El Senado aprueba una moción para exigir al Gobierno de Venezuela la "inmediata" liberación de los presos políticos

Senado
EUROPA PRESS
Publicado 26/04/2017 14:48:20CET

La oposición rechaza "lecciones" del PP sobre democracia y denuncian el uso "irresponsable" de Venezuela para hacer "política interna"

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Senado ha aprobado este miércoles una moción para exigir al Gobierno de Venezuela la "inmediata" liberación de todos los presos políticos y "la anulación de las inhabilitaciones" que pesan sobre dirigentes políticos en dicho país.

La iniciativa, impulsada por el PP, ha contado con el apoyo de los 'populares', los socialistas y el PNV, y también con el de la mayoría de partidos que conforman el Grupo Mixto. Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea y ERC han decidido abstenerse, al igual que el senador de EH Bildu y la de Nueva Canarias; y sólo se han registrado dos votos en contra de la moción, procedentes de un senador de Izquierda Unida (IU) y de otra de En Marea, ambos integrados en Unidos Podemos.

Desde el PP han defendido "la democracia y libertad de los ciudadanos de Venezuela" ante la "deriva totalitaria" del país. En este sentido, sostienen que es necesario que el Parlamento español denuncie "la barbarie" del Gobierno de Nicolás Maduro y "acompañe" a los familiares de presos políticos venezolanos.

Pero durante el debate de la moción, la mayoría de la oposición ha rechazado las "lecciones" del PP sobre democracia y han denunciado es uso "irresponsable" que, a su juicio, se hace de Venezuela "para hacer política interna".

"SIN VERGÜENZAS E HIPÓCRITAS"

De hecho, se ha producido un duro enfrentamiento entre los senadores del PP y los dos senadores de Compromís, que han registrado 368 enmiendas al texto y se han ausentado de la votación. Es más, el parlamentario Carles Mulet ha sido llamado al orden en su intervención tras referirse a los 'populares' como "sin vergüenzas, corruptos e hipócritas" porque considera que "amparan" otros regímenes dictatoriales. "Modere sus palabras", le ha pedido el vicepresidente del Senado, Pedro Sanz.

"¿Eso no les molesta porque no es Venezuela?", ha cuestionado Mulet dirigiéndose a la bancada 'popular', remarcando que para el PP "Venezuela es la respuesta para todo". Tras recordar la fotografía del expresidente José María Aznar con Hugo Chávez, Mulet ha sido abucheado por los senadores del PP cuando se ha bajado de la tribuna y, de nuevo, Pedro Sanz le ha instado a "cuidar los modales".

AL PP "NO LE IMPORTAN" LOS DDHH

También se ha generado tensión durante el turno de la senadora de Unidos Podemos Idoia Villanueva, quien ha asegurado que a los 'populares' no les importa "en absoluto" la defensa de los derechos humanos y les ha acusado de "cinismo": "Se les acaban las caretas y las cortinas de humo, ya no tienen donde esconderse", ha sentenciado.

La senadora, que ha criticado que se intente utilizar la crisis política e institucional de Venezuela "por razones de interés", ha solicitado "responsabilidad" y ha abogado por "mecanismos de diálogo y cooperación" para la resolución del conflicto y garantizar la paz social. "Nuestro deber como país y como fuerzas políticas amigas de la democracia y de la paz es defender mecanismos y espacios de diálogo", ha insistido.

Los senadores del PP también han expresado su desacuerdo durante la intervención del senador de ERC Miguel Ángel Estradé, que ha pedido a los 'populares' "un poco más de humildad" ya que ellos "están amenazando la democracia española". Según ha recalcado, el Gobierno del PP "está ejerciendo represión contra el movimiento independentista catalán" mientras "dan lecciones" de democracia.

Asimismo, ha hecho hincapié en la "inhabilitación" de varios dirigentes independentistas "por defender el derecho de Cataluña a la secesión" y ha acusado al PP de hacer un uso "partidista" de la Fiscalía y tribunales: "Antes de dar lecciones, procuren evitar la degradación imparable de la democracia española", ha subrayado el senador.

En su opinión, "primero" hay que "regenerar la democracia" de España y "empezar a condenar" multitud de dictaduras que "violan los derechos humanos" y a las que "el Gobierno vende armamento". Con estos argumentos, ha defendido que la iniciativa del PP se hace "en clave interna más que con la intención de preservar los derechos humanos".

PSOE Y PNV, A FAVOR DE LA MOCIÓN

Por su parte, el PSOE ha respaldado la moción alegando que no se puede permanecer "indiferente" y "buscar excusas" para no apoyarla. El senador socialista Francisco David Lucas ha apuntado que la iniciativa únicamente busca la defensa de la libertad y de la democracia y denuncia la "situación insostenible" de Venezuela: "Ante eso no se puede usar la indiferencia", sostiene.

A su juicio, no se debe "dar por muerta" la posibilidad del diálogo y del acuerdo para lograr una solución en Venezuela. En este mismo sentido se ha pronunciado el senador del PNV José María Cazalis, que ha reivindicado una postura "coherente" por parte de los países de la Unión Europea, al mismo tiempo que ha solicitado al Gobierno español que "abra la vía Europea" para conseguir la paz en Venezuela.

DIÁLOGO "PARA HACER MOFA Y BURLA"

Desde el PP, que ha incorporado en su texto dos enmiendas de los socialistas y de los nacionalistas vascos, ha afirmado que "no hay que renunciar al diálogo" pero ha advertido de que ese diálogo se está utilizado "para hacer mofa y burla de la oposición" por parte del Gobierno venezolano.

El senador 'popular' Dionisio García Carnero ha apuntado que el "año y medio de diálogo" en Venezuela, se han "multiplicado los presos políticos", que actualmente ascienden a "unos 150": "Diálogo sí, pero acompañado de una serie de gestos que expresen un cambio actitud del Gobierno venezolano y no solo mofa y burla", ha remarcado.

En el texto de la iniciativa, también se reclama la restitución de todas las competencias que la Constitución atribuye a la Asamblea Nacional y que "le han sido detraídas", después de haberse conocido que el Tribunal Supremo de Justicia de este país asumirá por completo las competencias de este órgano, con mayoría de la oposición. Y ha demandado respeto "a los calendarios electorales" previstos en la Constitución de Venezuela y sus leyes.

Además, ha abogado por solicitar al Gobierno de Venezuela la autorización para que organismos internacionales humanitarios del sistema de Naciones Unidas y regionales puedan visitar el país para "determinar el alcance de la crisis humanitaria" y así poder "establecer los medios precisos para revertir la carencia de medicamentos y alimentos esenciales".

El senador del PP, que ha lamentado que el Senado no haya alcanzado una postura unánime, ha rechazado de plano las inhabilitaciones políticas y la situación de los presos políticos venezolanos: "Los demócratas del mundo tenemos la obligación de estar al lado de la defensa de quienes luchan por la libertad", ha dicho.

Invitados por el PP, han asistido al Pleno del Senado Leopoldo López Gil --padre de Leopoldo López, el preso político que permanece en una cárcel venezolana--; la mujer del opositor venezolano Yon Goicoechea, Rosaura Valentini; y Antonietta Ledezma, hija del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, quien se encuentra en arresto domiciliario desde hace años, entre otros asistentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies