Siria acusa al Ejército de Turquía de bombardear sus posiciones en la provincia de Alepo

Publicado 10/03/2017 4:16:23CET

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Siria ha acusado este jueves al Ejército de Turquía de bombardear con cohetes y proyectiles de artillería sus posiciones en la región de Manbij, ubicada en la provincia de Alepo (norte).

Fuentes militares citadas por la agencia estatal siria de noticias, SANA, han afirmado que los ataques han causado muertos y heridos, sin dar más detalles al respecto.

Asimismo, han indicado que estos ataques "son un intento de detener los éxitos y progresos del Ejército sirio y las fuerzas que le respaldan en su guerra contra las organizaciones terroristas y los grupos afiliados para restaurar la estabilidad y la seguridad en Alepo y la totalidad del territorio sirio".

El Gobierno sirio ha denunciado en numerosas ocasiones las operaciones militares lanzadas por Turquía en el norte del país, recalcando que Damasco no ha dado su permiso para la entrada de tropas del país vecino.

El lunes, la milicia Consejo Militar de Manbij --apoyada por Estados Unidos-- cedió el control de varias localidades de Alepo a las fuerzas leales al Gobierno de Siria, en el marco de un acuerdo impulsado por Rusia y con el que se pretende rebajar la tensión en la zona.

La zona ha sido un foco constante de tensiones en las últimas semanas, habida cuenta de la gran cantidad de actores implicados en una operación que, teóricamente, tiene como objetivo final la derrota del grupo yihadista Estado Islámico.

A la implicación de los rebeldes apoyados por Estados Unidos y de las fuerzas del Gobierno sirio, respaldadas por Rusia, se suma la operación lanzada por las fuerzas de Turquía, que apoya al Ejército Libre Sirio (ELS).

El primer ministro turco, Binali Yildirim, ha advertido de que su Gobierno no descarta avanzar hacia Manbij sin hablar antes con Washington y Moscú, en la medida en que las cosas serían "mucho más complicadas".

Por su parte, Estados Unidos ha enviado un pequeño contingente militar a Manbij para evitar un posible enfrentamiento entre las fuerzas del ELS, y las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), integradas principalmente por milicias kurdas, apoyadas por Washington.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies