El Ayuntamiento dispone de 169 plazas para alojar a temporeros, con la apertura esta noche del Polideportivo Espartero

Temporeros vendimiando
EUROPA PRESS
Actualizado 04/07/2015 0:13:04 CET

LOGROÑO, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Logroño dispone desde hoy de un total de 169 plazas para alojar a los temporeros que se acercan para trabajar en la vendimia de La Rioja, ya que, como ha anunciado la concejala de Política Social, Paloma Corres, esta misma noche, y por espacio de unos quince días, se va a abrir el Polideportivo Espartero.

Como ha señalado la edil, esta infraestructura cuenta con un total de 120 plazas para dormir, que se unen a las 49 del Centro Municipal de Acogida (CMA), recursos "que consideramos suficientes, llegamos hasta donde podemos llegar, teniendo en cuenta que los Ayuntamientos no estamos obligados a alojar a los temporeros, que es obligación del agricultor".

Corres ha ofrecido estas declaraciones en una rueda de prensa que ha ofrecido junto con otros miembros de la Mesa de la Pobreza, entidad encargada de organizar los recursos de diferentes instituciones y asociaciones para la campaña de temporeros, que, como ha dicho la concejala, "este año ha empezado antes".

"El año pasado, la vendimia se retrasó algo, pero, en esta ocasión, las noticias que hablaban de un cierto adelanto ha traído hasta Logroño a más personas y antes en el tiempo", ha apuntado Corres, quien ha avanzado que, además del polideportivo, hoy mismo también se van a abrir otros servicios, como la consigna, y que se ha reforzado el servicio en el CMA con dos profesionales más".

Ante la llegada de personas, el Centro Municipal de Acogida ha venido atendiendo a todas las personas "de manera integral", así como a la Cocina Económica. La responsable de la Cocina Económica, sor Josefa Pérez, ha dado a conocer algunos de los datos más significativos de estos días.

Así, el 28 de septiembre, por ejemplo, se atendieron a 260 personas en la comida y a 267 en la cena. El 24 de septiembre fueron 242 en la comida y 252 en la cena. Por último, el día 20 de septiembre se atendieron a 167 personas en la comida y 181 en la cena.

Por su parte, el Centro Municipal de Acogida atiende diariamente a 100 personas. "En muchos casos se les ayuda con alojamiento, en otros los temporeros lo rechazan, se les apoya con servicio de comidas y cenas, de duchas o en otros casos con información laboral", ha añadido Corres. En datos, en Cocina Económica se vienen doblando turnos desde hace 10 días.

OBJETIVOS DE LA CAMPAÑA.

Los objetivos de la campaña son, como ha recordado la edil, "optimizar el servicio que se presta mediante la coordinación de los recursos existentes en atención a temporeros; incrementar la capacidad de acogida y alojamiento con la apertura de nuevos recursos; y desarrollar en la calle actuaciones de información y orientación para estas personas.

"Desde la llegada al Gobierno de este equipo, se han rentabilizado todos los recursos para poder ofrecer el mejor servicio a los temporeros, que son atendidos desde el primer momento que llegan a Logroño por un equipo de profesionales y, luego, por el dispositivo organizado por la Mesa de la Pobreza. Ahora hay más plazas y más servicios", ha añadido la edil.

Para Jaime Caballero, de Cruz Roja, es "importante destacar el trabajo continuado que hace la Mesa contra la Pobreza, el trabajo de la administración junto a los colectivos, que se reúne periódicamente para diseñar la campaña teniendo en cuenta la evaluación de la campaña anterior".

Por su parte, Obdulia García, de Cáritas, ha hecho referencia a que Cáritas "apoya a los temporeros en las tareas de consigna, así como en el asesoramiento de contratos". Ha señalado que la consigna adelantará su horario de apertura tanto por la mañana, a las 6,30 horas, como por la tarde, de 20,30 a 22 horas.

CENTROS DE ACOGIDA.

El Centro Municipal de Acogida, en la calle Herrerías, 22, está ya funcionando, desde el inicio de la llegada de temporeros, y lo hará durante toda la campaña.

Esta primera fase consiste en dos días de alojamiento y manutención y tiene por objeto que en este tiempo los usuarios puedan trasladarse a los pueblos donde hacer los contactos para el trabajo. La capacidad del centro se amplía al máximo, destinando a corta estancia todas las plazas no dedicadas a larga estancia hasta un máximo de 49 plazas.

La segunda fase se desarrolla cuando ya ha empezado la vendimia en algunas zonas, pero no en otras, y todavía se pueden establecer contactos de trabajo. En esta fase coinciden personas que vienen por primera vez con otras que ya han estado trabajando y están de paso hacia otras zonas, por lo que es previsible un importante aumento de personas.

Por esto se abrirá un alojamiento extraordinario, con capacidad para 120 plazas, en un polideportivo, que estará operativo desde hoy y durante dos semanas -de 23.00 a 7.00 horas-, variable en función de las circunstancias. En esta fase el recurso no tendrá un período de estancia establecido.

La tercera fase, al finalizar la vendimia, acogerá a las personas que no hayan obtenido recursos suficientes para volver a su casa o que precisen de alguna otra atención social. En esta fase estarán operativas las plazas habituales del Centro Municipal de Acogida.

GESTIÓN DE LOS RECURSOS.

El Centro Municipal de Acogida coordina el funcionamiento de los recursos durante la campaña. Proporciona alojamiento, manutención y atención social durante dos días y realiza tareas de atención social personas no alojadas. Ofrece en campaña 49 plazas y el horario de acogida es de 20,30 a 22 horas, la entrada, y las 8 horas, la salida.

El equipo de calle del Proyecto Alasca detecta y contacta con las personas que viven en la calle y les da información sobre recursos sociales y normas de acogida. Hace recorridos por los lugares de llegada o reunión de temporeros, como la estación de autobuses, parques, pasajes y calles cercanas durante los días de la campaña.

El alojamiento extraordinario en el polideportivo ofrece 120 plazas en horario de 23 a 7 horas. Va dirigido a personas sin recursos y que hayan agotado los plazos de estancia en el Centro Municipal de Acogida. Da alojamiento y desayuno, además de permitir usar las instalaciones para higiene personal, en un periodo que va desde hoy hasta el 12 de octubre.

Existe un punto de información para temporeros en la estación de autobuses ofrecido por ATIM Rioja sobre el trabajo temporero, desarrollo de la vendimia y oficinas de atención a temporeros en La Rioja.

Además, voluntarios de la Iglesia de los Apóstoles de los Últimos Días colaboran en la acogida en el polideportivo mientras dure el alojamiento extraordinario; Cáritas aporta información sobre los convenios laborales, evolución de la vendimia en las diferentes zonas, centros de información y bolsas de empleo; Cocina Económica, en el comedor social, sirve comidas y cenas a quienes acudan con vales municipales y proporcionará vales propios; y el Banco de Alimentos aportará desayunos para el alojamiento extraordinario.

Paloma Corres ha aprovechado la ocasión para reclamar vigilancia "a la Inspección de Trabajo" sobre el alojamiento, así como que "quienes sepan de mafias o abusos, que lo denuncien, porque los ayuntamientos no tenemos obligación de alojar a los temporeros, lo hacemos porque creemos que debemos hacerlo, pero llegamos hasta donde podemos y más teniendo en cuenta que en Logroño no hay vendimia".

La jefa de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Logroño, Carmen Tamayo, ha apuntado, por último, que a los alojamientos municipales "no llega más gente porque hay personas que prefieren dormir en la calle, así llegan antes al reparto del trabajo" y ha señalado que "no es necesario ampliar las plazas", aunque ha reconocido que "a todos no se puede llegar".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies