Ayuntamiento instalará una escultura en reconocimiento a los 442 republicanos madrileños deportados a los campos nazi

 

Ayuntamiento instalará una escultura en reconocimiento a los 442 republicanos madrileños deportados a los campos nazi

Pleno de Madrid en el Palacio de Cibeles
AYUNTAMIENTO DE MADRID/ EUROPA PRESS
Publicado 26/04/2017 14:30:26CET

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado por unanimidad instalar una escultura o monolito en memoria y reconocimiento a los 442 republicanos madrileños deportados en los campos de concentración nazis, así como impulsar la presencia del Ayuntamiento en actos internacionales de homenaje.

Ahí es donde se enclava el viaje del tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, que viajará la próxima semana a Mauthasen para mostrar el apoyo de Madrid a la liberación del campo de concentración nazi, que se plasmará con una placa con ocasión del aniversario.

La proposición de Ahora Madrid, apoyada por todas las formaciones, se presenta cuando se cumplen 72 años de la liberación de los campos nazis. Fueron 10.000 los españoles deportados a los campos, además de los que se sumaron a la Resistencia francesa, muchos encarcelados y asesinados.

"Las víctimas de los campos nazis no lo fuero por azar sino como resultado de su posición en defensa de la República, derrotada por las armas fascistas, y que los abocó al exilio. Fueron enemigos de Franco y de Hitler y por eso acabaron deportados a los campos del Reich", algo que no hubiera sido posible "sin el abandono del régimen colaboracionista de Vichy y sin la aquiescencia de la dictadura franquista para que estos prisioneros de guerra fueran puestos en manos de la Gestapo y calificados como apátridas".

La moción recoge que la "culpabilidad de la dictadura franquista se extendió 40 años al mantener la estigmatización de los vencidos en la guerra". Aún quedan pendientes deberes con la historia dado que existe "un desconocimiento del alcance de la deportación republicana".

"YA ES HORA" DEL RECONOCIMIENTO

Valiente ha leído en el Pleno el testimonio de algunos de los supervivientes de Mauthausen, republicanos que se pusieron "a la vanguardia de la resistencia del fascismo", algo "reconocido en el resto de Europa" y que "ya es hora" de que ese reconocimiento se produzca en Madrid y en España porque son "ejemplos de dignidad".

Esto ha llevado a que concejales de todos los signos políticos del Ayuntamiento de Madrid han recordado y homenajeado a los republicanos españoles presos en los campos de concentración nazis con triángulos azules que se han pegado en la solapa.

Las pegatinas han sido repartidas desde la tercera tenencia de alcaldía al inicio del Pleno de la ciudad. Los republicanos españoles presos en los campos nazi llevaban un triángulo azul cosido a la camisa con una 'S' de spanier (español) en el centro.

LOS "SUPERVILLANOS"

La edil de Ciudadanos Sofía Miranda ha defendido que el monolito a instalar debe servir como impulso al "rechazo de las aventuras de totalitarismo para que el terror nunca vuelva a hacerse hueco en el continente europeo". La concejala socialista Érika Rodríguez ha expuesto que "no hay supervillanos como en los comics sino políticas públicas que se nutren del olvido y de la indiferencia", por lo que "es importante recordar".

El popular Pedro Corral ha aplaudido la proposición y ha condenado el horror nazi. El edil ha abogado por instalar el monumento "en un lugar céntrico o junto a la escultura (a las víctimas del Holocausto) del parque Juan Carlos I".

LEGIÓN CÓNDOR

Por otro lado, Corral se ha "congratulado" por haberse resuelto el homenaje a la Legión Cóndor en La Almudena, una retirada que apoyan. La empresa municipal Funeraria ha ordenado el desmontaje de los últimos vestigios de la Legión Cóndor en el cementerio de La Almudena, una medida adoptada en vísperas del 80 aniversario del bombardeo de Gernika, en el que esta unidad de aviación del ejército nazi tuvo un papel fundamental.

La retirada responde a la voluntad de la nueva empresa municipal funeraria de eliminar vestigios totalitarios y a la expresa indicación de la Embajada de Alemania. En una carta enviada por el embajador alemán en Madrid se solicitaba expresamente a la funeraria que "antes del 25 de abril de 2017 procedan al desmontaje de las placas de hormigón". Señalaba que el mausoleo no goza de protección patrimonial y su titularidad es de la República Federal de Alemania, por lo que no existían obstáculos para la retirada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies