PSOE y Unidos Podemos piden 6 años de cárcel para el atropello de ciclistas, tres menos que el PP

Accidente en Campillos en el que murieron dos ciclistas
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 23/03/2018 13:09:25 CET

Ciudadanos pide que, en casos de homicidio, el periodo mínimo de retirada del carné se eleve hasta los 18 meses

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El PSOE y Unidos Podemos proponen penas de seis años de prisión para delitos de imprudencia al volante con grado de muerte, lo que supone dos años más de los que ahora recoge el Código Penal, pero tres menos de los planteados por el PP en la reforma que se tramita en el Congreso.

En concreto, la iniciativa legislativa del Grupo Popular apuesta por calificar siempre como imprudencia grave la conducción que atenta contra la integridad de las personas en los siguientes tres supuestos: cuando se comete un delito contra la seguridad vial por exceso de velocidad, cuando se hace bajo la influencia de drogas, o bajo la influencia de alcohol.

Hasta ahora, el juez valoraba si la imprudencia había sido grave, menos grave o leve, de acuerdo con las circunstancias concurrentes en el hecho. Con la nueva regulación propuesta, en cualquiera de estos tres supuestos no cabrá margen de interpretación y se considerará imprudencia grave en cualquier caso. Las penas máximas pasan así de cuatro a nueve años.

REDUCIR EL MARGEN DE DISCRECIONALIDAD

Sin embargo, tanto PSOE como Unidos Podemos no coinciden con este planteamiento y han registrados varias enmiendas a estos artículos. En el texto de los socialistas proponen que, en caso de homicidio imprudente al volante, el juez pueda imponer la pena "en su mitad superior" o, "excepcionalmente, la pena superior en grado", lo que dejaría la pena máxima a imponer en seis años.

Según ha explicado a Europa Press el portavoz del PSOE en materia de Seguridad Vial, Pablo Bellido, se trata de que el juez tenga una "horquilla más cerrada". El diputado, advierte de que, con la propuesta del PP, los magistrados tienen tanto margen que un juez puede imponer dos años y medio o nueve años de prisión por un mismo delito.

"El PSOE lo que pide es que un siniestro por imprudencia grave, que ahora tiene una pena máxima de cuatro años, pueda se condenado a hasta seis años, viendo las consecuencias del suceso: exceso de velocidad, si el conductor iba bebido o drogado o si se da a la fuga", ha apuntado.

AMBIENTE DE ACUERDO

Bellido ha reconocido, además, que entres las principales fuerzas políticas están "muy cerca" de conseguir un acuerdo en esta materia, de cara al futuro debate de esta reforma en el Congreso.

De hecho, las enmiendas de la formación de Pablo Iglesias van en la misma línea que los socialistas, porque no consideran razonable que la calificación de una conducta como imprudencia grave y como conducción temeraria "se base en criterios distintos". Además, señala que la redacción que plantea el PP pude ser contraria a la presunción de inocencia.

Del mismo modo, señalan que elevar de cuatro a seis años las penas máximas de prisión es "suficiente para delitos imprudentes" en los que, a su juicio, "el desvalor se sitúa principalmente en el desvalor de la acción ya que el desvalor del resultado depende relevantemente del azar que puede escapar al control del sujeto activo".

En cuanto a las enmiendas presentadas por Ciudadanos, no tocan este punto, pero sí llaman a elevar las penas mínimas de privación de del derecho a conducir en el caso de que haya muertos. Así, si el PP plantea que este tipo de delitos al volante supongan entre uno y seis años de retirada de carné, los naranja elevan a 18 meses la sanción mínima.