Tillerson no irá a la cumbre de la OTAN pero visitará Rusia

Rex Tillerson
JOSHUA ROBERTS / REUTERS
Actualizado 21/03/2017 12:47:49 CET

WASHINGTON/BRUSELAS, 21 (Reuters/EP)

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, sopesa ausentarse de la cumbre de ministros de Exteriores de la OTAN que se celebrará en abril para poder recibir al presidente chino, Xi Jinping, en Washington, pero el mismo mes partirá a Rusia, según fuentes gubernamentales consultadas por Reuters.

La cumbre de la OTAN, prevista entre el 5 y el 6 de abril en Bruselas, será la primera que se celebre bajo el Gobierno de Donald Trump, que ha amenazado con reducir la contribución de Estados Unidos a la Alianza Atlántica si sus socios europeos no elevan sus aportaciones al mínimo requerido del 2 por ciento del PIB.

A pesar de la importancia de esta cumbre ministerial, Tillerson pretende posponer su debut en la OTAN para estar presente en la visita que Xi hará a Estados Unidos entre el 6 y el 7 de abril, durante la cual se reunirá con Trump en su complejo vacacional de Florida.

Después, han indicado las fuentes, el jefe de la diplomacia estadounidense partirá hacia Rusia, en lo que sería la primera visita oficial de un miembro de la nueva Administración norteamericana a los dominios de Vladimir Putin.

"No importa las vueltas que le des, es un simbolismo desafortunado", ha dicho un diplomático europeo, indicando que supone desandar el camino avanzado por el ministro de Defensa y el vicepresidente de Estados Unidos, James Mattis y Mike Pence, que visitaron la OTAN en febrero. "Necesitamos escuchar su visión para la Alianza", ha dicho otro diplomático europeo.

Por su parte, un diplomático francés ha restado importancia a la ausencia de Tillerson, recordando que el Departamento de Estado todavía no ha completado su transición desde el Gobierno de Barack Obama. "Un gran número de puestos siguen vacantes, por lo que el 'modus operandi' aún está en un limbo", ha apuntado.

Interrogado sobre esta cuestión, un representante de la OTAN, se ha limitado a recordar que "depende de los aliados decidir a qué nivel quieren estar representados" en esta cita.

Dos fuentes diplomáticas han anticipado que Tom Shannon, subsecretario de Estado para Asuntos Políticos durante el Gobierno Obama, será el encargado de ocupar la silla estadounidense en la cumbre de la OTAN.

NUEVO EJE WASHINGTON-MOSCÚ

Este desplante a la OTAN y acercamiento a Rusia, han valorado dos ex funcionarios estadounidenses, evidencia el nuevo rumbo que Trump pretende dar a la política exterior de Estados Unidos, priorizando las relaciones bilaterales al diálogo entre bloques que considera perjudicial para los intereses norteamericanos.

Trump no ha ocultado su admiración por su homólogo ruso, un liderazgo fuerte al que pretende emular. Sin embargo, sus relaciones y las de su equipo con el Kremlin han desatado una enorme polémica en Estados Unidos por la posible injerencia de Moscú en las elecciones norteamericanas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies