Espejel lidera las quinielas para ser elegida mañana presidenta de lo Penal de la Audiencia Nacional

 

Espejel lidera las quinielas para ser elegida mañana presidenta de lo Penal de la Audiencia Nacional

Contador
Publicado 24/05/2017 18:33:07CET

El CGPJ incluye la elección del sucesor de Grande-Marlaska en el Pleno de este jueves

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

La juez Concepción Espejel, apartada del tribunal del 'caso Gürtel' y el que juzgará la 'caja B' del PP por su supuesta proximidad a este partidose perfila como la próxima presidenta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, una designación que ha sido incluida en el orden del día del Pleno que celebrará este jueves el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Podría obtener el apoyo del sector mayoritario de este órgano, según las fuentes consultadas por Europa Press.

También suenan como posibles presidentas la juez central de instrucción Carmen Lamela y la magistrada Manuela Francisca Fernández Prado, quien, al igual que Espejel, ya forma parte de esta sala de enjuiciamientos y sería la candidata preferida por el sector progresista del órgano de gobierno de los jueces, que es minoritario.

En total son seis los magistrados que optan a sustituir a Fernando Grande-Marlaska al frente de la Sala de lo Penal de la Audiencia, encargada de enjuiciar las causas instruidas en este órgano.

Grande-Marlaska abandona su puesto el próximo 1 de junio para entrar a formar parte de la Comisión Permanente del CGPJ, que es el órgano clave de esta institución y cuyos miembros tienen dedicación exclusiva.

Al puesto se han presentado también los actuales miembros de la Sala de lo Penal Fermín Javier Echarri Casi, Juan Pablo González González y María Teresa Palacios, todos ellos con posibilidades más limitadas según las fuentes consultadas. Lamela, titular del Juzgado Central de Instrucción número 3, es por lo tanto la única aspirante que no forma parte del órgano colegiado.

ESPEJEL FUE APARTADA DE CAUSAS CONTRA EL PP

La elección de Espejel no estaría exenta de cierta polémica si se tiene en cuenta que en octubre de 2015 la propia Sala que aspira presidir la apartó, junto con Enrique López, del tribunal que aún hoy está juzgando la primera época de actividades de la trama de corrupción Gürtel, que se desarrolló entre los años 1999 y 2005.

La petición de recusación planteada por la Asociación de Abogados Demócratas de Europa (ADADE) puso en evidencia la condecoración con la Gran Cruz de San Raimundo de Peñafort que la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal (PP), concedió a Espejel en febrero de 2014.

Cuatro meses después el mismo pleno de la Sala de Lo Penal admitió igualmente las recusaciones de los dos magistrados como miembros del tribunal que se encargará de juzgar la contabilidad B del Partido Popular (PP), que fue solicitada por su "amistad íntima" con algunos dirigentes de esta formación.

RECLAMAN ESPECIALIZARSE EN ASUNTOS ECONÓMICOS

Todos ellos expusieron sus proyectos ante la Comisión Permanente el pasado 9 de mayo y apostaron por fomentar la formación de los magistrados en asuntos especializados como los económicos y financieros para poder estudiar, así como acercar la justicia a los ciudadanos.

"Necesitamos tener conocimientos en economía y contabilidad para entender las pruebas periciales", dijo durante la entrevista la magistrada de la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Manuela Francisca Fernández Prado, que concluyó la exposición de su proyecto asegurando que si es elegida como sustituta de Fernando Grande-Marlaska afronta el reto porque ella "representa lo que es la Audiencia Nacional".

En esta línea, Carmen Lamela apostó por crear unidades técnicas de apoyo para auxiliar a los magistrados en temas específicos como las causas de corrupción que, a su juicio, "causan una preocupación en la sociedad española".

Según dijo Lamela a los vocales del Consejo dentro de cinco años --lo que dura el mandato de presidente-- la Sala de lo Penal tiene que ser un "gabinete especializado", "tecnológicamente avanzado" que preste una tutela judicial "pronta" y con criterios "homogéneos". Según expuso la Audiencia Nacional tiene que rendir cuentas con los ciudadanos, por lo que ha insistido en la necesidad de que todos los magistrados de la Sala elaboren un plan de actuación anual de objetivos.

Espejel, quien actualmente preside la Sección Segunda de la Sala de lo Penal, abogó durante su entrevista por la implantanción de las nuevas tecnologías, dijo que las cuatro secciones que conforman la Sala de lo Penal tengan la misma carga de trabajo y sus criterios sean unificados, respetando la "independencia de los compañeros".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies