Detenidos dos hombres en Sevilla y Badajoz acusados de distribuir pornografía infantil

Macbook ordenador oscuro
SIMON COCKS/FLICKR/CC
Actualizado 01/10/2012 11:06:05 CET

GRANADA/SEVILLA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Granada ha concluido la Operación Abuelito con la detención de dos hombres, uno en Badajoz y otro en la localidad sevillana de Puebla de Cazalla, por supuestamente distribuir pornografía infantil a través de un portal de intercambio de archivos de Internet.

Según explica la Benemérita en un comunicado, fue un vecino de la localidad granadina de Armilla el que denunció ante la Guardia Civil que se había descargado lo que él creía que sería un archivo de música de Internet, concretamente del portal 'Emule', bajo el nombre de 'La década de los sesenta', y se había encontrado con un vídeo pornográfico "en el que intervenían menores de edad".

Ante esta declaración, la Guardia Civil inició una investigación y el primer paso fue remitir a la Unidad Técnica de Policía Judicial de la Dirección General una copia del archivo en cuestión para que fuese incluido en el aplicativo VICUS, programa informático que sirve a la Guardia Civil para buscar archivos de contenido pedófilo en Internet.

Así, el mencionado programa detectó que ocho usuarios en España distribuían dichas imágenes por Internet a través del programa de intercambio de archivos 'Emule'. Como seis de estos usuarios ya estaban encartados en otras operaciones que la Guardia Civil tiene abiertas, los agentes granadinos centraron sus pesquisas en los dos usuarios restantes, un vecino de Badajoz y otro de Puebla de Cazalla (Sevilla).

Una vez autorizados por la autoridad judicial competente, los agentes granadinos se desplazaron a sendas localidades y registraron los domicilios de los que luego fueron detenidos, tras intervenirles "miles de archivos de alto contenido pedófilo".

Desde el año 2008 la Guardia Civil sigue las recomendaciones del Tribunal Supremo que dice que la posesión de al menos seis ficheros de contenido pedófilo colma las exigencias del artículo 189.2 del Código Penal, por la existencia de dolo en la posesión de dicho material pornográfico, y por lo tanto posibilita la detención de su poseedor como presunto autor de un delito relativo a la prostitución y corrupción de menores.

De esta manera, respecto a estos dos casos, el detenido en Badajoz tenía en su poder 11.445 archivos de contenido pedófilo; y el detenido en la localidad sevillana poseía 2.036 archivos, "obviamente muchos más archivos de los seis recomendados".