La AUGC se pregunta si los niños asesinados en las casas cuartel eran según ETA, "parte del 'conflicto'"

AUGC
Europa Press - Archivo
Publicado 20/04/2018 13:41:40CET

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Unificada de Guardias Civiles se pregunta si los niños asesinados en las casas cuartel son o no, según ETA, "parte del 'conflicto'" habida cuenta de que en el comunicado que ha difundido la banda terrorista este viernes se pide perdón expresamente sólo a las "víctimas que no tenían una participación directa".

Ironizando, la asociación mayoritaria en el Instituto Armado, lanzaba así la siguiente pregunta a la banda terrorista: "En la 'participación directa', ¿se incluyen también los niños y niñas hijos de guardias civiles que fueron asesinados en atentados atroces como los de las casas cuarteles de Vic o Zaragoza?".

Según explica en un comunicado, para la AUGC con el texto difundido este viernes ETA "ha vuelto a atentar contra la Guardia Civil" al distinguir entre víctimas.

En concreto la AUGC hace referencia a que el comunicado atenta "contra la memoria de los 230 agentes asesinados y sus familiares" y ha incidido en que a "ninguna de las viudas, huérfanos, padres y madres han pedido perdón sus asesinos y únicamente se avienen a hacerlo respecto a las víctimas que 'no tenían una participación directa en el conflicto'".

En dicho escrito, la asociación ha explicado que, con 230 guardias civiles asesinados, este es el colectivo que en "mayor medida ha sufrido la barbarie criminal de la banda terrorista" y en Navarra y el País Vasco, su vida "todavía está muy lejos de la normalidad, con situaciones de acoso diarias".

La AUGC ha puesto como ejemplo, "la brutal paliza" que recibieron dos agentes y sus parejas en un bar de Alsasua "solo por su condición profesional" y ha apoyado la petición de penas solicitada por la Fiscalía para los ocho acusados.

Por otra parte, han señalado que ETA "tenía muy fácil pedir perdón" y sin embargo "en su escrito han vuelto a justificar el asesinato de guardias civiles, militares y policías".

Para AUGC, el comunicado "es una nueva muestra de la cobardía y la falsedad de la banda" y acusa a ETA de "cinismo" al "pedir perdón con respeto y sin querer provocar de nuevo aflicción alguna", tal y como dice literalmente el texto difundido por la banda armada.