La Comunidad defiende que está abierta a la inversión pero que el proyecto de Cordish no se puede tramitar como CDI

Cristina Cifuentes y Engracia Hidalgo
D.SINOVA/COMUNIDAD DE MADRID
Publicado 24/03/2017 18:19:25CET

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno regional ha defendido este viernes que es una región "abierta" tanto a la inversión nacional como extranjera pero que el proyecto que quiere levantar Cordish como 'Live! Resorts Madrid-España, un macrocomplejo de ocio y cultura en Torres de la Alameda, no se puede tramitar como CDI.

En un comunicado, la Comunidad ha manifestado su apoyo a "todas aquellas inversiones que beneficien a la economía regional y a la creación de empleo". Y prueba de ello, han dicho, es que desde 2008, la Comunidad de Madrid "concentra casi el 60 por ciento de toda la inversión extranjera en España, gracias a la confianza que inspira la región madrileña".

Sin embargo, en el caso del proyecto 'Live! Resorts Madrid-España', explican que el promotor ha solicitado activar un procedimiento único en la legislación, llamado Centro Integrado de Desarrollo (CID), "absolutamente excepcional, y que sólo puede ser aprobado, incluyendo un Casino, una vez cada diez años".

Como han explicado desde el Gobierno regional, la legislación autonómica otorga al promotor de un CID un régimen singular que presenta una serie de ventajas administrativas, urbanísticas y fiscales y de normativa en materia de juego.

Así, estos centros se pueden desarrollar en cualquier tipo de suelo, salvo en no urbanizable sujeto a protección especial, y su aprobación permite la ejecución del proyecto, aún en el caso de que no fuese compatible con la ordenación urbanística municipal.

Además, la aprobación de un Centro Integrado de Desarrollo implica el otorgamiento de la autorización integrada de todas las autorizaciones exigibles así como la licencia de apertura de un nuevo casino en la Comunidad de Madrid.

También, contempla una serie de especificidades en materia de juego, como la posibilidad de acceso de menores acompañados de un mayor de edad al recinto y la concesión de créditos a los jugadores, entre otros.

Por otro lado, desde el punto de vista fiscal, el tipo tributario para casinos se reduce al 10 por ciento en el momento en que se inicien las actividades de juego en los CID, frente a una tarifa actual que oscila entre el 15 y 40 por ciento, y se reducirá la base imponible de aplicación, entre otras medidas.

REQUISITOS PARA CID

Para que un proyecto sea considerado CID, que es una modalidad de Proyecto de Alcance Regional, debe tener un carácter multisectorial, es decir, "que integren la prestación integrada de actividades industriales, turísticas, de convenciones y congresos, de ocio, espectáculos, juego, deportivas, sanitarias, culturales o comerciales, así como otras actividades o usos accesorios o complementarios a los anteriores y presenten un impacto relevante, efectivo y duradero en el desarrollo económico, social y cultural de la Comunidad de Madrid".

Y en este caso, el Gobierno regional señala que si bien el proyecto presentado, en la totalidad de sus fases podría ser considerado un Centro Integrado de Desarrollo (CID), el promotor sólo asegura la construcción del área central, que comprende un hotel con 500 habitaciones, zona comercial, establecimientos destinados a gastronomía, cafeterías y bares; área de juegos, centro de convenciones, conferencias y reuniones; y aparcamiento.

Por otra parte, el promotor condiciona la realización de las demás fases, donde se encuentran el resto de instalaciones que abarca el proyecto completo, a la evolución de número de visitantes. Y la Ley exige que el proyecto, para ser tramitado como CID, cumpla una serie de requisitos de carácter multisectorial, como infraestructuras de índole cultural y deportiva permanentes, que no se reflejan en el área central.

PROCEDIMIENTO DEL CID

Según han explicado desde la Comunidad, la tramitación para autorizar un Centro Integral de Desarrollo (CID) se puede iniciar por iniciativa de la Administración regional, o mediante solicitud de un interesado particular, acompañándose de un estudio de viabilidad económica, ambiental, técnica y organizativa, y una memoria justificativa del interés regional.

A partir de ese momento, la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda analiza la solicitud y recaba los informes pertinentes, convocando, en caso favorable, un concurso público para otorgar la autorización administrativa, en cuyos pliegos se recogen las condiciones mínimas de extensión, inversión y empleo que determinan el interés regional del CID. En esta fase podrían presentarse nuevos proyectos de CID en la región.

Una vez adjudicado el concurso y aprobado tanto el estudio de impacto ambiental que generaría la ejecución del proyecto, así como sus implicaciones urbanísticas por la Comisión de Urbanismo correspondiente, se elevarían estos informes para la aprobación definitiva por el Consejo de Gobierno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies