Las 22.000 personas con pensiones de viudedad o de cuantías bajas en Navarra verán incrementados sus ingresos en un 1,8%

Miguel Laparra y María Solana.
EUROPA PRESS
Publicado 17/01/2018 12:58:29CET

PAMPLONA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra subirá finalmente un 1,8% el complemento a las pensiones de viudedad inferiores a 10.084 euros al año y al resto de pensiones inferiores a 9.804 euros anuales tras conocerse el dato de la evolución del Salario Medio de Navarra y el IPC.

En la rueda de prensa tras la sesión de Gobierno, se ha indicado que tras la reforma legal, el indicador para revalorizar el complemento fiscal a las pensiones se realiza entre el valor más alto entre el IPC y el Salario Medio. En este caso, mientras el IPC ha crecido en Navarra un 0,6%, en el caso del Salario Medio el incremento ha sido del 1,8%, es decir, tres veces más, y 7,2 veces superior al 0,25% que se incrementan el resto de pensiones en el Estado.

Así, las personas perceptoras de pensiones de viudedad percibirán un total de 10.084,72 euros (9.906,4 euros +1,8%) y el resto de las pensiones contarán con 9.804,77 euros (9.631,40 euros +1,8%).

Tras el último cambio legal impulsado por el Gobierno de Navarra, la desgravación que disfrutaban las personas con pensiones de viudedad se extendió a todas las pensiones inferiores a la cuantía antes citada, siempre que los ingresos familiares no superen una determinada cuantía. Por ello, se espera llegar a unas 22.000 personas con un coste anual tras el incremento de este año de 23,5 millones de euros frente a los 3,2 millones destinados a las aproximadamente 10.000 viudas que venían cobrando esta desgravación antes de la reforma.

Las personas que perciben pensiones de viudedad, ya desde el pasado año se les incrementó la cuantía en la misma cantidad que la subida del SMI de 2017 (un 8%), y al resto de pensionistas se les equiparaba a esta cuantía en tres años. Estos últimos, además del 1,8% de incremento de este año, se les añade un incremento del 3% adicional (el pasado año fue un 2%) previsto para 2018, y el próximo año 2019 verán igualmente incrementado esa cuantía en un 3% a añadir a lo que se revaloricen por la vía ordinaria.

El vicepresidente de Derechos Sociales del Ejecutivo foral, Miguel Laparra, ha hecho una valoración "muy positiva" de la medida. "Las pensiones de las personas viudas y resto de pensionistas, lejos de peder capacidad adquisitiva (que se produciría si el incremento fuera inferior al IPC de Navarra), se van a revalorizar en un 1,8% equivalente al incremento del salario medio de Navarra".

Laparra ha añadido que "cuando aprobamos la norma, introdujimos unos criterios claros: garantizar vía IPC que no se pierda capacidad adquisitiva e incrementar las pensiones en la medida en que crece la riqueza de Navarra, en este caso, en la medida en que crecen los salarios medios de Navarra".

Para el cobro de estas deducciones fiscales adicionales a las pensiones bajas hay dos vías. Las personas viudas pueden solicitar el cobro anticipado mes a mes, y el resto de pensionistas percibe la cuantía total del año en el momento de hacer la declaración de la renta. Las primeras verán incrementadas sus pensiones el próximo mes de febrero con carácter retroactivo desde enero, y el resto lo percibirán cuando realicen la declaración de la renta de 2018.

Preguntado Laparra por la petición del PSN de que las pensiones se actualizaran con el SMI, que ha subido un 4 por ciento, ha manifestado que "esas quejas eran totalmente injustificadas". "La ley se aprobó por unanimidad y preveía un régimen de actualización de las cuantías que establecían los dos índices", ha expuesto, para incidir en que el SMI "no es la referencia".

A su juicio, "es positivo que no sea la referencia porque hay muchos años en que el SMI no ha crecido o menos que el IPC". "En general, en términos históricos ha sido un mal índice", ha opinado, para exponer que "los índices que se introducen en la legislación de 2017 sí que permiten garantía absoluta de la capacidad adquisitiva y además posibilidades de mejora".