Carmona propone las medidas que tomó Thatcher en 1989 para acabar con la violencia en el fútbol

Antonio Miguel Carmona
WEB DE ANTONIO MIGUEL CARMONA/ EUROPA PRESS
Actualizado 03/12/2014 14:59:09 CET

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona, ha propuesto aplicar en España las medidas que tomó el Gobierno de Margaret Thatcher en 1989 tras la tragedia de Hillsborough, donde murieron 96 aficionados del Liverpool aplastados contra las vallas del estadio a causa de una avalancha.

A preguntas de los periodistas tras reunirse con el nuevo secretario general de UGT Madrid, Carmelo Ruiz, Carmona ha citado, entre dichas medidas, la prohibición sistemática a los violentos de entrar a los estadios, la prohibición de gestos, emblemas y cantos violentos y xenófobos "con mucha mano dura", instalando también videocámaras fura y dentro de los estadios.

"El Gobierno británico de entonces detuvo a 50 cabecillas de esos grupos y a 500 hoolingas violentos. Con ello, los estadios del Reino Unido han pasado a ser los estadios más pacíficos del planeta, a los que no asisten ya en muchos casos las Fuerzas de Seguridad", ha dicho.

"NEGLIGENCIAS"

Por otro lado, el también parlamentario regional ha subrayado que en los sucesos del domingo en los alrededores del estadio Vicente Calderón "lo que se ha producido es una negligencia por parte de alguien", por lo que ha solicitado la dimisión de la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes.

Además, ha asegurado que no se puede culpar de la Policía de lo ocurrido, sino a quien la dirige, por no percatarse de la concentración de cientos de aficionados en el Manzanares.

Por ello todo ello Carmona ha exigido una reunión inmediata de una comisión formada por Policía Nacional, Policía Municipal, Ministerio del Interior, Delegación del Gobierno, Liga de Fútbol Profesional, Federación Española de Fútbol y los clubes "para dar explicaciones y dar responsabilidades políticas".

"No podemos echarnos las manos a la cabeza. Desde 1982 ha habido nueve muertos y no se ha hecho gran cosa. Después del asesinato del domingo se produjo una negligencia, porque la hubo y de la que hay que asumir responsabilidades", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies