El PSOE aprueba introducir en sus programas electorales una apuesta "firme" por el desarrollo sostenible

Actualizado 14/01/2007 16:31:45 CET

Contempla subir el precio del agua, fomentar el alquiler, facilitar VPO para familias con dependientes y mejorar financiación municipal

MARBELLA (MALAGA), 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

La II Conferencia Política del PSOE-A celebrada este fin de semana en Marbella (Málaga) bajo el lema 'Desarrollo sostenible. El mundo natural de crecer' ha concluido con la aprobación por unanimidad del documento marco, en el que se se establecen las medidas que los socialistas consideran necesarias para hacer real su apuesta por el dsarrollo sostenible, defendiendo en todo momento que la sostenibilidad no es sinónimo de "freno al desarrollo, sino de un desarrollo ordenado y coherente", algo que "resulta imprescindible para acabar con el urbanismo depredador".

El documento, que servirá de base para los próximos programas electorales socialistas en elecciones municipales y autonómicas, ha sido discutido en cuatro comisiones de trabajo (Desarrollo sostenible; Ordenación del Territorio; Derechos sociales, vivienda y modelo de ciudad; y Ciclo integral del agua) con el objetivo de facilitar el debate y de analizar cada una de las cuestiones desde las que debe ser entendido el desarrollo sostenible.

Para explicar el contenido final del docuemnto, intervieron cuatro de los ponentes que han participado en los trabajos en comisión. Así, en cuanto a la comisión sobre 'desarrollo sostenible', intervino la vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huelva y candidata a la Alcaldía onubense, Manuel Parralo; para informar sobre la comisión de 'Sostenibilidad y orden del territorio' el presidente de la Diputación de Málaga, Salvador Pendón, mientras que el diputado nacional y candidato a la Alcaldía de Granada, Javier Torres Vela, intervino para explicar el apartado dedicado a 'Derechos sociales, vivienda y modelo de ciudad', para terminar la alcaldesa de Jerez de la Frontera (Cádiz), Pilar Sánchez, que concretó el contenido referido al 'Ciclo integral del Agua'.

En el documento, el PSOE-A establece como principio general que "las previsiones de crecimiento de las ciudades y pueblos que recogen los nuevos planes urbanísticos han de estar plenamente justificadas" y rechaza los modelos que parten de la "multiplicación de nuevos núcleos urbanos o los crecimientos excesivos en mancha de aceite que generan conflictos urbanos entre unos municipios y otros".

En el texto se incluye un apartado específico sobre 'Vivienda y Modelo de Ciudad' en el que se defiende que las previsiones de crecimiento que se fijen en los planes urbanísticos deben realizarse en función de criterios como "las tendencias reales de evolución de la población y las actividades productivas, el grado de ejecución de los planeamientos anteriores, la vinculación de los crecimientos residenciales con la generación de empleo, la valoración de los crecimientos en coherencia con el ámbito territorial en que se inserta cada municipio y con la dotación de servicios necesaria y los criterios de cohesión social".

También abogan por favorecer el "modelo de ciudad compacta y diversificada que hemos heredado" e impulsar el crecimiento "en torno a núcleos urbanos ya existentes para corregir la dispersión urbanística y consolidar ciudades y pueblos de calidad que integren residencias, servicios y lugares de trabajo, potencien la cohesión social de los barrios y garanticen la seguridad", para lo que consideran necesario que las barriadas "superen sus déficit de equipamientos de infraestructuras y servicios del transporte a través de políticas integrales que permitan su configuración como auténticos barrios y nuevos centros de las ciudades andaluzas".

Los socialistas apuestan también por la "rehabilitación y mejora de los barrios y centros de la ciudad consolidada" con el objetivo de "elevar la calidad de vida cotidiana de la ciudadanía andaluza" evitando una "expansión urbanística indiscriminada que no garantiza los servicios, infraestructuras y equipamientos que demanda la ciudadanía".

Asimismo, anunciaron que la "plusvalía" que se derive del desarrollo urbanístico de los municipios será reinvertida por los ayuntamientos en beneficio de los ciudadanos, mejorando la calidad de las ciudadanes y poniendo más servicios a disposición de los habitantes.

En el documento el PSOE-A apuesta por crear un "impuesto ecológico" con carácter finalista sobre el agua con el objetivo de fomentar su "buen uso" mediante el establecimiento de un "sistema de tarifas que permita repercutir adecuadamente los costes de explotación del servicio acometiendo las inversiones en infraestructuras necesarias", así como por impulsar el "ajuste de la demanda ciudadana a la oferta posible de agua" para evitar una "sobreutilización de los recursos disponibles".

En el apartado 'Ley de la Gestión del Ciclo Integral' se establece que "el avance en la consolidación de sistemas supramunicipales es muy importante, pero conviene dotarlo de instrumentos normativos que garanticen la buena prestación del servicio con la estabilidad necesaria, independientemenete de los avatares políticos de cada corporación municipal, y a la vez resuelva la cofinanciación de las infraestructuras mediante un precio común a todos los municipios andaluces".

VIVIENDAS DE 150 METROS PARA FAMILIAS CON DEPENDIENTES

Por otro lado, los socialistas incluyen en el texto una apuesta por ampliar la tipología de las VPO de cara a facilitar una vivienda de 150 metros cuadrados a las familias que asuman a su cargo a discapacitados o personas mayores dependientes. Así, dejan claro el compromiso socialista con que una de cada tres viviendas de nueva construcción sea de carácter público, así como que los poderes públicos sean los que intervengan en la planificación de las ciudades y que no dejen el crecimiento de las ciudades a lo que marque el mercado.

Mediante una enmienda transaccional, se ha incorporado al texto la advertencia de la necesidad de que el Gobierno autonómico proceda a la creación de un fondo específico que permita a los ayuntamientos contar con los recursos necesarios para proceder a la expropiación de los suelos previstos en los planes para vivienda pública.

"PREMIAR E INCENTIVAR EL ALQUILER"

Asimismo, apuestan por fomentar la vivienda de alquiler, para lo que destaca la puesta en marcha de medidas que beneficien a los propietarios que decidan alquilar sus viviendas. Estas medidas podrían ser traducidas en bonificaciones fiscales. De esta forma, rechazaron una enmienda para crear un impuesto sobre las viviendas que permanecen vacías y que no salen al mercado.

También se subraya el objetivo de mejorar la calidad de la vivienda, con idea de cumplir los nuevos códigos de edificación y permitir unos certificados de calidad y una carta de derechos y obligaciones de los usuarios de estas viviendas.

'DE PUNTILLAS' SOBRE LOS CAMPOS DE GOLF

El PSOE apuesta por evitar que se proceda a la edificación residencial en la franja litoral, aunque no se admitió una enmienda de los socialistas de Almería, en la que se precisaba la necesidad de evitar la edificación hasta 500 metros de la franja litoral.

Se especifica la necesidad de impulsar un pacto nacional cuyo objetivo sea el de poner en marcha medidas destinadas a lograr una mayor financiación de las administraciones locales. Además, se incorpora a petición de la ministra de Cultura, Carmen Calvo, una enmienda en la que se concreta la necesidad de que la Cultura se convierta en un elemento fundamental en el desarrollo de la sostenibilidad.

Por último, una cuestión curiosa es que el documento aprobado, que servirá de referencia a la hora de elaborar los programas electorales, 'pasa de puntillas' por uno de los aspectos más espinosos en relación con el urbanismo, la regulación de los campos de golf. Sólo se realizan dos referencias, pero sin entrar en la regulación desde el punto de vista urbanístico.