Caen un 14,31% las emisiones de CO2 d e la electricidad a comienzos de 2018 gracias a la lluvia y el viento

Nuevo generador onshore 4.8-158
GE RENEWABLE ENERGY - Archivo
Publicado 31/03/2018 12:02:36CET

   MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El viento y la lluvia de principios de año ha permitido reducir las emisiones de CO2 del sector eléctrico un 14,31 por ciento entre los meses de enero y febrero respecto al mismo periodo de 2018, según datos de Red Eléctrica de España.

   Así, en los dos primeros meses del año se han emitido 11.373.479 toneladas de CO2, 5.571.617 toneladas de CO2 en enero y 5.801.862 toneladas de CO2 en febrero, mientras que en los mismos meses del año 2017 se alcanzaron 13.272.797 toneladas de CO2 (7.880.199 en enero y 5.392.598 en febrero).

   De estas emisiones de este año, más de la mitad de las de enero, 3,07 millones de toneladas de CO2 y 3,5 millones de toneladas de CO2 en febrero se debieron al carbón; y 926.158 toneladas de febrero y 1,037 millones febrero, fueron emitidas por el ciclo combinado (con gasoil como principal combustible).

   Por su parte, las emisiones procedentes de electricidad generada con fuel + gas alcanzaron 463.905 toneladas en enero y 434.893 toneladas en febrero.

   Hace un año, en febrero de 2017 la electricidad ocasionó 5.392.972 toneladas de CO2, de las que 3.340.224 se debieron al carbón; 411.754 toneladas DE CO2 al fuel + gas; 761.479 toneladas de CO2 al ciclo combinado.

   En enero de 2017, de las 7.880.199 toneladas de CO2 generadas por la electricidad, la mayor parte se debieron al carbón, con 5.117.837 toneladas de CO2, seguidas por las 1.319.176 del ciclo combinado y de las 465.272 toneladas de CO2 de fuel + gas.

   En el conjunto de 2017 las emisiones de CO2 del conjunto del sector eléctrico alcanzaron 74,9 millones de toneladas de CO2, tras dispararse a consecuencia de la sequía un 17,8 por ciento, de acuerdo con los datos de Red Eléctrica Española.

   De estas, a lo largo de 2017 las fuentes renovables cubrieron el 33,3 por ciento de la producción eléctrica peninsular frente al 40,8 por ciento del año anterior. Se trató del pero dato de los últimos cinco años, precisamente por la caída del 48,4 por ciento de la energía hidráulica respecto al año 2016.

   En 2017 la hidráulica apenas cubrió el 7 por ciento de la demanda, frente al 14,2 por ciento de 2016 y esta se sustituyó principalmente por el carbón, que aumentó a lo largo del año un 17 por ciento respecto al anterior y de los ciclos combinados, con un 13,9 por ciento, frente al 10,2 por ciento de 2016.

   En total, en lo que va de marzo de 2018, las fuentes renovables generaron el 56,6 por ciento de la electricidad, que sumado al 19,1 por ciento generada por la nuclear, suman un 75,7 por ciento de electricidad proveniente de fuentes no emisoras de CO2.

LA HIDRÁULICA CRECE POR LAS SUCESIVAS BORRASCAS

   La principal causa detrás de este aumento experimentado en lo que va de 2018 está en las sucesivas borrascas y las abundantes precipitaciones que han dejado y que han elevado la producción de electricidad con energía hidráulica un 58,9 por ciento en marzo y un 66,1 por ciento la eólica.

   En total hasta el 25 de marzo la electricidad procedente de fuentes de energía libre de CO2 alcanzó el 75,7 por ciento del total y en lo que va de año supone un 57,1 por ciento del total. Así, en lo que va de mes la producción de energía procedente de fuentes renovables ha aumentado un 49,9 por ciento y supone un 19,8 por ciento de incremento en lo que va de año.

   Con este incremento, en lo que va de mes otras fuentes de energía no emisoras de CO2 han experimentado una reducción del 14,9 por ciento en el caso de la nuclear; del 25,9 por ciento en el caso de la solar fotovoltaica y un 57 por ciento la solar térmica.

   Además, hasta el 25 de marzo, fruto de este incremento en la hidráulica y la eólica, la producción eléctrica a base de carbón, que sí emite CO2 se redujo un 17,4 por ciento y el ciclo combinado un 10,9 por ciento.

   Según han explicado fuentes de Red Eléctrica de España a Europa Press, el año 2017, a diferencia de lo que está ocurriendo en los últimos dos meses fue en general un año seco y pausado en cuanto al viento. Si bien, han añadido que las lluvias se han sumado a los embalses de consumo hidroeléctrico principalmente en el mes de marzo, ya que cerraron febrero con unas reservas del 31 por ciento.

   Durante el mes de febrero, la hidráulica también experimentó un importante crecimiento, aunque no tanto como los primeros 25 días de marzo, con un 20,5 por ciento más que en el mismo mes de 2017, aunque en los dos primeros meses del año generó el 13,8 por ciento del total de la electricidad.

   Sin embargo, el carbón generó en febrero de 2018 un 5,6 por ciento más que el año anterior y el ciclo combinado un 30,5 por ciento más que en el mismo mes del año pasado, mientras que la eólica se ha reducido este en el presente mes de febrero un 5 por ciento respecto al año pasado y la nuclear generó ese mes un 3,9 por ciento menos que en el mismo mes de 2017.