Asociación para Defensa del Valle de los Caídos tras rechazo TS: "Plasma el sentir general de una sociedad reconciliada"

Valle de los Caídos
EUROPA PRESS
Publicado 28/02/2017 21:07:23CET

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos ha subrayado que la decisión del Tribunal Supremo de desestimar el recurso contencioso-administrativo interpuesto por el ex magistrado Baltasar Garzón y los abogados Manuel Ollé y Eduardo Ranz "plasma el sentir generalizado" de una "sociedad moderna y reconciliada".

Así se ha pronunciado sobre las peticiones "estrambóticas" formuladas por los tres abogados para que los restos de Franco y de Primo de Rivera se depositaran en el lugar que designen las respectivas familias y recordar que, en este caso, el Arzobispado de Madrid está vulnerando los cánones eclesiásticos que expresamente señalan que no deben enterrarse cadáveres en las iglesias a no ser que se trate del Papa, arzobispos o meritorios.

"Los demandantes, metidos en su pequeño mundo particular, están ignorando que los españoles del siglo XXI miramos hacia adelante sin olvidar nuestro pasado, pero recordándolo sin odio y en espíritu de tolerancia y convivencia, en el que la memoria de la guerra sea, en todo caso, un estímulo a la Paz y el entendimiento entre todos los españoles", ha remarcado.

Asimismo, la Asociación acusa a los tres demandantes de ansiar "notoriedad pública y presencia en los medios de comunicación" al presentar este recurso por el silencio del Gobierno a su petición de convertir el Valle de los Caídos en un Espacio de Memoria de las Víctimas y el traslado de los cuerpos de Franco y Primo de Rivera.

En un comunicado, la Asociación ha subrayado igualmente que la "atrevida acusación" de los tres abogados al decir que el Tribunal Supremo "se alinea en contra de las víctimas" obvia el hecho de que "en la guerra fraticida víctimas fueron todos, es decir, los dos bandos". En este sentido, ha defendido que el Valle de los Caídos es un lugar "absolutamente modélico" en su espíritu de "hermandad y reconciliación" para el que fue concebido.

"Le pese a quien le pese", ha defendido, es un lugar "de verdadera reconciliación y concordia" y en él se encuentran los restos mortales de los dos bandos de la contienda "por los que se reza a diario en absoluta situación de igualdad, dignidad y respeto". "Todos los españoles que vivieron la guerra, coinciden unánimemente en su deseo de que jamás se vuelva a repetir una situación ni siquiera parecida", ha remarcado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies