Ahora Madrid reivindicará la labor policial y pedirá a Delegación información sobre el herido trasladado a comisaría

Varias personas en Lavapiés (Madrid) tras los disturbios
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 21/03/2018 17:41:07 CET

Quieren instar al Gobierno de España a "modificar el marco normativo que impide a las personas migrantes el ejercicio de todos sus derechos"

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

Ahora Madrid reivindicará este jueves en el Pleno de Cibeles la labor de la Policía Municipal y solicitará a la Delegación de Gobierno toda la información relativa al dispositivo desplegado el 15 de marzo en Lavapiés, concretamente en lo referido a la actuación en la Plaza Nelson Mandela y en el tiempo posterior con relación al ciudadano Aroma Diakhate.

Así lo recoge la moción de urgencia que Ahora Madrid defenderá mañana en el Pleno después de que el lunes recibiera el alta hospitalaria tras cuatro días el hombre herido de un fuerte golpe en la cabeza supuestamente propinado por un agente de la Unidad de Intervención de la Policía Nacional (UIP) durante los disturbios de la noche del jueves.

El herido, Aroma Diakhate, fue ingresado el jueves por la noche en Urgencias con un fuerte golpe en la cabeza propinado, según él mismo contó al diario.es, por un porrazo de un agente 'antidisturbios' cuando estaba mirando lo que ocurría apoyado en una papelera tras liarse un cigarro.

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, cuestionó este lunes que la Policía Nacional trasladase a una comisaría al ciudadano senegalés herido en los altercados del pasado jueves en Lavapiés cuando "lo que hay que hacer" es llevarlo a un hospital.

Desde Policía Nacional contestaron que se le llevó a una comisaría en primer lugar porque Lavapiés no era una zona segura para la llegada de la ambulancia por los disturbios tras la muerte de Mmame Mbaye.

"IMPORTANTE LABOR DE LA POLICÍA MUNICIPAL"

Ahora Madrid lamenta la muerte del ciudadano de origen senegalés Mmame Mbaye y trasladará en la moción todo su apoyo a su familia, amigos y entorno social, además de reivindicar la "importante labor de los cuerpos municipales de emergencia y, en particular, de la Policía Municipal".

Desde el grupo de gobierno apoyan el desarrollo de la investigación en curso para esclarecer los hechos acontecidos el 15 de marzo en Centro en torno a la muerte de Mmame Mbaye y expresarán su rechazo a toda manifestación de violencia como medio de resolución de conflictos reprobando, en la línea en la que lo han hecho diferentes colectivos senegaleses y asociaciones del barrio de Lavapiés, los altercados producidos la noche del día 15 como "manera injustificable de expresar y de resolver esta situación".

A eso unirán el compromiso para desarrollar programas sobre cultura de la paz y la no violencia, así como de educación para la convivencia. En la moción de urgencia Ahora Madrid reivindicará el barrio de Lavapiés y su tejido social como ejemplo de dinamismo y convivencia, además de poner en valor la "templada y congruente movilización ciudadana y el ejercicio de los derechos democráticos protagonizados por sus vecinos"

MODIFICACIÓN NORMATIVA ESTATAL

"El marco normativo niega a las personas migrantes toda condición de
sujeto de derechos", recoge la moción a la que ha tenido acceso Europa Press, donde exponen que los gobiernos locales prestan todos los servicios que tienen a su alcance para dar respuesta a la realidad, ya sea asistencia sanitaria de urgencia en la calle, recursos habitacionales y ayudas de emergencia, acceso al idioma o escolarización de los menores.

Dadas las "limitaciones de las administraciones locales" para abordar esta problemática, desde el Pleno del Ayuntamiento de Madrid tratarán de conseguir el respaldo para instar al Gobierno de España a "modificar el marco normativo que impide a las personas migrantes el ejercicio de todos sus derechos, dando cumplimiento a los acuerdos y tratados internacionales sobre Derechos Humanos suscritos".

En el texto de urgencia Ahora Madrid destaca que las políticas públicas de acogida e integración de las personas migrantes "carece en la mayoría de las ocasiones de una mirada de Derechos Humanos con el único argumento de la existencia de unas personas no nacionales, motivo suficiente para negar asistencia sanitaria, participación, empleo".

Esta realidad enfrenta a las sociedades al "enorme reto de dejar de concebir la movilidad humana como un problema o una cuestión de seguridad reconociendo el acceso efectivo de estas personas a un marco de protección, que les pertenece como seres humanos y que les proteja efectivamente desde el país de origen a los países de tránsito y destino".

"Aunque los países puedan determinar legalmente las condiciones de entrada y permanencia en sus territorios, tienen también la obligación de respetar, proteger y dar acceso real a los Derechos Humanos de todas las personas bajo su jurisdicción territorial, con independencia de su nacionalidad, origen o su situación administrativa, como lo establecen el conjunto de instrumentos jurídicos internacionales sobre Derechos Humanos", indican.

"Ser una persona migrante sin papeles en nuestro país significa vivir en una situación de grave exclusión social, sufrir situaciones que inevitablemente inciden de manera significativa en la salud de las personas que lo soportan y en las formas de relación y convivencia de las que nos dotamos como sociedad generando un sufrimiento injustificado a personas que no lo merecen", destacan desde Ahora Madrid.