Guardia Civil controla a más de 6.500 conductores y 16 de ellos resultan detenidos por conducir bajo efectos alcohol

 

Guardia Civil controla a más de 6.500 conductores y 16 de ellos resultan detenidos por conducir bajo efectos alcohol

Control de alcoholemia y drogas durante las Fiestas de Primavera
GUARDIA CIVIL
Publicado 25/04/2017 14:03:52CET

MURCIA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desplegado, durante la pasada semana y coincidiendo con las Fiestas de Primavera de la capital, un amplio dispositivo simultáneo de verificación de alcoholemias y drogas en distintas carreteras de la Región de Murcia, al objeto de cumplir con el plan de control de las zonas de ocio y con la Estrategia de Seguridad Vial 2010-2020 de la Dirección General de Tráfico.

En el dispositivo, enmarcado en el Plan Operativo de Respuesta Policial al Tráfico y Consumo de drogas en zonas de ocio y diversión y en la Estrategia de Seguridad Vial 2010-2020 de la Dirección General de Tráfico, un centenar de agentes del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Murcia han controlado a un total de 6.502 conductores, de los que 155 arrojaron resultado positivo en alcohol (2,38 %), 16 de los cuales fueron detenidos y puestos a disposición judicial y los 139 restantes denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia.

En estos controles también han sido denunciados ante la Jefatura Provincial de Tráfico 17 conductores, por circular habiendo tomado drogas o sustancias estupefacientes prohibidas e incompatibles con la conducción de vehículos (cocaína, cannabis y anfetaminas).

También han sido detenidas otras cuatro personas por un delito contra la seguridad vial, al ser sorprendidas conduciendo sin haber obtenido el permiso o habiendo perdido la totalidad de los puntos asignados legalmente.

En especial, destacan varios dispositivos desplegados en las carreteras de las proximidades de la ciudad de Murcia, destino de multitud de personas que se concentraron allí con motivo de la celebración de sus conocidas Fiestas de Primavera, donde fueron realizadas prácticamente dos tercios de las pruebas de alcoholemia y drogas (4.273) de las que 129 arrojaron resultado positivo en alcohol (3,01%), habiendo sido detenidos 11 conductores por alcoholemia, que fueron puestos a disposición judicial, así como otras 118 personas denunciadas ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia.

De igual modo, en estos dispositivos fueron denunciados 11 conductores por arrojar resultado positivo en consumo de droga. También han sido detenidas tres personas por un delito contra la seguridad vial, por conducir sin haber obtenido el permiso o habiendo perdido la totalidad de los puntos asignados legalmente.

Con estas actuaciones, para continuar en la línea positiva de reducción de la siniestralidad, la Benemérita persiste en concienciar a la población de la incompatibilidad del consumo de bebidas alcohólicas y drogas con la conducción de vehículos y así evitar que se produzcan accidentes de circulación, garantizando la seguridad vial y el normal desarrollo de estos eventos multitudinarios, en nuestras carreteras, en las que no se ha registrado ningún accidente de importancia en la Región.

Conducir un vehículo a motor o ciclomotor con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 mg/l, lleva aparejada la detención del conductor, por presunto delito contra la seguridad vial, castigado con penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y en todo caso la privación del permiso por un tiempo de 1a 4 años.

De igual modo, conducir un vehículo a motor o ciclomotor habiendo perdido la totalidad de los puntos asignados legalmente, lleva consigo la detención de su conductor por un presunto delito contra la seguridad vial, castigado con penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

Por otra parte la conducción de vehículos a motor o ciclomotores con tasas de alcohol superiores a 0,25 mg/l (0,15 mg/l, conductores noveles y profesionales) y hasta 0,60 mg/l, tras la reciente reforma de la Ley de Seguridad Vial, supone una sanción económica de hasta 1.000 euros y la pérdida de hasta 6 puntos del permiso de conducir.

La conducción habiendo ingerido drogas u otras sustancias prohibidas, pueden determinar la comisión de un supuesto delito contra la seguridad vial, o en su caso una denuncia administrativa, sancionadas en los mismos términos.

En estos casos, una vez realizada la prueba indiciaria de detección de drogas en saliva, los conductores están obligados a facilitar una segunda muestra de fluido oral para su remisión a un laboratorio acreditado y contrastar el resultado provisional, conforme a la normativa vigente.

En todos los casos, los vehículos afectados son inmovilizados por la Guardia Civil hasta que sus conductores se encuentren en condiciones de proseguir viaje, una vez que hayan rebajado el nivel de alcoholemia dentro de los límites permitidos o desaparecida la presencia de las drogas, o bien, se hagan cargo de los vehículos otros conductores que se encuentren habilitados y previas las pruebas oportunas.

Asimismo, la Benemérita sigue reiterando su mensaje a aquellos conductores que conducen después de haber bebido o tomado drogas, y recuerda que, sin perjuicio de la sistemática realización de controles preventivos ordinarios o especiales, se practicarán las preceptivas pruebas de alcoholemia y drogas a todos los conductores que sean denunciados por la comisión de infracciones, implicación en accidentes o aquellos otros en que se detecte su consumo en el curso de otras actividades de vigilancia e inspección que se lleven a cabo, intensificándose durante las próximas Fiestas de los Caballos del Vino de Caravaca y Festival WAM.

Estas actuaciones tienen la finalidad de concienciar a los ciudadanos de la incompatibilidad de estas sustancias con la conducción, dada la merma de reflejos y capacidades que para el control de los vehículos suponen, y garantizar la seguridad vial en las carreteras.

También el pasado viernes se desplegó un amplio dispositivo de verificación de alcoholemia y drogas, compuesto por una veintena de agentes del Sector de Tráfico de Murcia, con motivo de la tradicional romería de San Roque en la localidad de Blanca, se realizaron 903 pruebas de alcoholemia y drogas, de las que 17 arrojaron resultado positivo en alcohol (1,88%), habiendo sido detenidos tres conductores por alcoholemia, que fueron puestos a disposición judicial, así como otras 14 personas denunciadas ante la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia. De igual modo, en estos dispositivos fueron denunciados tres conductores por arrojar resultado positivo en consumo de droga.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies