La oposición pide al Gobierno que se implique más en el Sáhara Occidental

El secretario de Estado de Exteriores, Ildefonso Castro, en el Congreso
CONGRESO
Publicado 01/06/2017 15:26:26CET

Exteriores replica que el papel principal lo tiene la ONU y señala que en su último informe no concreta cómo debe ejercerse la libre determinación

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los portavoces de PSOE, Podemos y Ciudadanos en la Comisión de Exteriores del Congreso han pedido este miércoles al Gobierno que tenga un papel más proactivo para intentar avanzar en resolver el conflicto del Sáhara Occidental, aprovechando la llegada del nuevo secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

No obstante, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Ildefonso Castro, ha respondido a la oposición que "la centralidad" en este proceso debe tenerla la ONU. Según ha dicho, España está dispuesta a ayudar como parte del "grupo de amigos" --junto a Francia, Rusia, Estados Unidos y Rusia-- pero ve importante "darle tiempo" al nuevo secretario general.

Como próximo paso, ha apuntado que parece que Guterres nombrará pronto un nuevo enviado personal para este contencioso. Eso sí, mientras desde Podemos Ángela Ballester ha insistido en que el referéndum de autodeterminación del Sáhara Occidental tenía que haberse celebrado hace tiempo, el 'número dos' de Exteriores ha puntualizado que el informe de Guterres, publicado en abril, no precisa cómo debe ejercerse la libre determinación del pueblo saharaui.

El nuevo secretario general, ha explicado, "señala en su informe que el objetivo de relanzar el proceso negociador es llegar a alcanzar una solución política mutuamente aceptable" que incluya "un acuerdo sobre la naturaleza y la forma para ejercer esa libre determinación".

Durante el debate, el socialista Ignacio Sánchez-Amor ha lamentado que ese compromiso de España con el Sáhara no se traduzca en ninguna iniciativa concreta. "Más allá de nuestra deuda histórica y nuestro alineamiento con los compromisos internacionales, habría que explorarlo porque podrían estar dándose condiciones para avanzar", ha dicho.

También el portavoz de Ciudadanos, Fernando Maura, ha opinado que España debería aprovechar su relación "privilegiada" con Marruecos para intentar que este país ayude a resolver el conflicto por la vía del Derecho Internacional. Y también, ha añadido, para que acepte y cumpla la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE (TUE) que estableció que los productos del Sáhara ocupado no pueden beneficiarse del acuerdo comercial que el país tiene con el club europeo.

Castro ha respondido que España quiere cumple las resoluciones judiciales y ha recordado que el pasado lunes el Consejo de la UE dio mandato a la Comisión para que negocie con Marruecos enmiendas a los protocolos agrícolas para cumplir con la sentencia.

También ha hablado del Sáhara Carlos Salvador, que ha deseado que la relación estratégica con Marruecos sea compatible con una posición "firme y clara" de España por la resolución de este contencioso.

EL PRINCIPAL RIESGO, EN LIBIA

El responsable de Exteriores ha acudido a la Comisión para hacer un repaso de las relaciones con el Magreb y el Sahel y ha dejado claro que el principal riesgo en la zona en estos momentos es la situación de Libia, un país fragmentado, en conflicto y sin una autoridad que controle todo el país. "Mientras llega la solución, se ha convertido en un corredor para todos los tráficos, incluido el de seres humanos que se ha cobrado miles de vidas en el Mediterráneo central", ha lamentado.

Castro ha dejado claro que no habrá solución hasta que no haya una autoridad con poder sobre todo el territorio, y que no hay militar para Libia, solo una solución política y que además debe proceder de los propios libios.

Para ello, el acuerdo político de diciembre de 2015 es una buena base, pero los propios libios y la comunidad internacional creen que "hay que hacer algunos ajustes". También en este caso ha confiado en que pronto haya un nuevo enviado del secretario general de la ONU que permita avanzar en la resolución del problema.

Castro ha aprovechado para dejar claro el apoyo de España a la integridad territorial de Libia, un valor que, según ha recordado, determina la posición de España sobre otros asuntos como Kosovo, la ocupación rusa de Crimea o el separatismo en el este de Ucrania.

Durante el debate, en el que la oposición ha aprovechado para mencionar la situación de protestas en el Rif, los portavoces de PSOE y Podemos han aprovechado para reprochar al Gobierno algunos aspectos de su estrategia de lucha contra la inmigración ilegal.

Sánchez-Amor se ha preguntado si el "modelo afroespañol" que ahora admira la UE "incluye las devoluciones en caliente" y Ballester le ha reprochado la "externalización" del control en Ceuta y Melilla. La diputada de Podemos ha pedido "una gestión de la movilidad más respetuosa con los derechos humanos", abrir "vías seguras de asilo y refugio" e impulsar una revisión de la política migratoria de la UE.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies