Sídney instalará obstáculos en sus principales vías peatonales para reducir los atropellos

Un furgón de la Policía australiana
REUTERS / DAVID GRAY
Publicado 23/06/2017 12:18:25CET

SÍDNEY, 23 Jun. (Reuters/EP) -

La Policía australiana ha asegurado este viernes que instalará barricadas en importantes vías peatonales de la ciudad de Sídney para reducir el riesgo de ataques extremistas con vehículos, después de los incidentes ocurridos en Europa y Estados Unidos.

La ciudad más importante de Australia también está considerando llevar a cabo medidas más permanentes como bolardos, jardineras y otros elementos en la zona comercial Martin Place, en la seda del Banco de Reserva de Australia, en el Consulado de Estados Unidos, un hotel y varios establecimientos de lujo.

"Se ha llevado a cabo un gran trabajo en cuanto a estrategias de mitigación de vehículos, incluyendo estudios de las mejores medidas del mundo que han sido compartidas", ha asegurado un portavoz de la Policía. "En última instancia, la Policía aconseja equilibrar la gestión del riesgo con la necesidad de que el público disfrute del acceso a espacios públicos", ha añadido.

En Melbourne, la segunda ciudad más grande de Australia, se han instalado alrededor de 140 bolardos en ocho zonas peatonales del centro de la ciudad para reducir el riesgo de ataques milicianos, según ha informado la cadena de televisión Australian Broadcasting Corporation.

Sídney ha tomado estas medidas tras los recientes atropellos ocurridos en Europa y Estados Unidos. Por ejemplo, en la madrugada de este lunes, al menos una persona murió y una decena resultaron heridas tras ser atropelladas por una furgoneta a la salida de la mezquita de Finsbury Park, en el norte de la capital británica. En mayo, en la plaza neoyorquina de Times Square, un vehículo arrolló a más de una veintena de peatones y acabando con la vida de un joven de 18 años.

Australia ha mantenido el nivel "alto" de amenaza desde 2015, debido a la probabilidad de ataques por parte de australianos radicalizados en Irak y Siria, donde el país estima que más de 100 de sus ciudadanos están luchando.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies