente por encargo del Partido Demócrata.

"Tengo una gran confianza en los hombres y mujeres del Departamento, pero ningún departamento es perfecto", ha dicho Sessions, que acto seguido ha prometido analizar la información recabada por los congresistas con vistas a "determinar la verdad de forma completa y justa".

En este sentido, ha señalado que los funcionarios deben rendir cuentas ante la ciudadanía y, por tanto, ha garantizado que "asumirán las responsabilidades" derivadas de las últimas informaciones, sin entrar en detalles sobre las meiddas que se podrían adoptar.

Los principales líderes demócratas en las dos cámaras del Congreso han remitido una carta a Trump para advertirle de los riesgos que conllevaría cesar al 'número dos' del Departamento de Justicia, Rod Rosenstein, o al fiscal especial al que este encargó investigar las presuntas relaciones entre el equipo del magnate neoyorquino y el Gobierno ruso, Robert Mueller.

Los demócratas temen que provoque "una crisis constitucional no vista desde la Masacre del Sábado por la Noche", en alusión a la cadena de ceses y dimisiones orquestada en 1973, en pleno escándalo del Watergate, contra el entonces presidente Richard Nixon.

"¿ESO ES TODO?"

El exdirector del FBI James Comey, cesado de forma fulminante por Trump cuando ya se investigaban la presunta injerencia de Rusia en las elecciones, se ha preguntado en Twitter si "eso es todo", poniendo en duda que todo este escándalo haya valido realmente la pena.

"Un informe falso y engañoso ha destrozado la Comisión de Inteligencia de la Cámara (de Representantes), ha destruido la confianza en los servicios de inteligencia, ha perjudicado las relaciones con el tribunal FISA (de Vigilancia de Inteligencia Extranjera) y ha expuesto de forma inexcusable una investigación clasificada de un ciudadano estadounidense", ha publicado Comey.

"¿Para qué? El Departamento de Justicia y el FBI deben seguir haciendo su trabajo", ha sentenciado el exdirector de la agencia federal.

La Asociación de Agentes del FBI Thomas O'Connor ha hecho público un comunicado en el que han confirmado que, por su parte, no permitirán que la "política partidista" les "distraiga" de hacer su labor. En este sentido, ha trasladado a la ciudadanía que sigue teniendo a su servicio a "la agencia de seguridad más sublime del mundo".