Jefa de Protocolo de Asamblea dice que "no fue legal" cambiar un criterio para adjudicar contrato de cafetería

Publicado 16/06/2017 12:45:45CET

Admite que declaró "muerta de miedo" ante la UCO y que no está imputada

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La jefa del Servicio de Relaciones Exteriores y Protocolo y miembro del Comité de Expertos de la Asamblea de Madrid, María Merino, ha asegurado este viernes hasta en tres ocasiones que "no fue legal" cambiar un criterio para adjudicar los dos contratos de cafetería (2009 y 2011) que ha investigado por posibles irregularidades la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, pero que esta circunstancia "no cambió el ránking y se trató a todos por igual".

Según los pliegos, la adjudicación se realizaba en función de cinco criterios: las características del servicio ofertado (hasta 20 puntos), criterio que contemplaba elementos como medios materiales y técnicos, medidas de seguridad y control, y mejoras en los menús exigidos por el pliego; la calidad de los alimentos y de los suministros (hasta 20 puntos); relación de los principales servicios o trabajos realizados en los últimos tres años (hasta 30 puntos); precio (hasta 20 puntos) y otras mejoras propuestas por el licitador (hasta 10 puntos).

Los dos contratos acabaron en manos de la empresa del expresidente de la patronal y de la Cámara de Comercio de Madrid, Arturo Fernández, que ha reconocido haber donando dinero a Fundescam, fundación del Partido Popular de Madrid.

En la sesión de este viernes en comisión de investigación sobre corrupción política de la Asamblea, Merino ha reconocido que previamente a la adjudicación de 2009 aunque no se modificó el pliego, sino que se estableció un "subcriterio" número 3 sobre experiencia antes citado para valorar hasta 20 puntos por la experiencia en el sector público y 10 en el privado.

La compareciente ha manifestado que esa modificación "venía ya dada" por el técnico del comité de expertos, Arturo Zubiri. "No cuestiono las decisiones de otros. Me pagan para trabajar y esas decisiones venían de la Mesa de la Asamblea. Yo no hice cambio de criterio, se estableció un subcriterio y después de mirarlo veinte mil veces no cambia el ránking final. Si se aplicó ese subcriterio se aplicó para las tres empresas licitadoras", ha indicado.

Sin embargo, la jefa de Protocolo en la Asamblea ha reconocido que ese subcriterio "no debería haberse establecido" y que a pesar de ello "lo asume porque lo firmó". "Que no se ajustara a la legalidad no tenía los conocimientos para saberlo. No era legal porque no figura en la ley. Es una obviedad. ¿Se da a entender que así se va a favorecer a alguien? No, es el mismo baremo para todos. El ránking que se estableció era el mismo", ha insistido.

Merino ha recordado que las actas del comité de expertos están firmadas por las tres personas "por unanimidad": ella misma, la letrada jefa (2009), el técnico superior (2011) y la vicepresidenta del Parlamento regional en esa legislatura, Cristina Cifuentes, de la que ha dicho que tampoco hizo ninguna apreciación a los pliegos.

A continuación, ha indicado que en la reunión para valorar los informes sobre las puntuaciones y el ránking resultado del mismo, la las valoraciones venían dadas por el técnico superior y la letrada jefa pero que eran "completamente intachables". "Como yo lo firmó me parece que estaba bien. Me leí las ofertas", agregado.

La compareciente ha dicho que no sabe quién la nombró para formar parte del comité de expertos, pero sí ha apuntado que tenía experiencia en menú y catering de la Asamblea y tenía relación con el metre para poder valorar las ofertas de cafetería dentro de este comité de expertos.

MODIFICACIÓN EN LAS PUNTUACIONES

La jefa de Protocolo de la Asamblea también ha querido aclarar algunas de las declaraciones que hizo el técnico Arturo Zubiri ante la UCO, según han recogido varios medios de comunicación, en las dio a entender que ella "criticó alguna de las puntuaciones otorgadas por él" y que "se modificaron las puntuaciones a petición expresa de esa persona" pero recalcó que "no varió el ránking, aunque sí variaron las puntuaciones finales".

"He leído los periódicos que el señor Zubiri dice que yo hice una aportación. No le voy a decir que no la hiciera, puede ser, pero yo no alteré las puntuaciones. Además, eso no se produce así porque para poder hacerlo se requiere una puntuación y eso no se hace en el momento. La situación es muy desagradable. Lo atribuyo a la situación de estrés, nervios, agobio... son muchos años", ha manifestado Merino.

Y ha reiterado que los informes "por instrucción verbal o escrita" lo hacen ellos, en alusión a la letrada jefa y a Zubiri. "Cuando veo el expediente me doy cuenta que el técnico superior ha alterado las puntuaciones, pero no altera el ránking, que es lo que adjudica a una empresa final y no a otra. Después de revisarlas ayer por la noche con mi abogada haciendo todas las posibilidades se hubiese obtenido el mismo resultado", ha reafirmado.

Respecto a su declaración ante los agentes de la UCO, Merino ha manifestado que le llamaron de un día para otro, por lo que no le dio tiempo a leerse los informes porque "el volumen es muy grande y había mucha documentación" y habló de memoria. También ha admitido que compareció ante los guardias civiles "muerta de miedo" por la "responsabilidad y la tensión", al igual que ha reconocido que esta sesión de la comisión "no se sentía cómoda". Eso sí, ha aclarado que no está investigada actualmente por ningún juez o fiscal.

LOS 0 PUNTOS A CLECE

Los portavoces de la oposición también ha querido conocer el parecer de la compareciente sobre los 0 puntos que se le dio por parte del comité de expertos en 2011 a la empresa Clece --la rival de Arturo Férnandez en la oferta pública-- en los criterios de calidad de los alimentos y de los suministradores y otras mejoras, una puntuación dada por Zubiri y que el informe de la UCO cuestiona los criterios para concederla.

"Si le dimos 0 puntos a Clece es que no estaban las ofertas en calidad de servicios y administradores. Si lo valoramos con un 0 era indiscutible. Por supuesto que el técnico lo diría por algo. Los otras personas (del Comité) me merecen toda la credibilidad. Me presentan y exponen estos criterios. Son funcionarios de esta casa. Se daría la explicación oportuna", ha dicho.

El técnico dijo a la Guardia Civil que le dieron estos 0 puntos porque la empresa no aportó documentación y alegó que no se lo había pasado el secretario general de la Asamblea. Pero durante el interrogatorio, los agentes le mostraron el documento completo de la oferta de Clece, un total de 53 folios. Merino ha aseverado que el informe previo de valoración que trae el técnico superior figuran esos dos 0 "de inicio". "Y esa puntuación se mantiene. No se apreció que faltara nada", ha apostillado.

"El Comité de expertos es lo más transparente que puede ser. Aquí no hay lugar del crimen porque no existe ningún crimen, todos son suposiciones. Aquí no hay crimen, ni acuerdo ni absolutamente nada. Yo no me prestaría jamás a eso ni los letrados a esa casa y la otra persona (Cifuentes) tampoco. Yo no le voy a consentir que diga que he amañado el concurso", ha respondido como conclusión a Ramón Espinar, que había aludido a la reunión en el despacho de la actual presidenta como "lugar del crimen".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies