Everybody's Golf: jugabilidad sencilla y una gran personalización para disfrutar al máximo del golf

Everybody's Golf PlayStation 4
CLAP HANZ
Everybody's Golf Everybody's Golf Everybody's Golf Everybody's Golf
Publicado 08/10/2017 11:29:51CET

   MADRID, 8 Oct. (EDIZIONES/Portaltic) -

   La compañía japonesa Clap Hanz, aunque sea una desarrolladora bastante pequeña, es de las pocas que pueden presumir de tener una saga de videojuegos con diez entregas. Hablamos de Everybody's Golf, una franquicia que desde 1997 ha ofrecido títulos sencillos para jugar al golf desde la consola de una manera entretenida.

Esta saga ha tenido entregas numeradas --y también algunos 'spin-off' de tenis-- para todas las consolas de PlayStation, aunque el último juego que sacó Clap Hanz fue Everybody's Golf 6, en 2011, para PS3 y PS Vita, quedando la saga interrumpida desde entonces.

   Seis años después, Clap Hanz vuelve a la industria con un reinicio la saga y dejando atrás el orden numérico con Everybody's Golf para PlayStation 4, título en el que mezcla unas notables aportaciones nuevas con los buenos y viejos aspectos que ha tenido esta saga desde siempre. Uno de estos aspectos es la jugabilidad basada en las barras de fuerza, que apenas ha cambiado en sus casi 20 años de historia y tampoco lo ha hecho para su última entrega.

   El proceso para jugar a Everybody's Golf es muy sencillo, tan solo hay que apuntar con el 'joystick' y pulsar X para seleccionar la potencia del golpe. El segundo paso es el más importante, pues medirá la precisión con la que se lanza la pelota. Si el jugador es capaz de pulsar X cuando lo indique la barra, la pelota irá en una trayectoria perfecta a su destino, pero si falla, el lanzamiento se desviará a los lados.

   La sencillez de los controles convierte a Everybody's Golf en un juego perfecto para los más pequeños de la casa, e incluso el título presenta cierta ayuda. Un ejemplo de ello se puede ver cuando la pelota entra en el 'green' --zona final donde se encuentra el hoyo--. Si se acerca lo suficiente al hoyo, este activa un 'modo tornado' que succiona la pelota. Por supuesto, esta herramienta puede desactivarse para que no todo sea tan fácil.

   Aunque pulsar el botón X no es una simulación tan realista, al contrario que las opciones que ofrecía el minijuego de golf del ya clásico Wii Sports, los aficionados a este deporte disfrutarán con el sorprendente realismo del que presume Everybody's Golf.

En este sentido, el jugador debe tener muy en cuenta factores externos como el viento, la dirección del terreno o la parte del campo en la que se encuentra --especialmente en los búnkeres de arena, de los cuales es especialmente tedioso salir--. Otro detalle muy realista se da con las bolas y su desgaste si se golpea con demasiada fuerza o si acaban en el agua o en la arena demasiadas veces. Esto se traduce que al final de la partida la pelota puede no seguir la trayectoria indicada si ha sufrido daños.

NUEVOS AVATARES

   Pero antes de empezar con los 'swings' hay que escoger al personaje con el que se va a jugar. En este sentido, Everybody's Golf añade una nueva y curiosa función de personalización del avatar, que permite cambiar los rasgos, el cuerpo, el color de piel, el tamaño... es decir, ofrece una gran cantidad de posibilidades, y además este editor permite crear más de un personaje y modificarlos las veces que se quiera.

Una vez esté creado el personaje, el siguiente paso es acudir a la Isla del Golf, el escenario principal del juego donde tiene lugar toda la acción. Primero, hay que superar un tutorial para aprender todas las modalidades básicas del título, aunque teniendo en cuenta la sencillez de sus controles, este tutorial se hace demasiado largo.

   Tras ello, el jugador ya puede explorar todo lo que le ofrece el extenso paraje de Isla del Golf, aunque con unas limitaciones. Everybody's Golf incluye cinco extensos campos de golf de 9 a 18 hoyos, aunque al principio del juego solo estará disponible uno de ellos. Para desbloquear los terrenos restantes, habrá que competir contra una gran cantidad personajes en el modo 'offline', un reto divertido pero que puede llegar a ser excesivamente largo.

Por ello, si el jugador se ha cansado de competir tantas veces contra la máquina, puede distraerse y pasárselo bien en el modo multijugador, que permite que hasta cuatro personas jueguen a la vez en el modo local y dos en el modo 'online'.

    Otro punto a favor de este juego es la gran cantidad de cámaras que hay para variar la perspectiva del jugador a la hora de dar el golpe, así como la enorme variedad de palos de golf que hay disponibles para probar. Además, estos palos se pueden mejorar si el usuario hace buenos golpes, por lo que el desafío de desbloquear los campos podrá hacerse más fácil.

MUCHO MÁS QUE GOLF

   La Isla del Golf ofrece al jugador muchas experiencias relacionadas con este deporte. Una de las cosas más gratificantes que se pueden hacer en este título es explorar todo el terreno en un carrito de golf --que habrá que desbloquear-- para acceder a los terrenos de juego. Eso sí, las pantallas de carga entre el escenario principal y los distintos campos de golf son demasiado largas.

   Pero no todo es jugar al golf en Everybody's Golf. Con la exploración de la Isla, se pueden encontrar personajes que harán preguntas al usuario sobre este deporte, así como monedas escondidas que pueden ser usadas para comprar nuevos polos y pantalones para el avatar en la tienda de ropa. Incluso hay zonas habilitadas para la pesca, por si el jugador se cansa de darle a la pelota.

   En cuanto al apartado de imagen y sonido de Everybody's Golf, el jugador puede encontrarse con pros y contras. El apartado gráfico del título goza de paisajes y entornos muy realistas y de gran calidad, pero los mezcla con el aspecto más animado de los personajes, un contraste que puede gustar o decepcionar dependiendo del jugador. Por otra parte, todo el juego tiene letras y audio en español, aunque las frases que dicen los personajes son algo cortas. Una vez más, esto depende del gusto del jugador.

   Aunque hay algunos fallos en Everybody's Golf, como las excesivamente largas pantallas de carga, el juego lo compensa con una jugabilidad sencilla apta para todos los públicos. Lo mejor: probar la calidad de uno mismo y de los amigos en las partidas multijugador.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies