Las solicitudes de asilo caen en Alemania, pero para el Gobierno "queda mucho por hacer"

Protesta contra las deportaciones en el aeropuerto de Dusseldorf
REUTERS / WOLFGANG RATTAY
Publicado 16/01/2018 16:37:18CET

BERLÍN, 16 Ene. (DPA/EP) -

El número de peticiones de asilo presentadas en Alemania ha caído en 2017 hasta los 186.000 --casi cien mil menos en sólo un año--, según los datos presentados este martes por el ministro del Interior, Thomas de Maizière, quien ha advertido de que "todavía queda mucho por hacer".

La cifra de solicitudes ha caído drásticamente desde 2016, cuando 280.000 personas presentaron una solicitud de asilo, y más aún si se tienen en cuenta los datos relativos a 2015. En plena crisis migratoria en Europa, unos 890.000 migrantes reclamaron el estatus de refugiado en Alemania.

"La Oficina de Migración y Refugiados ha trabajado bien y rápido. Hemos abordado los principales problemas, pero todavía queda mucho por hacer", ha asegurado el ministro durante una rueda de prensa en Berlín. El número de deportaciones también se ha reducido ligeramente en 2017, al pasar de las 28.000 a las 26.000, según los datos oficiales.

El tema migratorio ha sido uno de los debates más recurrentes en los escenarios previo y posterior alas últimas elecciones parlamentarias, en los que la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de Angela Merkel revalidó su mayoría. La formación conservadora y el Partido Social Demócrata (SPD) han acordado entablar negociaciones para revalidar la 'gran coalición'.

AUMENTA LA POBLACIÓN

La Oficina Federal de Estadística de Alemania también ha divulgado este martes la actualización del censo, que contempla que a finales de 2016 había 82,5 millones de residentes. El recuento supone una subida del 0,4 por ciento respecto a 2015, debido principalmente a la inmigración --entraron 498.000 personas más de las que salieron--.

Sin embargo, Alemania registra un déficit demográfico en cuanto a nacimientos, ya que en 2016 murieron más personas de las que nacieron. La diferencia entre ambos valores fue de 118.000, unos 70.000 menos que en el año anterior, según los datos.

El número de extranjeros residentes en Alemania se ha disparado un 6,6 por ciento, hasta los 9,2 millones, mientras que la población local ha caído un 0,3 pir ciento.