Cascallana niega que llamara franquista a un guardia civil y dice que le facilitó correctamente su indentificación

Enrique Cascallana
EUROPA PRESS
Actualizado 02/02/2013 20:14:22 CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El senador, diputado regional socialista y exalcalde de Alcorcón, Enrique Cascallana, ha negado que llamara este sábado franquista a un guardia civil y ha asegurado que le facilitó correctamente su identificación durante una concentración "pacífica" en Humanes de Madrid en contra de los recortes sanitarios.

Cascallana ha respondido así a la intención de la Guardia Civil de interponer una denuncia ante la Delegación del Gobierno de Madrid contra él por supuestamente negarse a identificarse y protagonizar un encontronazo verbal con dos agentes en dicha concentración, según han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

La protesta tuvo lugar a las 12 horas en un centro de salud de Humanes. No había sido autorizada por el departamento que dirige Cristina Cifuentes al haberse convocado fuera de plazo. Por ello, dos agentes de la Guardia Civil se personaron en la zona y se lo comunicaron a los presentes.

En declaraciones a Europa Press, Cascallana ha precisado que desconocían que dicha concentración no estaba autorizada porque el PSM había solicitado autorización para más de 100 actos similares que ha realizado hoy en toda la región.

En un momento dado, los dos agentes mantuvieron una conversación con el líder socialista de Humanes de Madrid con el que dialogaron en un tono cordial. Cascallana ha explicado que en ese momento intercedió en la conversación para corregir a uno de los agentes, "que argumentaba que no se podía permitir una concentración de más de tres personas si no estaba comunicada a la Delegación del Gobierno".

"Le indiqué al guardia civil que se actualizase, que lo decía era una ley de la época de Franco", ha indicado el senador socialista, en alusión a que la ley vigente requiere de comunicación previa las concentración de más de 20 personas en lugares de tránsito público. "Yo en ningún momento le llamé franquista. No hubo ni gritos ni nada. Fue una conversación tranquila", ha añadido.

Ante la petición de identificación del agente, Cascallana ha subrayado que le enseñó que carné de senador. "No tomó apuntes de quien era yo ni me dijo nada más; ni mucho menos que me iba a denunciar. Si lo hubiera querido hacer, tendría que haber sido en ese momento y me debería notificar qué infracción estaba cometiendo", ha esgrimido.

Por todo ello, el senador socialista ha remarcado que si recibe una denuncia basadas en "interpretaciones y cuestiones falsas" será él el que interponga una denuncia contra ese agente. "Igual que se debe respecto a un agente, también se debe respeto a una autoridad pública", ha añadido.

Por último, el diputado autonómico socialista ha señalado que la concentración --en la que han participado unas 80 personas-- terminó "sin ningún tipo de problema", tal y como estaba previsto, con la lectura de un comunicado. Además, ha destacado que se llevó a cabo "de forma breve, pacífica, sin alterar el tráfico ni el orden público" y tras ello la reunión se disolvió.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies