En España se producen 16.000 accidentes anuales por colisiones con animales

Actualizado 11/05/2012 14:45:35 CET

MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

En España se produjeron alrededor de 16.000 accidentes de tráfico con animales en la calzada durante 2010, según un estudio del Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), que señala que en estos sininiestros, hubo 332 accidentes con víctimas, con 8 personas fallecidas, 40 heridas graves y 445 heridas leves.

La mayoría de los accidentes con animales que se producen en carreteras convencionales son causados por animales silvestres, según informa RACC. La gravedad de un accidente en el que haya implicado el atropello de un animal es "similar" a la del resto de accidentes que se dan en España, con un 11 por ciento de víctimas mortales y graves respecto al total de víctimas (accidentes con animales) mientras que en el número de accidentes totales se sitúa en un 12 por ciento.

Entre los animales silvestres, el jabalí es el animal que más accidentes causa (31 por ciento), mientras que entre los animales domésticos es el perro, frecuentemente canes abandonados, el que mas riesgo genera en las carreteras (23,7 por ciento). En la mayoría de casos, estos accidentes no son colisiones directas con el animal, sino salidas de calzada por movimientos de evasión incorrectos realizados por el propio conductor para evitar la colisión.

Además, los accidentes que provocan daño a los ocupantes del vehículo se producen habitualmente como consecuencia de impactos con obstáculos en los márgenes de la carretera. Según estudios realizados por la DGT en 2004, las zonas de España donde se producen una mayor cantidad de accidentes de tráfico con animales son Castilla y León (Soria, León, Burgos) y las provincias de la cornisa cantábrica.

Por otro lado, para reducir el número de accidentes provocados por animales silvestres, es necesario "actuar de forma preventiva". Para ello, es "indispensable" establecer un mapa de corredores naturales de fauna y aplicar allí donde se considere oportuno las diferentes medidas asociadas para cada animal autóctono de la zona, evitando siempre, el "efecto barrera". De este modo, la creación de pasos superiores e inferiores de fauna, la instalación de vallados perimetrales, dispositivos de disuasión artificial y el uso de señalización dinámica "son algunas medidas que dan buenos resultados preventivos".

RACC aconseja a los conductores reducir la velocidad en zonas boscosas y al pasar por lindes de bosques o campos con poca visibilidad, así como prestar atención al realizar trayectos nuevos que atraviesan bosques. Además, aconseja que en caso de encontrar un animal silvestre en o al borde de la carretera, cambiar a luces de cruce si lleva las luces de largo alcance, frenar controladamente y tocar la bocina; continuar circulando a baja velocidad y finalmente, si la colisión es inevitable, forzar mejor un choque controlado que una evasión incontrolada y para ello, se aconseja sujetar bien el volante, seguir recto y frenar.

En caso de no poder evitar el accidente con animales, recomienda detenerse de manera controlada (asegurar el lugar del accidente e iniciar medidas de auxilio), avisar a la policía o entidad responsable de la zona para que retiren el animal accidentado y observar las normas de proteccion animal. Se puede encontrar más informacion en 'http://consejosconducir.racc.es/animales'.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies