Murgui anuncia ordenanza de colaboración público social que abordará cesión de espacios

 

Murgui anuncia ordenanza de colaboración público social que abordará cesión de espacios

Pablo Soto y Nacho Murgui
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Actualizado 28/02/2017 19:27:15 CET

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El delegado de Coordinación Territorial y Asociaciones, Nacho Murgui, ha anunciado este martes en el Pleno de Cibeles la puesta en marcha de una futura ordenanza de colaboración público-social que abordará la cesión de espacios, las actividades que respondan a las nuevas necesidades que puedan ser detectadas por el tejido asociativo y a las que la Administración no llega o la implantación de novedosos mecanismos de acceso a recursos municipales a través de concursos públicos.

   "Será una ordenanza que regulará una nueva relación entre entidades del tejido social madrileño y el gobierno municipal. Está claro cómo puede actuar el gobierno municipal con las empresas privadas en el marco de colaboración público-privada pero no cómo el gobierno municipal puede dar más protagonismo a las entidades sociales, al Tercer Sector, a las asociaciones", ha explicado Murgui en los pasillos del Palacio de Cibeles.

   Ahora se trata de poner "negro sobre blanco" estas cuestiones con esta futura ordenanza, un anuncio que se hace tras unas semanas en las que, con los datos de los 212.000 participantes en las votaciones ciudadanas o con la constitución de los Foros Locales y sus más de 3.000 inscritos, "se ve que la ciudadanía tiene verdadera energía y ganas de participar".

   El proceso de tramitación de una ordenanza es largo pero el área ya está trabajando en ella, con parte del texto ya redactado. Se actuará "en diálogo abierto y tratando de llegar a unos consensos amplios", ha asegurado  Murgui.

   Con la próxima ordenanza de Colaboración Público Social la ciudadanía podrá aumentar su nivel de participación en las políticas públicas, no sólo en su formulación (manifestando lo que quiere, votando entre opciones y dialogando sobre las necesidades de barrios y distritos), ahora también en su implantación (gestión) y evaluación, explican desde el Ayuntamiento.

   En este marco de actuación se definirán nuevos mecanismos para necesidades detectadas y no suficientemente cubiertas por el sector público y para las que las iniciativas sociales serán clave. Se trata de crear un espacio de colaboración regulada para la innovación social ya existente, de modo que esta pueda dar respuesta a nuevas actividades que respondan a los retos y requerimientos de las sociedades actuales.

FÓRMULAS DE ARTICULACIÓN

   Las fórmulas bajo las que se articulará esta colaboración público social serán varias: proyectos conjuntos desarrollados entre el gobierno municipal y entidades, apuestas de innovación social, inversiones vía presupuesto municipal en el Tercer sector, y profundización en el conocimiento compartido útil generado para la ciudad.

   Este tipo de cooperación entre la institución pública, en este caso el Ayuntamiento de Madrid, y el tejido social en la ciudad, ya ha comenzado con varias actuaciones ya en marcha que ahora, y bajo esta nueva ordenanza, quedarán reguladas con la máxima transparencia en su gestión, por ejemplo, la cesión de espacios para el desarrollo de proyectos que complementan la actividad municipal (las actuales directrices para la cesión de espacios).

   También los proyectos cooperativos impulsados por las instituciones a través del Fondo para el Reequilibrio Territorial, con una dotación de 76 millones de euros en los presupuestos recientemente aprobados para 2017, así como las nuevas actividades municipales generadas a partir de la observación de su carencia, a través de la interacción con entidades sociales, como son los actuales convenios de dinamización.

COMPRA PÚBLICA INNOVADORA

   También y como novedad de amplio peso en la ordenanza, se pretende ampliar las opciones de contratación pública con la incorporación de concursos de ideas para encontrar nuevas soluciones a nuevos problemas, a través de la fórmula de Compra Pública Innovadora, un proceso habitual en la colaboración publico privada, que se extiende ahora a las entidades sin ánimo de lucro.

   El Ayuntamiento de Madrid inicia con esta ordenanza nuevas fórmulas para la colaboración y creación de respuestas a necesidades públicas, como ya están realizando ciudades de referencia como Barcelona o Bolonia.

PRIMERAS CESIONES

   El Ayuntamiento de Madrid cede los cinco primeros espacios públicos al tejido asociativo en cuatro distritos (Fuencarral-El Pardo, Arganzuela, Chamberí y Barajas) en la puesta en práctica de las directrices aprobadas hace ahora un año, que pretendían acabar con la "arbitrariedad" que se daba hasta entonces, ha explicado Nacho Murgui.

   En el caso de Barajas, ha expuesto, se trata de dos casos de prórroga a cesiones ya hechas en pequeños locales tanto a la Asociación Vecinal del Barrio del Aeropuerto y a Cáritas. En Arganzuela se cede un local de 1.079 metros cuadrados en el Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi con el Espacio Vecinal Arganzuela (EVA), que reúne a más de trece colectivos e iniciativas, como adjudicataria.

   Dentro de las actividades planteadas se incluyen huertos comunitarios y didácticos para niños, actividades de familia y ecología (alacena popular, ecotienda para reciclaje de muebles, grupos de crianza, apoyo escolar, comedor comunal),  espacios de lectura, danza, circo, teatro experimental o radio, promoción del uso de la bici, talleres intergeneracionales para combatir brecha digital, espacios para la fabricación digital.

   El espacio de Fuencarral-El Pardo cuenta con 805,9 metros cuadrados en el número 84 de la avenida del Cardenal Herrera Oria, con despachos, espacios para talleres e incluso un huerto. Serán vecinos de parcela de un centro de igualdad. La adjudicataria ha sido la asociación Corea de Huntingon Española y engloba a una docena de colectivos del distrito.

   La asociación, que tendrá en ese emplazamiento su sede, informará sobre esta enfermedad y pondrá en marcha desde allí terapia ocupacional, servicios de logopedia, estimulación cognitiva y un grupo de apoyo mutuo para cuidadores. Compartirán espacio con la asociación vecinal La Unión de Fuencarral (impartirán talleres de costuram arteterapia o alfabetización), PEVA (proyectos de ciudadanía activa), la asociación AMA-Fuencarral o el colectivo de Empleo El Pilar (asesoría jurídica-social, búsqueda activa de empleo, bolsa de empleo, talleres de reciclaje textil y creación artística, proyectos de autoempleo y cooperativas).

   También con  ASHUMES (talleres de risoterapia, clases de caricaturas, iniciación al humor y magia) o el Colectivo Cultural Creativa Lost Pork (cineforum, festivales, proyecciones y conciertos y presentaciones, así como jornadas, cursos, conferencias y talleres de contenido cultural, social artístico o social).

   En Fuencarral también estará presente Deporte para CDA (formación para actividades físico-deportivas para personas con lesión neurológica), la Asociación Freno al ICTUS (proyectos de ayuda al afectado y sus familiares) e ICTUS Asociación Madrileña ICAM (actividades terapéuticas, culturales y sociales que favorezcan la calidad de vida).

   En Chamberí aún no ha se firmado con los adjudicatarios de un local de 318,5 metros cuadrados en la calle Bravo Murillo, 37-39 H. La descripción del proyecto a desarrollar en el espacio objeto de cesión incluye una red de itinerarios seguros para llegar a la escuela, la recuperación de la memoria oral y documentación vecinal, talleres y conferencias sobre igualdad, campeonatos de ajedrez, una despensa solidaria de recogida y reparto de alimentos), grupos de consumo ecológico, actividades de ocio scout y talleres de batukada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies