Actualizado 24/08/2012 13:29 CET

El musicólogo Philipp Tagg reflexiona sobre la importancia de músicas populares en medios audiovisuales

Joaquín López, Phillip Tagg y Eduardo Viñuela
EUROPA PRESS

BAEZA (JAÉN), 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El reconocido musicólogo Philipp Tagg ha reflexionado durante esta semana sobre la importancia de las músicas populares en los medios audiovisuales con el objetivo de "integrar las músicas populares dentro de la enseñanza no solo pare crear grandes instrumentalistas sino para que todo el mundo pueda llegar a esos objetivos" ha explicado Tagg a Europa Press.

Philipp Tagg participó el pasado lunes en el curso ofertado por la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en su Sede Antonio Machado de Baeza (Jaén) 'Músicas urbanas y medios audiovisuales: del cine y la televisión a los nuevos entornos digitales', dirigido por los doctores en Historia y Ciencias de la Música, Joaquín López González y Eduardo Viñuela Suárez.

Tagg reveló a Europa Press que lo que le parece más interesante de la música que va acompañada de imágenes es que "se trata de una música que permanentemente está invisible, que queda enterrada y que no se le presta atención pero que, aun así, dirige las emociones y simpatías del espectador". En este sentido, ha matizado que este contenido ideológico queda determinado por "decisiones políticas que toman el director y el compositor al hacer la película".

Con respecto a los objetivos de la música en los medios audiovisuales, Tagg ha comentado que en los primeros años del cine mudo uno de los primeros objetivos de la música era tapar el ruido de la calle y el que generaba los proyectores de cine. Más tarde, comenzó a acompañar a la imagen porque sin sonido podían asimilarse a un sueño y, posteriormente, "se convirtió en algo necesario que siempre acompañaba a las imágenes porque la gente se había habituado a ese uso".

Pero, tal como ha señalado, hoy en día la música es "importantísima" y puede realizar infinidad de funciones cuando acompaña a una imagen. Así, ha destacado que puede servir para reforzar o remarcar los movimientos de las imágenes; también como contrapunto entre distintas imágenes que genera distintos significados en el espectador o incluso para indicar momentos históricos, expresar los sentimientos de los personajes o lugares determinados.

En cualquier caso, la música, según Philipp Tagg, funciona mejor cuanto más inconsciente sea el espectador de lo que está escuchando. "Generalmente, para que funcione, el espectador no deber ser consciente, las imágenes y el sonido deben crean un todo, excepto en algunas ocasiones que se quiere usar como contrapunto".

Por último, el musicólogo Philipp Tagg ha señalado que lo más importante de la música en los medios audiovisuales "no es el sonido real, sino el sonido que esa música evoque". Y es que, tal como ha explicado, "de las cuatro horas al día que pasamos escuchando música, dos horas lo hacemos a través de los medios audiovisuales".