Desarticulada una organización criminal dedicada al hurto en domicilios en varias comunidades

Se han intervenido más de 3.000 euros en efectivo.
EUROPA PRESS
Publicado 29/03/2017 14:40:58CET

Hasta el momento se han detenido a nueve personas y realizado cuatro registros, tres de ellos en Zaragoza

ZARAGOZA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han desarticulado, en una operación conjunta, una organización criminal asentada en Zaragoza capital y dedicada al hurto en el interior de domicilios, situados en Aragón, Asturias, La Rioja, Castilla-La Mancha y Castilla y León. Sus víctimas eran, la mayoría, personas de avanzada edad.

Hasta el momento los agentes han detenido a nueve personas y realizado cuatro registros, tres de ellos en la capital aragonesa y uno en la localidad zaragozana de Alfajarín. Entre los objetos intervenidos hay joyas, teléfonos móviles, tablets, ordenadores portátiles, más de 3.000 euros en efectivo y 15 vehículos de alta gama.

La operación ha sido presentada este miércoles, 29 de marzo, en una rueda de prensa en la sede de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, en la que han estado presentes el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde; el subinspector del Grupo de Hurtos de la Policía Nacional, Marco Pérez; el jefe superior de Policía en Aragón, José Villar del Saz; el teniente coronel Arroyo, jefe de la Guardia Civil de Zaragoza, y el sargento Ornat, jefe del grupo de Patrimonio de la Guardia Civil de Zaragoza.

La investigación se inició en octubre de 2016 por parte de la Benemértita de Ciudad Real, cuando tuvieron conocimiento, gracias a la colaboración ciudadana, de múltiples hurtos en el interior de viviendas de diferentes localidades de la provincia con el mismo 'modus operandi'.

Durante el transcurso de la operación, los guardias civiles identificaron a un grupo de personas de nacionalidad rumana y detectaron que había cesado su actividad delictiva en la provincia, pero comprobaron que estaban siendo investigados por el Grupo de Hurtos de la Policía Nacional de Zaragoza, por delitos cometidos en Aragón. En este momento, ambos cuerpos policiales iniciaron una operación conjunta para la localización y detención de la organización.

RED ASENTADA EN ZARAGOZA

Los agentes determinaron que la red se había asentado en Zaragoza capital y que sus componentes seguían cometiendo hurtos, con el mismo procedimiento, en diferentes localidades como Gijón, Oviedo, Teruel, Logroño, Burgos y León.

La organización criminal, compuesta por hombres y mujeres, utilizaba diferentes vehículos de alta gama, de forma aleatoria, para su desplazamiento a las zonas en las que cometían los hechos delictivos sin levantar sospechas. Una vez en la localidad, elegían como víctimas personas de avanzada edad, sobre todo octogenarios y nonagenarios.

Las mujeres eran las encargadas de personarse en los domicilios de las víctimas y, fingiendo ser trabajadoras sociales, personal del ayuntamiento u ocupaciones similares, les ofrecían servicios asistenciales. Tras ganarse su confianza, accedían al interior de la vivienda donde, sin percatarse los moradores, les sustraían las joyas y dinero que había en el inmueble e incluso las que portaban ellos. Después de cometer el hurto, abandonaban la población en un vehículo que las esperaba en las inmediaciones, conducido por varones.

DETENCIONES

Con los datos obtenidos, los agentes procedieron a la localización y detención, el 25 de marzo, de tres de los integrantes del grupo en León, ciudad a la que se habían desplazado los sospechosos con la finalidad de cometer más hechos delictivos, pero no pudiendo llevarlos a cabo al ser interceptados.

Al día siguiente, 26 de marzo, agentes del Grupo de Hurtos de Policía Nacional y el Equipo de Policía Judicial de Guardia Civil Zaragoza, llevaron un total de cuatro registros, tres de ellos en domicilios de la capital aragonesa y uno en una nave industrial de la localidad zaragozana de Alfajarín, donde guardaban los vehículos utilizados por la organización.

En los registros se han intervenido gran cantidad de joyas (pulseras, colgantes, anillos, broches y relojes), y más de 3.500 euros en efectivo, ocultos en ropas, tarjetas de crédito, décimos de lotería, provenientes de domicilios donde cometido los hurtos, teléfonos móviles, tablets, ordenadores portátiles, gafas de sol y prendas de vestir utilizadas en la comisión de los hechos, y 15 vehículos, alguno de ellos de alta gama.

Como resultado de la operación, desde el 25 al 28 de marzo, han sido detenidos un total de nueve personas, cinco mujeres y cuatro hombres, de edades comprendidas entre los 21 y 49 años, todos ellos de nacionalidad rumana y con domicilio actual en Zaragoza.

A los arrestado se les imputan delitos de hurto y de pertenencia a organización criminal. Hasta el momento se han esclarecido un total de 62 hurtos, entre los que hay cuatro robos con violencia. De todos ellos, 34 cometidos en la demarcación de Policía Nacional y 28 en la de Guardia Civil. Además, hay que añadir tres delitos de estafas realizadas en cajeros automáticos.

INVESTIGACIÓN ABIERTA

La investigación continúa abierta y se está intentando encontrar a los propietarios de los efectos intervenidos. Las diligencias han sido remitidas al Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza y número 2 de Ciudad Real. Tres de las detenidas han ingresado en prisión.

El subinspector del Grupo de Hurtos de la Policía Nacional, Marco Pérez, ha puntualizado que los componentes de esta organización criminal ya tenían un bagaje delictivo con, en algunos casos, hasta tres detenciones anteriores. Aragón ha sido, posiblemente, la comunidad más perjudicada por los últimos hurtos que han motivado los arrestos.

En esta operación han participado agentes pertenecientes a Guardia Civil de Ciudad Real y del Grupo de Hurtos del Cuerpo Nacional de Policía de Zaragoza y del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Zaragoza, y Unidad de Helicópteros de Policía Nacional de Zaragoza (para la inspección de la nave en Alfajarin).

El delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, ha destacado la labor realizada por la Policía Nacional y la Guardia Civil, y ha incidido en que en las localidades aragonesas se realizan actividades de prevención dirigidas a personas mayores, a quienes a animado a participar en ellas para saber la forma en la que deben actuar en este tipo de circunstancias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies