Asociaciones pide conservar las cocheras de Cuatro Caminos con una ordenación compatible con las viviendas

Proyecto de viviendas en las antiguas cocheras de Metro de Cuatro Caminos
EUROPA PRESS
Publicado 14/12/2016 18:44:32CET

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las asociaciones Salvemos Cuatro Caminos, Parque Sí en Chamberí, Corazón Verde en Chamberí, Ecologistas en Acción, Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, Nosotras Mismas Chamberí, Salvemos el frontón Beti Jai y Amigos de la Cornisa han pedido este miércoles que las cocheras históricas del Metro situadas en Cuatro Caminos se integren en la parcela, "conservándolas con una nueva ordenación compatible con el barrio y las viviendas".

El pasado lunes 5 de diciembre el Ayuntamiento de Madrid confirmó que la propuesta para el desarrollo del ámbito Cocheras de Cuatro Caminos es inviable, ya que se mantienen los incumplimientos respecto a la normativa vigente del Plan General de Ordenación Urbana de 1997. Y es que, según indican, para poder considerar soterradas las nuevas cocheras, éstas como mucho podrían sobresalir del suelo un metro y medio en cualquiera de sus lados.

En un manifiesto, las asociaciones firmantes se alegran y felicitan al Ayuntamiento "por haber mantenido firmemente su obligación de velar para que las normas urbanísticas que rigen para todos los madrileños se cumplan también en este ámbito en todos sus términos".

Sin embargo, no están del todo satisfechas porque echan de menos una "actitud comprometida por parte de todas las instituciones con su obligación de conservar y enriquecer su Patrimonio histórico, cultural y arquitectónico, que cuenta en Cuatro Caminos con las primeras cocheras de Metro de España".

"Es una obra de singular valor como patrimonio industrial y memoria del desarrollo tecnológico y del crecimiento urbano de nuestra ciudad, más aún tras demostrarse que entre sus autores se encuentra Antonio Palacios, arquitecto que para Madrid tiene una importancia análoga a la que se le reconoce a Gaudí en Barcelona", señalan.

Estas organizaciones reprochan al Ayuntamiento su "indiferencia" sobre este asunto, pese a la aprobación en la Junta Municipal de Chamberí de una proposición solicitando su protección y "el activo interés por la desaparición de las Cocheras Históricas que está demostrando la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid, actuando justo al contrario de lo que cabría esperar de este organismo, obviando así la petición de la Asamblea de Madrid de iniciar el procedimiento para declararlas Bien de Interés Cultural".

Por todo ello, piden que la conservación de la parte histórica de las Cocheras sea incorporada a la solución definitiva para el desarrollo del ámbito, "sea cual sea" y creen que "el empecinamiento de la propiedad en impulsar una iniciativa inviable por ser contraria a la legalidad urbanística ha llevado a una situación de bloqueo en el proceso que no beneficia a nadie".

Por todo ello, consideran necesario que Metro adapte la actividad ferroviaria en la parcela mediante el uso de las Cocheras Históricas rehabilitadas, "toda vez que ha sido precisamente su propuesta de nuevas cocheras en este ámbito la que, al ser contraria a la legalidad urbanística, sucesivamente se ha revelado como el único y verdadero obstáculo para el desarrollo y la transformación urbana en esta área que tanto beneficio podría aportar a su entorno".

Los servicios técnicos municipales mantuvieron dos reuniones con técnicos de Metro, de la cooperativa y de su gestora, con objeto de clarificar las condiciones técnicas requeridas. Según explican, el Ayuntamiento habría concretado la condición de soterramiento exigida para las nuevas cocheras en que se cumpla del artículo 6.6.15 del Plan General, que limita a un máximo de 1,50 metros sobre la calle la distancia de la cara superior del techo de estas cocheras para que puedan ser consideradas bajo rasante.

La nueva propuesta presentada mantiene una separación mayor de dicha distancia máxima en todo el perímetro, excepto en los frentes de Reina Victoria y el tramo norte de la calle Esquilache. "La pretendida nueva zona verde llegaría a quedar hasta 6 metros de altura por encima del nivel de la calle, lo que supondría que para acceder hasta allí desde la calle Marqués de Lema sería necesario salvar imponentes escalinatas o enormes desarrollos de rampas", aseguran las asociaciones.

De hecho, creen que si se ejecuta este "enésimo despropósito urbanístico" de Madrid, perderían "la que quizás sea la última posibilidad de tener un parque real y de calidad para Chamberí y el sur de Tetuán, zonas consolidadas y colmatadas con necesidad vital de espacios libres y arbolados".

"A cambio, tendríamos una nueva plaza dura ajardinada de baja calidad urbana y espacial, al estar muy negativamente condicionada por su construcción sobre una losa de hormigón, su situación elevada sobre las calles perimetrales y con unas cocheras de Metro debajo y las enormes limitaciones funcionales que ello supondría. Perdiendo, además, valores singularísimos e irrepetibles de un Patrimonio Cultural al que todos los ciudadanos tenemos derecho", han esgrimido

En este sentido, piden a todas las administraciones implicadas que trabajen en una "solución de compatibilidad que pase por el entendimiento y acuerdo entre todas las partes implicadas, resolviendo el problema generado a los cooperativistas por las decisiones de Metro de Madrid, integrando sus futuras viviendas con las zonas verdes, dotaciones y espacios libres y deportivos, así como con las Cocheras Históricas recuperadas y puestas en valor como un elemento fundamental a nivel urbano e histórico de nuestra ciudad".

Por eso, además de todo lo anterior las asociaciones quieren obtener y optimizar todas las dotaciones de servicio público propuestas, una zona verde de calidad, amplia y adecuadamente ajardinada, que admita todo tipo de árboles de gran tamaño "sin usos inferiores que comprometan su desarrollo", una nueva ordenación de las edificaciones de tal modo que la parcela se abra lo más posible, posibilitando su conexión con la zona de Cuatro Caminos y su enlace físico con los espacios verdes del Canal de Isabel II (parque Santander) y la manzana deportiva de Vallehermoso, para juntas formar el Corazón Verde de Chamberí.

Los firmantes, pese a no estar de acuerdo con el origen del aprovechamiento lucrativo residencial previsto, "derivado de una Modificación del Plan General que en 2014 duplicó la edificabilidad residencial sin que existiera justificación alguna para ello", a la vista de la situación generada por la decisión de Metro de vender parte del solar hace dos años, han afirmado que "nunca" se han opuesto a que los cooperativistas obtengan sus viviendas.

"Vemos posible que se mantenga y materialice toda la edificabilidad prevista siempre que se admita la reordenación necesaria en la parcela que garantice la satisfacción de las necesidades del barrio y la adecuada protección del Patrimonio, por ser estos objetivos perfectamente compatibles", concluyen las asociaciones en el manifiesto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies