La juez de los ordenadores de Bárcenas rechaza que haya reprochado al PP su 'machismo'

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

La juez de los ordenadores de Bárcenas rechaza que haya reprochado al PP su 'machismo'

Actualizado 17/10/2016 13:49:30 CET

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La titular del Juzgado de Instrucción nº 32 de Madrid, Rosa María Freire, que instruye el caso abierto por el borrado de los discos duros del ordenador del extesorero del PP Luis Bárcenas, ha inadmitido la segunda causa de recusación presentada contra ella por el Partido Popular, a quien ha procesado en la causa. Rechaza que haya reprochado al PP su "machismo".

Este motivo de recusación fue planteado por el PP después de que, tras rechazar en un auto anterior apartarse del procedimiento, la juez insinuara que la formación popular actuó de forma machista.

En su auto dado a conocer este lunes, la juez niega de nuevo cualquier animadversión al PP y señala que no puede hacérsela responsable de los titulares con los que los medios de comunicación dieron a conocer el auto en el que rechazaba tramitar la primera de las recusaciones, que eran los que hacían mención a un supuesto reproche de machismo en los términos utilizados por la defensa del partido. "No se dijo lo que pretende la parte recusante", concluye la magistrada.

En una resolución de cuatro páginas la juez insiste en que los términos en los que rechazó apartarse de la causa a finales del pasado mes de septiembre pueden ser o no compartidos por la defensa del PP, pero esta parte "habrá de reconocer que ningún atisbo de enemistad" con el partido puede detectarse en ellos.

La defensa del Partido Popular basaba este nuevo escrito de recusación en las afirmaciones vertidas por la magistrada en un auto anterior, en el que se preguntaba irónicamente en su respuesta: "significa a ojos del recusante que soy extraordinariamente inteligente o que, por el contrario, soy un instrumento en manos de mentes privilegiadas, seguramente masculinas". Según el PP esto supone una "predisposición peyorativa".

En esta nueva recusación, en la que incluía algunos titulares de los medios sobre esta noticia, el partido alegaba enemistad manifiesta de la magistrada hacia la formación política debido a las manifestaciones vertidas por la misma en el auto por el que rechazó apartarse de la causa.

La juez Freire, que procesó al partido en julio por los delitos de daños informáticos y de encubrimiento, negó en el auto que actuara como un instrumento del PSOE.

RECHAZA APARTARSE

En un segundo auto dado a conocer este lunes, la juez rechaza en reforma otro recurso que presentó el PP en contra de sus decisiones, concretamente contra la de inadmitir a trámite el primero de los motivos aducidos por el PP para apartarla del caso.

Sobre este asunto, la juez vuelve a defender su imparcialidad y también que tenía potestad para rechazar la recusación, así como que su actividad profesional es pública y por lo tanto podía ser perfectamente conocida por cualquiera, por el PP también, al inicio de esta investigación judicial.

En el primer escrito de recusación, el PP argumentó que la titular del Juzgado de Instrucción 32 de Madrid fue propuesta por el exdiputado socialista y vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Álvaro Cuesta, para sustituir a Javier Gómez Bermúdez en el Juzgado Central de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional y que existía una "evidente relación" entre ambos dos, ya que "coinciden regularmente en distintos eventos y ponencias".

Rosa María Freire concluyó el pasado mes de julio la instrucción y transformó las diligencias previas en procedimiento abreviado.

Acusó a todos ellos de la comisión de delitos de daños informáticos y encubrimiento por destruir los portátiles a "conciencia mediante el sistema de borrado más drástico, el de sobreescritura de 35 pasadas y rallado hasta su destrucción física". El procesamiento fue recurrido por el PP y la Fiscalía en reforma a principios de verano.

Por su parte, Bárcenas dio instrucciones a su abogado, Francisco Maroto, para apartarse de este procedimiento -en el que están imputados además del propio PP la tesorera del partido Carmen Navarro, el abogado Alberto Durán y un ex trabajador--. Alegó motivos económicos para justificar su retirada de la acusación.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies