El Fondo de Reequilibrio Territorial tiene ya finalizados 156 proyectos, 111 en ejecución y otros 127 en tramitación

El delegado de Coordinación Territorial, Nacho Murgui
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 13/07/2018 13:24:02CET

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Reequilibrio Territorial (FRT) de la capital tiene ya finalizados en este 2018 un total de 156 proyectos (dotados con 34 millones de euros), 111 más están en ejecución (38 millones) y otros 127 en tramitación (37,5 millones de euros), ha detallado este viernes el delegado de Coordinación Territorial y Cooperación Público Social, Nacho Murgui, en la comisión de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto.

En las dos primeras ediciones del Fondo de Reequilibrio, 2016 y 2017, la máxima dotación presupuestaria se la llevó Puente de Vallecas y la menor Retiro.

Con el Fondo se realizan intervenciones en los distritos que más lo necesitan conforme al índice de vulnerabilidad que los clasifica según según sus necesidades y carencias. Para la medición, el Ayuntamiento ha elaborado un mapa de vulnerabilidad, encabezado por los distritos de Puente de Vallecas, Villaverde, Usera y Carabanchel. Termina con Chamartín y Retiro.

Por ejes, el Fondo se reparte entre actuaciones de intervención social, cultural y educativa; vivienda pública; empleo, formación e inserción y mejoras urbanas, espacios y equipamientos públicos.
El Fondo es la herramienta con la que se ha dotado el Ayuntamiento para avanzar en la descentralización económica y reducir las desigualdades mejorando la calidad de vida en las zonas más vulnerables de Madrid bajo los principios de la corresponsabilidad y la solidaridad territorial.

'Madrid de igual a igual' es el lema del Fondo, aplicable en una ciudad donde los desequilibrios están muy presentes. Para distribuir el Fondo de Reequilibrio Territorial se han analizan los barrios de Madrid de los 21 distritos a partir de cinco dimensiones (población, estatus socioeconómico, actividad económica, desarrollo urbano y necesidades asistenciales), cada una con un determinado peso, y trece indicadores. Aquí es donde entra el empleo de un modelo matemático, contrastado internacionalmente y empleado por muchas empresas, elaborado por la Universidad Carlos III.