De Foxá, alcalde de Majadahonda, defiende que el cese de Guillermo Ortega no se debe a "discrepancias políticas"

 

De Foxá, alcalde de Majadahonda, defiende que el cese de Guillermo Ortega no se debe a "discrepancias políticas"

Publicado 24/03/2017 13:53:44CET

Asegura que nunca sospechó de que su antecesor estuviese cometiendo irregularidades

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El actual alcalde de Majadahonda, Narciso de Foxá, ha defendido este viernes en el juicio por los primeros años de la trama Gürtel (1999-2005) que el motivo del cese de Guillermo Ortega como alcalde no se debe a las "discrepancias políticas" existentes por la venta de unas parcelas y la implantación de la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC), tal y como explicó en su declaración.

De Foxá, que ha comparecido en calidad de testigo, ha explicado ante el tribunal de la Audiencia Nacional presidido por el magistrado Ángel Hurtado, que las diferencias nacieron en 2004 cuando una "serie de concejales" y él, que entonces era el responsable de la empresa que gestiona el suelo municipal Patrimonio Municipal de Majadahoda, S.A. (PAMMASA), comenzaron a observar que Ortega pretendía vender unos terrenos a un precio inferior al de mercado. "No sé las razones, posiblemente podía deberse a que se había planteado mal el pliego de condiciones", ha dicho, al tiempo que ha afirmado que no apreció "nunca nada ilegal".

Tampoco observó irregularidades en la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC), pero este grupo de concejales se opusieron a que el importe final por el que se pretendía adjudicar, "aproximadamente unos 12 millones de euros en 10 años", era un "gasto excesivo" que el consistorio no podía afrontar, según ha dicho. Aún así, ha reconocido que al principio estaba de acuerdo con este proyecto porque era algo "que tenían muchos ayuntamientos de España".

Se trataba de una "discrepancia política", ha añadido e insistido en que "tener discrepancias con el alcalde es complicado". "Tienes que estar seguro de lo que estás haciendo porque es natural que apoyes al alcalde y es romper la disciplina de voto", ha enfatizado.

Ortega afirmó en su declaración que el desgaste que conllevó a su dimisión comenzó con la polémica sobre la venta de terrenos y apuntó que De Foxá le hizo la "vida imposible" y que es amigo del también exalcalde de Majadahonda Ricardo Romero de Tejada, al igual que "amigo personal" de la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre. Aún así, admitió que fue Aguirre y el ex secretario general del PP de Madrid Francisco Granados los que le pidieron que dejara la alcaldía por una enfermedad de corazón, aunque se puso como excusa la OAC.

CUESTIONES PERSONALES

De Foxá ha defendido este argumento y destacado que Ortega cesó en su cargo por "cuestiones personales o de salud, no recuerdo muy bien", aunque no ha negado que otra posibilidad de su marcha de la Alcaldía fuese las "presiones" recibidas por estas diferencias en la gestión. No obstante, ha apuntado que los grupos municipales nunca presentaron una moción de censura.

Sin embargo, Ortega recalcó que el verdadero motivo de su salida del ayuntamiento se debe a que el propietario de las empresas Licuas y Coarsa, Joaquín Molpeceres --que aparece en la pieza denominada 'Papeles de Bárcenas'--, había denunciado al extesorero del PP Álvaro Lapuerta que el entonces alcalde no le adjudicó ningún servicio municipal. El ex primer edil relató que Lapuerta le llamó en una ocasión para que adjudicase contratos públicos municipales a estas empresas porque era "gente que colaboraba con la casa".

"No sé que tienen que ver estas empresas, no me cuadra que tengan algo que ver con su cese (...) tampoco tengo la sensación de que tuvieran protagonismo en el Ayuntamiento de Majadahonda, recuerdo que eran adjudicaciones bastante regulares", ha dicho De Foxá al respecto.

Preguntado por la fiscal Concepción Sabadell sobre las empresas con las que contrató el Ayuntamiento, y sobre todo por qué nuevas empresas --vinculadas a la trama Gürtel-- comenzaron a licitar en el momento que Ortega se convirtió en alcalde, De Foxá ha asegurado que no se percató de que se estuviese dando "un cambio" de sociedades, aunque "es verdad que estaba en mi mundo", ha precisado. Es más, ha indicado que no está seguro si conoce al 'cabecilla' del entramado corrupto, Francisco Correa.

REPRODUCCIÓN DE LA DECLARACIÓN DE ABASCAL EN INSTRUCCIÓN

El tribunal de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal ha concluido la jornada de este viernes reproduciendo la declaración que ofreció el exdirigente del PP Santiago Abascal Escuza --padre del actual presidente de VOX, Santiago Abascal Conde-- en instrucción, ya que este testigo no pudo comparecer el pasado 6 de marzo en el juicio que se está celebrando en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid).

Abascal reconoció ante el entonces juez instructor Pablo Ruz que recibió en 1999 una ayuda del PP de 12.000 euros para sufragar gastos ocasionados por un ataque de la 'kale borroka' a su comercio de la localidad alavesa de Amurrio, aunque afirmó que no recuerda quién le dio esta cantidad.

Además, este viernes ha testificado la ex subdirectora general del Grupo GSS Cristina Cañal Romeu --empresa que ofrece servicios de 'call center' que estaban pendientes de los concursos públicos en el ámbito local y autonómico--, que ha afirmado que no recuerda nada concreto relacionado con la OAC. También el dueño de un concesionario de coches que vendió vehículos a Ortega, a nombre de su sociedad Sundry Advices, sobre el que ha dicho que no le conoce personalmente.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies