Murgui aclara que la subvención a la FRAVM recupera los niveles de 2012, cuando estaba PP

Publicado 28/11/2016 13:01:40CET

Critica al PP y su modelo por un "macarthismo que pretende criminalizar a las personas que participan en organizaciones sociales"

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Coordinación Territorial y Asociaciones, Nacho Murgui, ha aclarado a la bancada popular que las subvenciones destinadas a la Federación Regional de Vecinos de Madrid (FRAVM) "recuperan los niveles de 2012", año en el que el PP estaba en el Gobierno municipal.

Murgui ha contestado así en el Pleno de Cibeles después de que el concejal del PP José Luis Martínez Almeida haya afeado la "política de 'pitas, pitas' a sus asociaciones" de "amiguetes", como la Federación, cuyo presupuesto "se eleva un 48 por ciento". "Serían unos desagradecidos si la FRAVM no le reclamara (como presidente una vez que deje el Ayuntamiento). Decíamos de usted que era un okupa giratorio pero es en realidad es un presidente giratorio", ha manifestado.

La FRAVM, federación que presidió Murgui, también ha aparecido en el discurso de Ciudadanos. "Un 86 por ciento de su presupuesto va a su FRAVM", ha recriminado al delegado la concejala Silvia Saavedra, a quien le ha pedido que "no haga una disposición sectaria de los fondos públicos".

Nacho Murgui les ha aclarado que sitúan la subvención a la FRAVM "al nivel de 2012, cuando el PP gobernaba". "El desarrollo del servicio de dinamización vecinal, los planes de barrio, las escuelas deportivas en asociaciones... ¿Cuál de esos programas quieren que recortemos?", ha espetado a la bancada de PP y Ciudadanos.

El delegado no ha dudado en criticar el modelo de subvenciones del PP, dominado por un "macarthismo que pretende criminalizar a las personas que participan en organizaciones sociales". Murgui ha hecho una defensa cerrada de todos aquellos que "se han dejado la piel por el trabajo común y que lo han hecho con honestidad".

El concejal ha exigido "respeto" y ha preferido "no hablar de los amigos de nadie". También ha puesto sobre la mesa el escaso sentido de "investigar" si quien participe en una asociación "ha visitado alguna vez una sede del PCE o si en algún momento ha sido boy scout".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies