ETA intenta escenificar de nuevo su desarme tras el rechazo del Gobierno a negociar y el fracaso de las cajas de cartón

 

ETA intenta escenificar de nuevo su desarme tras el rechazo del Gobierno a negociar y el fracaso de las cajas de cartón

Verificadores de ETA dicen que ETA ha sellado armas y explosivos
BBC
Actualizado 17/03/2017 16:26:17 CET

MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

ETA ha recurrido a representantes de organizaciones afines para intentar escenificar de nuevo su desarme tras el rechazo del Gobierno a negociar un final dialogado y el fracaso de la falsa entrega de armas de 2014, cuando unos 'verificadores internacionales' reconocieron en la Audiencia Nacional que los terroristas se habían llevado las mismas armas que habían dicho que entregaban.

Los Gobiernos de España y Francia han desatendido las continuas demandas de diálogo a través de la constitución de una mesa de negociación en la que se abordara lo que los terroristas llaman las "consecuencias del conflicto".

Tras los sucesivos portazos, ETA ha recurrido ahora a colectivos como la Liga de Derechos Humanos (LDH) o Bizi, a cuyos integrantes la Guardia Civil impidió el 16 de diciembre que escenificaran en el sur de Francia una entrega de armas por el riesgo de que se eliminaran pruebas que podrían ser utilizadas para esclarecer casos sin resolver.

Uno de los cinco detenidos entonces, Jean-Noël Etcheverry, vinculado con la asociación ecologista Bizi, ha anunciado hoy a través del diario francés 'Le Monde' que ETA estará totalmente desarmada en la tarde del próximo 8 de abril.

ETA se ha visto forzada por las sucesivas operaciones policiales a recurrir a estos 'mediadores', sobre todo ante la negativa de España y Francia de atender a las exigencias planteadas en la Declaración de Aiete que precedió al anuncio del fin de la violencia del 20 de octubre de 2011. Se ponía así fin a medio siglo de atentados y más de 800 asesinatos.

Los terroristas, sin embargo, pretendían que el nuevo Gobierno de Mariano Rajoy atendiera a reivindicaciones históricas como el acercamiento de los presos o la salida del País Vasco de las fuerzas de seguridad del Estado. Tras el fin de la violencia, estas mismas tesis han sido respaldadas por el PNV y por la izquierda abertzale, que las pasadas Navidades apoyó además que los presos se acogieran a beneficios individuales pero sin colaborar con la Justicia.

Este mismo viernes, el ministro portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo, ha insistido en que el Ejecutivo de Mariano Rajoy "no se moverá ni un centímetro": "La posición del Gobierno es muy clara y muy nítida, ETA tiene que desarmarse y disolverse".

FALSA ENTREGA DE ARMAS EN CAJAS

La negativa del Gobierno de Rajoy a oír las peticiones de ETA llevó a los terroristas a pedir la mediación de la llamada Comisión Internacional de Verificación. Varios encapuchados escenificaron una falsa entrega de armas en cajas de cartón en febrero de 2014 y, poco después, los 'verificadores' reconocieron en la Audiencia Nacional que los terroristas se habían llevado la misma caja de cartón con armas.

ETA ha combinado este tipo de escenificaciones con comunicados como el de julio de 2014 en el que anunciaba el desmantelamiento de su estructura 'logístico-militar'. La intención, según ellos, era proceder al sellado de sus zulos a través de la unificación de sus antiguas estructuras.

El Ministerio del Interior le ha reprochado en este tiempo que, desde 2011, "no ha hecho entrega de un solo cartucho de munición y todo el material que ha perdido lo ha hecho por la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad". De hecho, uno de los mensajes más repetidos ha sido que ETA sólo tenía una salida: o entregan las armas o se las quitan la Policía y la Guardia Civil.

La prueba de esto último es que ETA ha sido descabeza en varias ocasiones desde que en mayo de 2010 fue arrestado Mikel Carrera, el considerado como último 'jefe' de ETA. El 22 de septiembre de 2015 cayeron en Francia Iratxe Sorzábal y David Pla, responsables del aparato político y autores de los últimos comunicados y de la falsa entrega de armas con los 'verificadores'.

El pasado 5 de noviembre el arrestado fue Mikel Irastorza, considerado pese a su inexperiencia máximo dirigente de una ETA derrotada policialmente pero que se resiste a disolverse. Fuentes de la lucha antiterrorista indican que los terroristas dispondrían de un menguante arsenal con un centenar de pistolas y un máximo de tres toneladas de explosivo.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies