La Asamblea mantiene siete coches oficiales de cara a los próximos cuatro años

Asamblea Madrid
EUROPA PRESS
Actualizado 30/07/2016 10:34:08 CET

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea de Madrid contará de nuevo con siete coches oficiales de cara a los próximos cuatro años, después de que la Mesa de la Diputación Permanente aprobase el 21 de julio licitar el arrendamiento de nuevos vehículos.

Los coches de la Asamblea tienen como función el desplazamiento de la presidenta de la Cámara regional, Paloma Adrados, y los miembros de la Mesa de la Cámara. Además, realizan labores de paquetería y correspondencia.

Pero, al comienzo de la legislatura los diputados de la Mesa de los grupos parlamentarios de la oposición (PSOE, Podemos y Ciudadanos) renunciaron a utilizarlos.

"Si de verdad queremos que la regeneración llegue a las instituciones, es necesario dar ejemplo", argumentó entonces el vicepresidente primero de la Asamblea, el diputado de Ciudadanos Juan Trinidad.

El 24 de octubre de este año concluye el actual contrato de los siete coches, que estaba vigente desde hace dos años. Y, según han informado fuentes parlamentarias a Europa Press, la Mesa de la Diputación Permanente aprobó el 21 de julio volver a licitar por arrendamiento los vehículos, esta vez por un período de cuatro años.

Las bases se publicarán en los próximos días en el Perfil del Contratante de la página web de la Cámara regional. Desde ese momento, las empresas tendrán quince días para presentar sus ofertas. Posteriormente, serán estudiadas por los técnicos de la Asamblea.

PODEMOS SE OPONE

Durante la reunión de julio, el Grupo Parlamentario de Podemos mostró su disconformidad con los términos en los que se va a licitar el nuevo contrato. "Creemos que no hacen falta siete coches, con uno sería suficiente. No podemos tener unos coches caros para paquetes", ha señalado, en declaraciones a Europa Press, el portavoz de la formación morada, José Manuel López.

La formación morada propuso que la Cámara licitase el contrato por un solo vehículo y reubicase a los conductores, funcionarios de la Asamblea, en otras labores del Parlamento. A juicio de López, "no tiene sentido que se sigan manteniendo los vehículos" cuando la oposición ha renunciado a ellos. "Por ahí se está yendo mucho dinero", ha criticado López.