Las denuncias a VTC en la Comunidad aumentan un 857% en 2017 hasta sumar 1.072

Pedro Rollán durante la supervisión de vehículos VTC.
COMUNIDAD DE MADRID
Publicado 10/05/2017 14:35:14CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

Las denuncias a Vehículos de Alquiler con Conductor (VTC) en la Comunidad han aumentado un 857 por ciento en lo que va de año hasta sumar un total de 1.072 sanciones.

Así lo ha dicho el consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Pedro Rollán, durante la supervisión este miércoles de las inspecciones a este tipo de vehículos en el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas, donde ha asegurado que "el Gobierno regional ha atendido las principales reivindicaciones del sector del taxi como era la de combatir el intrusismo".

En cuanto al número de inspecciones, entre el 1 de enero y el 30 de abril, la Comunidad ha inspeccionado a 5.143 vehículos de transporte de viajeros de hasta nueve plazas, lo que supone un incremento del 332 por ciento respecto al mismo periodo del 2016.

En este sentido, Rollán ha explicado que la modificación de la Ley de Ordenación y Coordinación de los Transportes Urbanos en 2016, la regulación de la implantación, el pasado mes de enero, del distintivo en vehículos VTC tanto en la parte delantera como trasera de los mismos, y el incremento en 2017 del número de inspectores en un 25 por ciento, "están siendo un acicate contra el intrusismo y la competencia desleal tanto en el sector del taxi como en el de las VTC".

Para la realización de las inspecciones, el consejero ha señalado que se han impartido jornadas de formación en las que se han realizado nueve cursos, siete de ellos dirigidos a los agentes de Policía Municipal de Madrid, con el objetivo de coordinar con los agentes municipales el servicio de inspección de transportes de la Comunidad.

No obstante, Rollán ha pedido al Ayuntamiento de la capital que dote de recursos a la Policía Municipal para que "todo funcione como corresponde". "Hemos escuchado muchas veces como se quejan de que no tienen los medios humanos", ha dicho Rollán, quien ha invitado a los agentes a que "se involucren de manera decidida" ya que "cada vez más el sector turístico es algo que está generando riqueza y empleo en Madrid".

CAPTACIÓN DE VIAJEROS

La causa principal de las denuncias impuestas se debe a la captación de viajeros realizada sin que de manera previa haya sido contratado el servicio, además de carecer los conductores de la pertinente hoja de ruta.

Así, el incumplimiento de la normativa vigente puede acarrear una sanción, cuya cuantía oscila entre los 100 y 400 euros de las sanciones leves hasta los 6.000 euros por las faltas muy graves. A ellas hay que añadir la inmovilización inmediata del vehículo en el caso de no disponer de autorización.

"En el primer cuatrimestre del año se han cobrado un total de 3,1 millones de euros", ha declarado el consejero, de los cuales "2,7 millones de euros han sido en periodo de voluntario y hay más de 1,1 millón en vía ejecutiva".

"Yo creo que se está haciendo mucho en muy corto espacio de tiempo y tenemos que velar para que todos los sectores estén trabajando dentro de las reglas del juego y la administrativa que fija la administración", ha remarcado Rollán.

DESCONTENTO CON EL GOBIERNO REGIONAL

Por su parte, un conductor de la empresa Cabify, ha dicho que "el servicio de VTC es otra forma de transporte completamente válido" y ha pedido a la Comunidad que "vele por que los dos gremios convivan".

El conductor ha mostrado su descontento con el trabajo que está realizando el Gobierno regional y las soluciones que han planteado. "Están cargando sobre nosotros una serie de faltas de acuerdo en cuanto a las normativas de papeleo y de historias que nos están pidiendo", lo que a su juicio "es una auténtica vergüenza".

"Lo único que pedimos es que se aclaren las cosas para saber cómo actuar en materia de papeles y de legalidad", ha remarcado el trabajador de Cabify.

En esta misma línea, la presidenta de la empresa de alquiler de coches con y sin conductor de la Comunidad (ASEVAL-MADRID), Concha Calvo, entiende el malestar del sector del taxi pero "tienen que pensar que es un sector que se tiene que reciclar porque el mercado está cambiando".

"Las VTC son legales si tienen su tarjeta correspondiente", ha apostillado Calvo, que ha insistido en que si todas las empresas están reguladas "eso es competencia".

Por último, un taxista ha mostrado su malestar con los VTC porque "les están invadiendo el terreno de una manera ilegal y prácticamente los clientes con los precios que ellos dan no están cogiendo el taxi".

"A ellos les da igual las inspecciones y multas porque siguen igual y aparecen en sitios donde hay mucho público y se ubican ahí con la emisora abierta", ha reiterado el taxista.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies