Los pensionistas se echan a la calle para exigir una subida "decente" de las jubilaciones o mandar a Rajoy "a la calle"

Los pensionistas conentrados a las puerta de la Delegación del Gobierno
EUROPA PRESS
Publicado 20/02/2018 13:07:38CET

UGT y CCOO acuerdan recolectar las cartas con las que el Gobierno central comunicó la subida para devolvérselas a Fátima Báñez

MURCIA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los jubilados se han echado a la calle este martes en Murcia para exigir una subida "decente y razonable" de las pensiones o, en caso contrario, que el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, "se vaya a la calle", ya que calculan que habrían perdido un 3,95 por ciento del dinero que les correspondería en los cuatro últimos años. Se trata de una situación "insostenible" ante la que van a redoblar sus movilizaciones.

Así lo han hecho saber los secretarios generales de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT Región de Murcia, Antonio Conchillo, y de la Federación de Pensionistas de CCOO, Miguel López Marcos, quienes han participado este martes en una protesta junto a decenas de personas a las puertas de la Delegación del Gobierno de Murcia, en la avenida Alfonso X el Sabio, con motivo de la celebración de la campaña 'Pensiones dignas'.

Conchillo y López han criticado que el Gobierno central ha subido sólo un 0,25 por ciento cada año en los últimos cinco años, a lo que hay que sumar un año en el que no aumentaron, una cantidad "muy inferior" al incremento del Índice de Precios de Consumo (IPC), lo que se traduce en un empobrecimiento de los pensionistas y en una pérdida de poder adquisitivo.

López ha recordado que las movilizaciones comenzaron el pasado 9 de octubre, cuando se celebró una gran concentración en Madrid en protesta por el "dichoso 0,25 por ciento de aumento del sueldo", ya que "parece que con eso podemos mantener a la familia". El representante de CCOO ha contado su caso personal, que convive con cinco familiares en casa, incluidos dos nietos. "Si usted cree que con el 0,25 por ciento de subida podemos subsistir, que venga el Señor y lo vea", ha aseverado.

El aumento del 0,25 por ciento anual en una pensión media en la Región de Murcia se traduce en un incremento de entre 1,50 y 2 euros, tal y como ha destacado Conchillo, quien ha reivindicado que la subida de las pensiones sea "decente y razonable, al menos equivalente al IPC", y que los pensionistas recuperen el 3,95 por ciento que han perdido en los últimos cuatro años.

"Hemos llegado a una situación en la que estamos hartos y muy cansados de que este Gobierno nos está mangoneando a todos" porque el aumento de los últimos años es "una porquería", según Conchillo, quien ha emplazado a que "mejoren las pensiones o que se vaya el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy".

Ante esta situación, las dos federaciones de pensionistas de UGT y CCOO de la Región de Murcia han anunciado nuevas movilizaciones este jueves, 22 de febrero, así como el jueves, 1 de marzo, y el jueves, 15 de marzo, a las puertas del Instituto Nacional de la Seguridad Social, en la avenida Alfonso X el Sabio de Murcia, todas ellas a las 12.00 horas.

Conchillo ha avanzado que cientos de pensionistas van a acudir a estas concentraciones, porque "no podemos más y hemos llegado a una situación en la que esto explota o los pensionistas nos unimos y echamos al presidente del Gobierno, ya que estamos hartos de él porque nos está engañando a todos".

EL FONDO DE RESERVA, "FUNDIDO"

En concreto, ha lamentado que Rajoy "ha fundido el fondo de reserva de las pensiones, que hace cinco años tenía 66.000 millones de euros y ahora sólo quedan 6.000 millones, lo que no da ni para una paga extra". Ante esta situación, plantea una disyuntiva: "o se echa al presidente del Gobierno o que pague lo que debe de una vez".

Conchillo ha recordado que en la Región hay 244.000 pensionistas y, de todos ellos, "unos 100.000 cobran menos de 650 euros", es decir, el sueldo mínimo interprofesional. Asimismo, explica que hay unos 25.000 o 30.000 que "tienen que ayudar a sus familias, a sus hijos que están en paro, a sus yernos o a sus hijas y lo están pasando súmamente mal".

"No es cierto lo que dice el Gobierno de que está mejorando la economía, y la prueba está en los nueve millones de pensionistas" que hay en España, según López. De momento, los pensionistas preparan movilizaciones "más radicales" en Madrid, que a su juicio es "donde realmente le escuece al Gobierno central".

DEVOLVERÁN LA CARTA A LA MINISTRA

El responsable de UGT también se ha referido a la carta que el Gobierno central envió a los jubilados para comunicar la última subida de las pensiones. "Es una tontería y una barbaridad gastarse el dinero de esa manera", ha aseverado Conchillo.

En concreto, ha criticado que se gasten "tres euros en mandar una carta que hay que confeccionar, ensobrar, ponerle un sello y luego distribuirla a la casa de cada uno", cuando la subida de las pensiones es de sólo dos euros.

En este sentido, UGT y CCOO han acordado recolectar las cartas para llevarlas a la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, en los primeros días de marzo a través de los secretarios generales de ambos sindicatos con el fin de que "se las guarden".

Conchillo ha destacado que los pensionistas han estado cotizando con su IRPF "un montón de años" y, aunque le parece razonable que se les siga reteniendo "una pequeña cantidad", considera que debería ir destinado a pagar "una de las pagas extra de los pensionistas, porque ese dinero vale para eso".

En concreto, ha señalado que el IRPF de los pensionistas se eleva a los 9.500 millones de euros cada año, montante que "podrían destinar al pago de la paga extra y no tener que pedir deuda o tener que esquilmar la hucha de las pensiones". Y es que la hucha de las pensiones, critican, "se ha utilizado para muchas cosas".

LA BRECHA ENTRE PENSIONES DE HOMBRES Y MUJERES

En este sentido, se han referido también a la brecha salarial entre las pensiones que cobran las mujeres y los hombres, que han calificado de "abismal" y que han considerado un "crimen". Según Conchillo, "una mujer que ha hecho un trabajo debe tener exactamente el mismo derecho a tener el mismo salario, la misma cotización y, por tanto, la misma pensión". En este sentido, ha recordado que se han convocado paros parciales con motivo del 8 de marzo.

"Desde el Gobierno dan una imagen muy bonita diciendo que van a hacer todo lo posible por la igualdad, pero todavía estamos esperando que lo hagan", según Conchillo, quien remarca que las mujeres que cuentan con contratos precarios "lo saben".

Además, López también ha llamado la atención sobre la situación de los inmigrantes, que "son los que están cargando con los trabajos que no quieren hacer los españoles, y además cobrando diez o quince euros al día por estar en el medio del campo masacrados, trabajando de sol a sol", algo que "no se puede consentir".

Igualmente, han advertido que "lo último que están haciendo es obligar a trabajar más tiempo y van a recortar el sistema de cálculo de las pensiones a partir de 2019". Así pues, un pensionista jubilado en 2019 va a perder un 0,51 por ciento respecto a otro de 2018 que haya cotizado lo mismo por la misma base reguladora.

La pérdida será acumulativa año tras año, según Conchillo, quien ha señalado que "no luchamos por nuestra pensión, que ya la tenemos, sino por los que vienen, porque somos defensores del sistema público de pensiones".

En cuanto a lo fondos privados de pensiones, ha puesto en duda la rentabilidad de los mismos. "Que me digan a mí qué trabajador que está en el campo puede pagarse un plan de pensiones, porque ganan 700 euros y tienen que pagar 70, 80 o 100 euros al plan de pensiones", ha aseverado López, quien se pregunta "de qué van a vivir".