Meerkat, la app de 'streamings' en directo que ha "enfadado" a Twitter

Actualizado 23/03/2015 17:59:50 CET

MADRID, 23 Mar. (Portaltic) -  

   Meerkat, una nueva 'app' cuya imagen está protagonizada por un suricato (como Timón en El rey león) sobre un fondo amarillo, se ha convertido en un rival para Twitter en sus tan sólo dos semanas de vida. En este tiempo esta aplicación de vídeo en streaming ha conseguido conquistar a miles y miles de usuarios haciendo que la red social de microblogging empiece a "tenerle miedo".

   El uso de Meerkat es muy sencillo. Una vez instalada la aplicación, el usuario tendrá que inscribirse con su cuenta de Twitter, grabar un vídeo y pulsar el botón "Stream". En ese momento la retransmisión aparece en su muro de Twitter. Una vez que el evento que se está retransmitiendo llega a su fin, el vídeo desaparecerá de la red al no ser que el usuario quiera guardarlo en su dispositivo.

   El pasado 27 de febrero llegó a la Apple Store y desde entonces no ha parado de cosechar éxito. Este éxito ha preocupado a Twitter que lo ve como una amenaza, según explican desde BBC, por las pretensiones de la red de 'microblogging' en el mundo del vídeo. Esta amenaza se ha hecho realidad con la prohibición por parte de Twitter de acceder a la lista de personas a la que sigues desde Meerkat.

   Es decir, al registrarte en Meerkat, la aplicación accede a tu lista de seguidores y a las personas que sigues en Twitter gracias a la API de la red de 'microblogging'. Lo hacía con el objetivo de que cada vez que alguien a quien conocías hacía un streaming, Meerkat enviaba una notificación.

   Después de la decisión de Twitter de cortar este acceso, sólo se podrá acceder a la retransmisión viendo el tuit que lo anuncia. Por el momento la red social de microblogging no ha hecho ninguna declaración al respecto.

   Twitter cortó el acceso a la información de los usuarios el mismo día que compraba Periscope, una aplicación que casualmente tiene el mismo objetivo.

   En este sentido, no es la primera vez que Twitter capa de alguna forma a otras aplicaciones dentro de sus dominios para favorecer sus intereses. Hace unos años, cuando Twitter estaba en pleno proceso de expansión con la integración de fotografías directamente en su plataforma y con la adquisición de Vine, decidió dejar de insertar las publicaciones de Instagram, que ahora permenacen invisibles en el 'timeline' y obligan a seguir la URL.