Pedro Sánchez: "No queremos a un Gobierno que en vez de perseguir la corrupción persiga a los fiscales"

Pedro Sánchez en el acto celebrado en Burlada
EUROPA PRESS
Actualizado 24/02/2017 21:51:09 CET

BURLADA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha alertado este viernes del "problema" que tiene la democracia cuando el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, "se mantiene en su cargo" y "quien no permanece" es el ya ex fiscal superior de la Región Manuel López Bernal, hasta ahora encargado del 'caso Auditorio'.

"No queremos un gobierno que en lugar de perseguir la corrupción persiga a los fiscales que persiguen la corrupción", ha subrayado Sánchez en el marco de un acto en la Casa de Cultura de Burlada donde ha presentado su candidatura a la Secretaría General del PSOE. Un acto que ha contado, además, con las intervenciones del secretario de Organización del PSN, Santos Cerdán, y la portavoz del PSN, Maite Esporrín.

El candidato socialista ha advertido al PP que "no confunda gobernar con chantajear" y ha asegurado que, si él gana las primarias del PSOE "no va a haber votos socialistas para políticas de derechas". "Me despojé de todos los cargos para defender al PSOE y para defender y respetar una decisión que no compartía", ha recordado Sánchez que ha incidido en que "no hay ningún adversario que tenga el apellido socialista, los adversarios están en frente y se llama PP".

Pedro Sánchez ha indicado que el proceso de primarias "debe ser ejemplar" y ha asegurado que el PSOE "volverá a ser ganador cuando sea un PSOE unido a su historia, a sus compromisos y a sus votantes, así se gana a la derecha".

Asimismo ha destacado que el Congreso socialista "va a ser decisivo en la historia del PSOE". En este sentido ha remarcado que su formación "está ante una encrucijada y puede haber más de un candidato pero sólo hay dos caminos: un PSOE autónomo, de izquierdas, que sea alternativa al PP, donde la militancia decida, o el de la Gestora".

LEALTAD GANE O PIERDA

En está línea ha anunciado que exigirá "lealtad" si gana las primarias de la misma manera que la ofrecerá si resulta perdedor. Igualmente ha asegurado que "no le temblará el pulso" para "luchar contra la corrupción cuando desgraciadamente afecte a nuestra organización".

Pedro Sánchez ha llamado a "recuperar el PSOE que creemos y que queremos", un partido "autónomo y creíble, que cumple con la palabra dada". "Hay compañeros que dicen que 'No es no' no es un proyecto político" pero "detrás del no hay muchos síes", ha continuado. "Decimos no a Rajoy porque decimos sí a un pacto educativo que acabe con la LOMCE, a un pacto de Estado contra la violencia de genero, a un nuevo Pacto de Toledo que haga posible unas pensiones dignas", ha remarcado.

Ha resaltado que la suya es la "candidatura de la militancia" y ha rechazado "la idea de que la crisis del PSOE se debe resolver a la vieja usanza, por arriba sin el voto de la militancia". Asimismo, ha indicado que la "encrucijada" que atraviesa el PSOE "solo puede responderse votando la militancia" y se ha mostrado el retraso en la fecha de las primarias y el Congreso "porque un PSOE sin líder solo beneficia a Mariano Rajoy". "Si las decisiones importantes del partido no las toma la militancia dejaremos de ser importantes", ha insistido Sánchez que se ha comprometido a incluir en los estatutos del PSOE una consulta a la militancia sobre los acuerdos electorales.

El socialista ha señalado que el PSOE "debe hacer un ejercicio de adaptación, tenemos que evolucionar". Ha reconocido que "nuestros espacio en un sistema político que ha cambiado estos años de forma vertiginosa" con un "panorama muy fragmentado" pero ha reivindicado que su partido "tiene la capacidad de diálogo con todos para construir grandes consensos".

Ha indicado que su proyecto "da una respuesta clara sobre lo que significa ser socialista en el siglo XXI". "Tenemos una gran ventaja con el resto de formaciones y es que tenemos raíces y principios" que "nos hacen pisar tierra firme y mirar al futuro", ha afirmado Sánchez que ha reivindicado "el valor y el principio de la fraternidad entre seres humanos porque hoy está en riesgo".

En este sentido ha criticado las medidas del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, para "poner un muro entre EEUU y México" y que "niega la entrada a musulmanes por el mero hecho de ser musulmanes". Al respecto, ha asegurado que "intentar equiparar a musulmanes como potenciales terroristas también lo hemos escuchado de boca de algunos representantes del PP".

Para Sánchez, uno de los principales debates del congreso debe ser "qué es ser socialista" y "para quién somos socialistas" y ha afirmado que hay que "mirar hacia adelante" para "todos los jóvenes que emigran o sufren el paro, para defender los derechos de los trabajadores, para las mujeres que sufren la desigualdad y la violencia de género". También para "dar respuesta a las migraciones que llaman a las puertas de Europa y no pueden ser respondidas con medidas insolidarias".

"El socialismo hoy es más necesario que nunca en Europa por que los viejos demonios del fascismo y el populismo vuelven a aparecer", ha alertado el socialista que ha asegurado que "la respuesta no puede ser la gran coalición ni en España ni en Europa" porque "ha traído más populismo y xenofobia". Sánchez ha rechazado una "gran coalición" tanto en España como en Europa y ha apostado por una "gran alianza de fuerzas progresistas para acabar con el austericidio en Europa".

"NO SOMOS UNOS NOSTÁLGICOS DEL BIPARTIDISMO"

En su intervención, Pedro Sánchez ha expresado los valores y principios que defiende para el PSOE. Así, ha abogado por que la formación sea "una fuerza del cambio" y ha asegurado que "no somos unos nostalgicos del bipartidismo, reconocemos la importancia de entendernos con otras fuerzas del cambio"

Asimismo, ha apostado por un PSOE "autónomo y libre de injerencias" frente "a los que quiere un PSOE subalterno de la derecha". Una "fuerza de izquierdas" que sea "plural, diverso, con liderazgos compartidos y con dirigentes con dedicación exclusiva", a la vez que "coherente, creíble y que cumpla con la palabra dada".

Por otro lado ha reafirmado la "hermandad con el PSC" y ha asegurado que este será "el último congreso" en el que los socialistas catalanes participarán mediante el voto rogado.

También ha defendido un PSOE "de los jóvenes, del feminismo, el federalismo y el laicismo" que "no olvide la memoria histórica" a la vez que combine la democracia representativa con la participativa. En este sentido, ha propuesto la creación de un Consejo de alcaldes a nivel federal.

Finalmente, ha abogado por "un PSOE unido"y ha asegurado que si su proyecto resulta ganador "seré el secretario general de todos y cada uno de los militantes del PSOE" porque "por encima de todo las urnas a quienes legitima es al partido en su conjunto".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies