Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 21/09/2012

Los voluntarios de El Gallinero piden trasladar a los habitantes del poblado al PAU de Vallecas ante un posible derribo

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Los voluntarios de El Gallinero han presentado esta semana su Plan Alternativo al derribo del poblado chabolista ubicado en la Cañada Real Galiana en el que se propone el traslado de sus 420 habitantes, entre los que se encuentran 250 menores, al PAU de Vallecas, para "aprovechar los logros conseguidos en escolarización en este distrito", donde los niños ya acuden a la escuela.

   Además, durante la presentación del plan, presentado en la Casa Encendida, los voluntarios han pedido al Gobierno regional y al Ayuntamiento de Madrid que se sienten a negociar su Plan Alternativo en una Mesa de Concertación porque, según han asegurado, "tienen un plan viable para llevar a los gitanos rumanos de la marginalidad a la ciudadanía".

   El plan propone "la desaparición de El Gallinero" que condiciones "precarias" y "denigrantes" que "ofenden a la dignidad humana". Frente a las "amenazas de desalojo" del Área de Gobierno de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Madrid, los voluntarios piden el traslado de los habitantes del Gallinero al PAU de Vallecas.

    Una profesora de la Escuela Superior de Arquitectura de la Universidad de Alcalá de Henares ha concretado que la zona donde han previsto el realojo de los gitanos rumanos pertenece al Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA), por lo que dentro del coste del proyecto "no se incluiría el terreno".

    El coste del proyecto sería de 2.725.000 euros que se destinarían a contratar a 42 técnicos para elaborar el proyecto y a comprar los materiales de construcción, mientras que la mano de obra para la construcción de las viviendas la pondrían los propios habitantes.

   En este sentido, la profesora ha concretado que los gitanos rumanos recibirían formación para construir sus viviendas en escuelas taller. "La edificación se llevaría a cabo mediante una autoconstrucción dirigida en la que los habitantes, mediante prácticas remuneradas, construyeran entre todos las viviendas", ha incidido.

   Además, ha indicado que el objetivo de este proyecto de construcción "no es darles unas casas a los habitantes de El Gallinero, sino lograr su inclusión social", de forma que su "participación activa" en la edificación les permitiría "lograr nuevas capacidades" para "insertarse en la sociedad".

EL TRABAJO CON LA INFANCIA

   Durante la presentación del Plan, una de las personas que vive en el Gallinero, Rebeca, ha explicado el trabajo que realizan "Santi y Bea", los sanitarios del equipo de intervención con población excluida (EIPE), para cuidar a sus hijos. Según ha señalado, los sanitarios la ayudaron especialmente cuando una de sus hijas tuvo que permanecer ingresada en el hospital Infanta Leonor durante 15 días como consecuencia de una mordedura de rata cuando era un bebé.

    Además, un voluntario, Jorge, ha resaltado "el esfuerzo" que supuso escolarizar a los niños del poblado. "Primero escolarizamos veinte, les recogíamos en sus casas y los llevábamos al autobús y nos quedábamos allí mirándolos como tontos", ha incidido.

   Por último, otro voluntario, Paco Pascual, ha resaltado que en la Convención sobre los Derechos del Niño de 1989 se establece que "la humanidad debe a los niños lo mejor que puede darles" y que, por ello, la Comunidad y el Ayuntamiento "deben a esos niños un estudio, una discusión y una puesta en marcha del proyecto".

Cargando el vídeo....
 
 

© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.