El caso ordenadores de Bárcenas pasa a manos de la juez que elogió a Granados y archivó el caso 'Espías'

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El caso ordenadores de Bárcenas pasa a manos de la juez que elogió a Granados y archivó el caso 'Espías'

Actualizado 19/10/2016 13:01:11 CET

La juez Freire se aparta en favor de su sustituta natural mientras se sustancia la segunda recusación que planteó el PP

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El caso del borrado de los ordenadores de Bárcenas ha pasado a manos de una nueva juez instructora, la de Instrucción número 5 de Madrid Carmen Valcarce, después de que la magistrada que hasta ahora llevaba el asunto, Rosa María Freire, haya tenido que apartarse mientras se tramita la segunda recusación que interpuso contra ella el PP, que está procesado en la causa por presuntos daños informáticos.

Se da la circunstancia de que Valcarce es la juez que archivó hasta tres veces la causa por espionaje político en este partido y elogió al que fuera secretario general en Madrid Francisco Granados, según escuchas que obran en el sumario de la trama 'Púnica'.

Así lo han confirmado fuentes jurídicas a Europa Press que explican que Valcarce -que es la sustituta natural de la titular del Juzgado competente en el caso de los ordenadores, el número 32 de Madrid- asume el caso después de que Freire, pese a inadmitir la segunda causa de recusación del PP, la haya enviado a la Audiencia Provincial de Madrid para que sea tramitada según le obliga la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ).

Mientras se resuelve este incidente procesal la instructora del caso será Valcarce. El segundo motivo de recusación fue planteado por el PP después de que, tras rechazar en un auto anterior apartarse del procedimiento, la juez insinuara que la formación popular actuó de forma machista.

En la causa -cuya instrucción ha prácticamente terminado aunque queda pendiente la resolución de varios recursos- han sido también procesados la actual tesorera del partido Carmen Navarro, el abogado Alberto Durán y un ex trabajador de la formación política.

La decisión de la juez fue dada a conocer en el auto en el que Freire precisamente inadmitía dicho motivo de recusación si bien señalaba, seguidamente, que de conformidad con el artículo 225 de la LOPJ debe remitirse testimonio del escrito de recusación "y demás documentos relativos a la misma, a los efectos procedentes".

Estos efectos, según las mismas fuentes, llevarán a la Audiencia Provincial a nombrar un instructor del incidente de recusación, que será quien resuelva sobre la permanencia o no de Freire en el futuro en esta causa judicial.

La primera de las recusaciones presentadas por el PP, que fue igualmente inadmitida, no tuvo las mismas consecuencias porque el motivo de dicha inadmisión fue de carácter formal, por presentarse fuera de plazo. En el caso de la segunda, al no darse esta circunstancia y pese a inadmitirla, la juez tiene obligación de remitir el asunto a la Audiencia Provincial.

MISMOS FUNCIONARIOS, DISTINTA JUEZ

Fuentes jurídicas han precisado que, pese a que ahora será la juez Valcarce la que lleve el asunto -al que apenas le queda recorrido por haberse llegado ya al fin de la instrucción y al procesamiento del PP y el resto de investigados- con la causa seguirán trabajando los mismos funcionarios y letrado de la administración de justicia -antes secretario judicial- que hasta ahora.

La titular del Juzgado de Instrucción nº 32 de Madrid negó en el último auto que ha podido firmar sobre este asunto, de fecha 14 de octubre, cualquier animadversión al PP y señaló que no puede hacérsela responsable de los titulares con los que los medios de comunicación dieron a conocer el auto en el que rechazaba tramitar la primera de las recusaciones, que eran los que hacían mención a un supuesto reproche de machismo en los términos utilizados por la defensa del partido.

Freire insistía en que los términos en los que rechazó apartarse de la causa a finales del pasado mes de septiembre pueden ser o no compartidos por la defensa del PP, pero esta parte "habrá de reconocer que ningún atisbo de enemistad" con el partido puede detectarse en ellos.

La defensa del Partido Popular basaba este nuevo escrito de recusación en las afirmaciones vertidas por la magistrada en un auto anterior, en el que se preguntaba irónicamente en su respuesta: "significa a ojos del recusante que soy extraordinariamente inteligente o que, por el contrario, soy un instrumento en manos de mentes privilegiadas, seguramente masculinas". Según el PP esto supone una "predisposición peyorativa".

En esta nueva recusación, en la que incluía algunos titulares de los medios sobre esta noticia, el partido alegaba enemistad manifiesta de la magistrada hacia la formación política debido a las manifestaciones vertidas por la misma en el auto por el que rechazó apartarse de la causa.

En otro auto dado a conocer también este lunes, la juez rechazaba en reforma otro recurso que presentó el PP en contra de sus decisiones, concretamente contra la de inadmitir a trámite el primero de los motivos aducidos por el PP para apartarla del caso. El PP ha anunciado que recurrirá también esta decisión, sobre la que la Audiencia Provincial de Madrid tendrá también la última palabra.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies