Expectación en el Palacio de Justicia de Pamplona ante la lectura del fallo de la sentencia de 'La Manada'

Expectación en el Palacio de Justicia ante la sentencia sobre 'La Manada'.
EUROPA PRESS
Actualizado 26/04/2018 13:14:24 CET

PAMPLONA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

La lectura del fallo de la sentencia de la supuesta violación grupal de los Sanfermines de 2016 este jueves ha generado una gran expectación mediática en el Palacio de Justicia de Pamplona, cinco meses después de que finalizara la vista oral el pasado 28 de noviembre.

Alrededor de 60 medios se han acreditado para seguir la lectura del fallo. Será el presidente de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra quien dé a conocerlo en el acto que tiene lugar a las 13 horas en la sala de vistas 102, en la primera planta del Palacio de Justicia. No obstante, la lectura se ha retrasado unos minutos.

En el exterior del Palacio de Justicia se han congregado esta mañana numerosos periodistas a la espera de la llegada de los abogados de la defensa de los acusados así como de los representantes de la joven denunciante.

La lectura del fallo será en audiencia pública de manera que los periodistas acreditados pueden entrar en el interior de la sala si bien no pueden introducir dispositivos. Además, el gabinete de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Navarra distribuirá a los medios la señal institucional de audio y vídeo de la lectura pública del fallo.

La Policía Foral ya ha cerrado el pasillo que da acceso a la sala de vistas para controlar la zona. Está previsto que a la lectura del fallo acceda también público, entre ellos, alumnos de Periodismo de la Universidad de Navarra.

Las televisiones y radios interesadas pueden seguir en la sala de prensa del Palacio de Justicia -ubicada también en la primera planta- la señal institucional con sus magnetos. Se han instalado dos pantallas de televisión en dicha sala para que los periodistas puedan seguir el acto en directo.

No estarán en la sala de vistas los cinco acusados en esta causa y sí sus abogados, así como la fiscal, la acusación particular y las acusaciones populares ejercidas por el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona.