La Junta de Hortaleza pide a la Comunidad que le ceda el cerrado colegio Pedro Alvarado para los colectivos del barrio

Publicado 22/06/2017 18:03:48CET

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Hortaleza, presidida por Yolanda Rodríguez, ha pedido a la Comunidad de Madrid la cesión del colegio público Pedro Alvarado, cerrado desde hace más de ocho años, para que sea utilizado para que los colectivos del barrio se reúnan y desarrollen sus actividades sociales.

Situado en la calle Andorra, 77, el centro lleva cerrado más de ocho años al estar cubiertas las necesidades de escolarización de la zona. El distrito de Hortaleza ya ha mostrado su disconformidad ante la negativa de la Consejería de Educación a la cesión.

Fue el pasado mes de mayo cuando se firmó un convenio de colaboración entre la consejería de Educación, Juventud y Deporte y el área municipal de Equidad, Derechos Sociales y Empleo sobre la utilización temporal de inmuebles de educación Infantil y Primaria en desuso.

Con esta cesión se evitaría, por un lado, el deterioro de estos edificios, muchos de ellos cerrados desde hace años, a la vez que se optimizan al máximo los recursos dotacionales existentes destinándolos a otra actividad distinta a la original siguiendo siempre el interés general.

Tras la firma del convenio, la Comunidad de Madrid autorizó la cesión de ocho inmuebles repartidos por varios distritos de la ciudad, entre los que no se encontraba el colegio Pedro Alvarado.

La delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, solicitó al consejero de Educación, Rafael van Grieken, la posibilidad de desafectación de otros siete centros, entre ellos, el Pedro Alvarado, por la necesidad urgente de espacios en el distrito para llevar a cabo actividades con fines sociales.

Desde el distrito de Hortaleza se reitera esta petición, ya que el edificio, que después de centro educativo pasó a ser Centro de Apoyo al Profesorado (CAP) de Hortaleza y Barajas, lleva ocho años sin ningún uso.

Desde la Junta han destacado que, a parte del deterioro natural que sufre un inmueble al estar cerrado, también puede ser objeto de actos vandálicos, como ya le sucedió al antiguo colegio público Rubén Darío, rehabilitado para albergar el futuro Espacio de Igualdad de Hortaleza.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies