UNICEF describe la situación en Ghuta Orienta como "el infierno en la tierra" para los niños

Bombardeo sobre Duma, Ghuta Oriental
REUTERS / BASSAM KHABIEH - Archivo
Publicado 08/03/2018 20:11:32CET

BEIRUT, 8 Mar. (Reuters/EP) -

La directora ejecutiva del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Henrietta Fore, ha descrito este jueves la situación en la región siria de Ghuta Oriental como "el infierno en la tierra" para los niños.

"Los bombardeos son prácticamente incesantes y la cantidad de violencia implica que el niño ve la violencia, la muerte, la mutilación. Ahora hay falta de agua y comida, por lo que llegan las enfermedades", ha dicho, en una entrevista concedida a la agencia británica de noticias Reuters.

"La comunidad humanitaria necesita una oportunidad para entregar ayuda. Los convoys tienen que llegar como comida y suministros, y el último sólo pudo descargar la mitad de lo que trasladaba", ha sostenido.

Fore ha resaltado que 5,8 millones de sirios están desplazados, ya sea a nivel interno o externo, al tiempo que ha manifestado que "la mitad de ellos son niños, que son los más afectados".

"La situación en Ghuta Oriental es particularmente dura. No tenemos suficiente acceso (...) y es un momento muy difícil para los niños", ha remachado la directora ejecutiva de UNICEF.

Este mismo jueves, la organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) --que apoya clínicas en la zona-- ha cifrado en más de mil los muertos como consecuencia de los bombardeos lanzados por las fuerzas del régimen sirio y sus aliados en la región, escenario de incesantes ataques desde hace más de dos semanas.

La organización calcula que, desde que se recrudecieron los ataques, 71 personas han muerto de media cada día y otras 344 han resultado heridas. En total, han perdido la vida 1.005 personas, mientras que otras 4.829 han sufrido heridas, y el balance sigue subiendo conforme pasan las horas y la ofensiva continúa --dos de los diez centros que participan en el balance no actualizan datos desde el 3 de marzo--.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos señaló en la noche del miércoles que las fuerzas del presidente, Bashar al Assad, habían logrado dividir en dos la región, antes de indicar que el Ejército se había hecho con el 52 por ciento del territorio de Ghuta Oriental.

Damasco y Moscú alegan que sus objetivos en el caso de Ghuta Oriental son grupos terroristas, un argumento que ha puesto en duda el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein.

La derrota en Ghuta supondría para los rebeldes el mayor golpe militar desde que perdieron la zona este de Alepo a finales de 2016. Entonces, el régimen también empleó una táctica similar de asedio, ataques aéreos y asaltos terrestres para salirse con la suya, a costa de llevar al límite a decenas de miles de personas.