Tusk pide "reforzar" la relación económica con EEUU y preparar "todos los escenarios" si no exime a UE de arancel

Donald Tusk
REUTERS / CLODAGH KILCOYNE - Archivo
Publicado 20/03/2018 21:36:16CET

BRUSELAS, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha defendido la necesidad de "reforzar" la relación económica entre el bloque y Estados Unidos aunque los europeos deberán prepararse para "todos los escenarios posibles" si finalmente la Administración de Donald Trump no excluye a la Unión Europea del polémico arancel del 25% al acero y del 10% al aluminio.

"Tenemos que preparar para todos los escenarios posibles. Como principal poder comercial mundial, la respuesta de la UE será responsable y razonable", ha defendido Tusk en su carta de invitación a la cumbre de este jueves y viernes a los jefes de Estado y de Gobierno, en que la entre otros asuntos abordarán los polémicos aranceles de Estados Unidos y su política comercial con terceros.

La comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, se ha desplazado a Washington este martes y miércoles para reunirse con el secretario de Comercio, Wilbur Ross, para volver a reclamar a la Administración de Trump que exima a la UE "en su conjunto" de los aranceles y que ambas partes cooperen para atajar el problema de sobreproducción mundial en la raíz del sector acero.

"Respaldamos a la Comisión Europea", ha recalcado Tusk en su misiva, en la que ha recordado que "cuando Estados Unidos subió los aranceles en 1930" afectando a un tercio del comercio europeo "llevó a una guerra comercial global".

Tusk ha dejado claro que si se aplican los nuevos aranceles anunciados por Trump afectarán al 1,5% del comercio trasatlántico y hará "inevitable" una respuesta de la UE compatible con las normas de la Organización Mundial del Comercio. "Tal respuesta sería inevitable dado el número de empleos potencialmente afectados en Europa", ha remachado.

A pesar de "las turbulencias estacionales" actuales con Estados Unidos, el presidente del Consejo Europeo ha subrayado que "las relaciones trasatlánticas son la piedra angular de la seguridad y prosperidad tanto de Estados Unidos como la Unión Europea" y el bloque europeo debería seguir intentando "reforzar la relación trasatlántica económica" con Estados Unidos, "no debilitarla".

Los líderes europeos reclamarán en la cumbre que Trump excluya a la UE de los aranceles y su colaboración para atajar el problema de sobreproducción en el sector del acero, pero no hay consenso entre los 28 para pedir el relanzamiento de las negociaciones de un acuerdo de libre comercio, según una fuente de alto nivel europea.

Con todo, Tusk ha recordado que el comercio "libre y justo" ha creado "millones" de empleos en Europa y ha contribuido al a estabilidad y la paz en el mundo. "Por tanto, siempre querremos más comercio, no menos", ha insistido el polaco, que ha recordado los acuerdos de libre comercio sellados con Canadá, Japón, Singapur y Vietnam y los que están en curso de negociación con Mercosur y México y previstos con Australia y Nueva Zelanda.

ATAQUE EN SALISBURY

Tusk también ha reclamado a los líderes ir más allá de expresar la "plena solidaridad" con Reino Unido y acordar "conclusiones operativas" tras el ataque con gas nervioso contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija en la localidad británica de Salisbury porque se trata de un incidente que "plantea un desafío" para la seguridad colectiva.

"Propondré reforzar nuestra resiliencia contra los riesgos químicos, biológicos, radiológicos y nucleares, incluido a través de una mayor cooperación entre las instituciones de la UE, nuestros estados y la OTAN", ha avanzado en su misiva, en la que también pide reforzar las capacidades del bloque para atajar las amenazas híbridas, incluido en el área cibernética, comunicación estratégica y contrainteligencia.

"Nadie está hablando de sanciones adicionales hasta ahora", ha explicado un alto funcionario europeo, que ha admitido que gran parte del debate que mantendrán los líderes girará en torno a "la atribución" del ataque y la coordinación de acciones.

Se espera que los líderes europeos condenen con la máxima firmeza el ataque con gas nervioso y se comprometan a coordinarse respecto a "las consecuencias a extraer a la luz de las respuestas que ofrezcan las autoridades rusas" tras dejar claro que se toman "extremadamente en serio" la evaluación del Gobierno de Londres, que ve "altamente probable" que Rusia esté detrás.

TURQUÍA Y BALCANES

Tusk también confía en que los líderes europeos respalden en la cumbre celebrar la cumbre a nivel de líderes de la UE con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, prevista el próximo lunes en Varna (Bulgaria) pese al malestar de Grecia y Chipre por las últimas "violaciones de soberanía" de Turquía en el Mediterráneo Oriental y el Egeo, según ha avanzado un alto funcionario europeo.

Los líderes europeos también abordarán los preparativos para la cumbre con los Balcanes en Sofía en mayo, a la que el Gobierno español no ha decidido si acudirá el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para no coincidir con el presidente kosovar y mantener la coherencia con su política de no reconocimiento de la independencia unilateral del territorio balcánico de Serbia, aunque la fuente ha insistido en que la cita se centrará sobre todo en la conectividad y en la cooperación para atajar los desafíos de seguridad y que "la cuestión de la ampliación debe ser discutida ante entre los 28 países de la UE. Prevemos un debate para ello en junio", ha precisado la fuente de alto nivel europea.