Natalia Peiro, primera mujer secretaria general de Cáritas: "Somos muchísimas las que estamos detrás"

Natalia Cáritas, secretaria general de  Cáritas
CÁRITAS ESPAÑOLA
Actualizado 15/12/2017 18:40:25 CET

   MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Natalia Peiro se ha convertido en la primera mujer en ser secretaria general de Cáritas Española en los 70 años de historia de la institución, después de que los obispos españoles ratificaran su nombramiento. Este hecho es para ella un "reto" y un "peso" que siente como un "compromiso fuerte". Pero no se siente como la única que pone "rostro de mujer a la organización. "Somos muchísimas las que estamos detrás", ha asegurado para recordar que el 70 por ciento de los voluntarios y contratados de la organización son mujeres.

   Así lo ha asegurado en una entrevista con Europa Press, en la que resalta que el liderazgo de las mujeres en Cáritas Española, en las cáritas diocesanas y en las parroquias es "inmenso". "Siempre he tenido muy claro que las mujeres son las que sostienen las familias y las comunidades --asegura desde su experiencia en el campo de la cooperación internacional--. Eso es así también en Cáritas y yo soy una más. Me alegro de poder disfrutar de este privilegio, de este regalo, y de poder representarlas de alguna manera a ellas".

   En todo caso, prefiere ver su nombramiento como algo "normal" que responde a "la realidad de los tiempos" y, aunque asegura que siempre se ha sentido bien tratada trabajando en Cáritas y vinculada a la Iglesia, no le cabe duda de que su nombramiento es "un gesto que mucha gente va a apreciar".

    "En todos los mensajes que estoy recibiendo en estos días muchísimas personas están felices de que sea una mujer --revela--. Creo que es un signo importante y vamos a tomarlo con alegría y que sea uno de muchos más". En esta línea, recuerda las palabras del Papa Francisco cuando afirmó este año que "una Iglesia sin mujeres es como un colegio apostólico sin María". "El papel de la mujer en la Iglesia es muy grande, no se puede entender la Iglesia sin las mujeres y tenemos que estar cada día más activas", enfatiza.

INVISIBILIDAD DE LA POBREZA

   Por otro lado, Peiro no quiere dejar de recordar que ya formaba parte del equipo liderado por el anterior secretario general, Sebastián Mora, en un periodo sacudido por una profunda crisis económica de la que ahora surge un escenario social, según comenta, en el que las necesidades de muchas personas que todavía siguen estando en situación de pobreza, exclusión e injusticia, quedan invisibilizadas. Por ello, racalca que uno de los retos de Cáritas Española es no dejar que se olvide a esas personas y ayudarles a salir del círculo de la pobreza con "innovación y creatividad".

   Y hacerlo desde la Iglesia, porque Cáritas es su acción social organizada. Es, tal y como recuerda, "la misma Iglesia". "Es la Iglesia trabajando por los demás, organizando a la comunidad para que se vuelque con los más pobres", rememora.

   En España, el mensaje de la entidad es que el 70 por ciento de los hogares no han percibido la recuperación económica y que las personas que están en pobreza se separan de los demás. "La sociedad se hace más desigual y eso nos preocupa muchísimo --explica--. Cuando vemos que hay un 15 por ciento de las personas que atiende Cáritas a las que tenemos que acompañar durante más de 6 años... Eso es muchísimo tiempo para poder salir de una situación injusta, para no poder por si misma sacar adelante a su familia, cubrir sus necesidades o tener un trabajo que le permita vivir con dignidad".

   Además, también constata que tener un empleo no es suficiente para no estar en pobreza y quiere poner "mucho énfasis" en el hecho de que hay una situación de precariedad laboral o trabajadores pobres.

INDIFERENCIA ANTE LOS MIGRANTES

   Peiro no se olvida tampoco del reto migratorio y lamenta que la UE no cumpla sus responsabilidades de acogida, que no se las exija a determinados gobiernos y que a la sociedad "no le importe mucho". "Algo no hemos hecho bien las organizaciones sociales para que a la sociedad no le importe que haya gente que se muere en el mar, en el camino, en el tránsito por venir a una Europa que sueñan y que les cierra las puertas", critica, al tiempo que compromete sus esfuerzos para cambiar la actitud de todos y, con ello, hacer que la de los gobiernos también cambie.

   La nueva secretaria general, que ha dirigido durante los últimos dos años el departamento de Comunicación de Cáritas, promete estar muy atenta a las necesidades de la gente y de la comunicación "para poder hace cambios significativos para la vida de las personas" a las que ayudan.

   Y para ello es fundamental el apoyo de los particulares a través del volumen de recursos, que "empieza a estabilizarse", según asegura Peiro, también con un "pequeñito" incremento de las personas que donan. De hecho, esta Navidad, han lanzado la campaña 'Se parte' con el objetivo de que todas esas personas formen parte de la solución contra la pobreza. Asimismo, afirma que las empresas sigue mostrando su apoyo pero insiste en el reto de evitar la "invisibilidad" de las necesidades sociales, que hace que muchas personas piensen que no hace tanta falta.

   Respecto al apoyo público, cuenta que Cáritas todavía no tiene una foto completa del impacto de la autonomización del reparto del 0,7% del IRPF destinado a fines sociales para valorar si en el camino se ha perdido algo del compromiso que la gente quería tener hacia las organizaciones y los fines sociales.

EL VALOR DE LAS ORGANIZACIONES ESTATALES

   En cualquier caso, defiende el "papel fundamental" de las organizaciones estatales" como "colchón" frente a la crisis. "Perder toda esa articulación estatal y que todo sea descentralizado en el sector social tenemos que ver si es para bien por la cercanía del servicio o si supone algunos problemas", reflexiona.

   Sin embargo, aclara que "sin ninguna duda" todas las personas, más allá del lugar donde vivan, tienen que tener los mismas oportunidades y los mismos derechos sociales cubiertos. "Ninguna descentralización puede ser en perjuicio de una persona que lo necesitan y una persona que necesita un apoyo en una comunidad autónoma no puede recibir menos que otra que lo necesita en otra", recalca.

   Sobre la crisis catalana, Peiro recuerda que la Iglesia es una organización muy descentralizada que nace del territorio y que todas las diócesis de Cataluña tienen su cáritas, así como todas las diócesis de España. Por ello, ha asegurado que han intentado estar en comunión con ellos y acompañarles y que la situación ha afectado en el sentido de verse una "sociedad rota, dividida", tanto en Cataluña como en España.

   Finalmente, insiste en que para Cáritas los protagonistas son los pobres. "Lo que queremos es evaluar con cualquier política que sea efectiva qué es lo que le está pasando a las personas que más sufren. Si cualquier proceso les afecta para peor, estaremos ahí para apoyarlo y denunciarlo", ha concluido.