fondo
Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 31/08/2011 08:00

Recorrido histórico

El explorador de archivos de Windows: de MS-DOS a Windows 8

MADRID, 31 Ago. (Portaltic/EP) -

   Uno de los apartados de los sistemas operativos de Microsoft más populares siempre ha sido el explorador de archivos. En los SO de Microsoft siempre se han podido ver evoluciones de su explorador enfocadas a mejorar su utilización y facilitar la navegación. Ahora, en pleno proceso de diseño y programación de Windows 8, la compañía hace memoria para ver cómo ha evolucionado su sistema y presentar cómo será en la próxima versión.

   Parte del éxito de Windows entre los usuarios ha sido su sencillez. Los iconos y ventanas facilitaron el acceso a los contenidos y los sistema de exploración de archivos supusieron toda una revolución para los usuarios, pero no siempre ha sido así. El equipo encargado del desarrollo de Windows 8 hace memoria en el blog 'Construyendo Windows 8' sobre la evolución de este sistema.

   La primera referencia del explorador de archivos se remonta a MS-DOS (Windows 1). El sistema de código ofrecía a los usuarios un método de navegación basado en comandos. Como se puede ver en la captura, la información se limitaba a líneas de texto para organizar los contenidos y en la parte superior aparecían las distintas unidades de almacenamiento que podían contener archivos.

   Los nostálgicos recordarán con cariño el sistema aunque reconocerán que se ha ganado en facilidad de uso y en velocidad con las siguientes versiones.

   El primer cambio importante en el explorador de archivos llegó con Windows 3.0. La compañía introducía un nuevo diseño que rompía con el anterior. En Windows 3, el explorador ya presentaba de forma más gráfica la organización por carpetas y permitía dividir la pantalla para ver los contenidos alojados en cada directorio.

   En el diseño de Windows 3.0, con más peso gráfico, también destaca la aparición de los menús de archivo, disco o opciones, situados en una barra superior. Este tipo de diseño se imponía y marcaría el resto de desarrollos ofrecidos por la compañía, que apostaron por seguir facilitando la navegación.

TRIUNFO DE LO VISUAL

   En las siguientes versiones de Windows, Microsoft continúo su línea de diseño aumentando su apuesta por sistemas más visuales. La máxima expresión de esta filosofía fue Windows XP, una de las versiones más populares del sistema. En XP la compañía ofrecía un diseño más sofisticado, basado en imágenes y sobre todo en menús desplegables.

   La navegación se optimizaba con menús desplegables situados en la parte izquierda del explorador que permitían al usuario acotar el volumen de opciones mostradas en pantalla. El menú con las opciones de archivo o edición se mantenían en la parte superior y se añadía un segundo bloque de opciones entre las que destacaban volver o distintos modos de visualización de archivos.

   Un aspecto destacado es la aparición en la columna izquierda de la opción detalles, un menú desplegable que informa de datos y características de los archivos seleccionados por los usuarios. Con XP Microsoft mejoraba la visualización y daba más oportunidades de personalización del volumen de información mostrado y de métodos para su consumo (en lista o en mosaico entre otros).

   El siguiente cambio radical del diseño ya es parte del presente y se ha producido con Windows 7, el sistema más reciente de Microsoft en el mercado. El diseño es totalmente distinto a los anteriores aunque mantiene gran parte de su filosofía. Mantiene las posibilidades de personalización de XP y añade nuevas opciones entre las que se encuentran organizar o nuevo archivo. La compañía ha buscado situar de forma visible algunas de las opciones más utilizadas por los usuarios principalmente pare hacer más rápido el sistema.

   Además de estos cambios, el explorador de Windows 7 tiene cambios en su estructura, motivados por los cambios efectuados en el propio sistema respecto a sus antecesores. El usuario tiene acceso en la parte lateral izquierda a un menú desplegable para navegar entre las librerías establecidas por Windows 7, documentos, música o descargas entre otras. Además, en este mismo apartado, se puede acceder a información compartida por una red de equipos entre los que se encuentra el ordenador o acceder a la conocida opción de Mi PC.

   También destaca en Windows 7 el apartado de descripción de los archivos cambia de lugar. Mejora su visibilidad y se sitúa en la parte inferior de la pantalla en lugar de en la columna izquierda.

EL FUTURO ES WINDOWS 8

   El recorrido histórico sobre el explorador de archivos de Windows finaliza con el diseño de su próxima versión, Windows 8. La compañía ha he hecho memoria con el fin de mostrar cómo será la próxima versión del navegador y que los usuarios puedan apreciar las diferencias.

   Microsoft retoma la idea de incidir en la información visual más que en la escrita. Por ello ha optado por un diseño muy similar al de las últimas versiones de Office.

   Las pestañas toman el relevo a los menús desplegables y forman grandes grupos de acciones. Como ocurre en Office, las posibilidades de acción quedan localizadas en función de su naturaleza y el usuario tiene una navegación más intuitiva.

   El diseño es un cambio significativo respecto a los anteriores, pero mantiene la filosofía de Microsoft. Se trata de un nuevo capítulo en la historia del explorador de Windows, que promete seguir creciendo en busca del sistema perfecto para los usuarios.

   Enlaces relacionados:

   - Blog 'Haciendo Windows 8' (http://blogs.msdn.com/b/b8/archive/2011/08/26/improvements-in-windows-explorer.aspx)

ÚLTIMAS NOTICIAS

Más leídas

Visto en PortalGeek

comments powered by Disqus